Gas­ta­re­mos más en ga­so­li­na

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

con­su­mo co­mo el pa­sa­do año. Las in­ver­sio­nes se­gui­rán cre­cien­do, aun­que a un­rit­mo más­len­to las de bie­nes de equi­po, fru­to de ra­len­ti­za­ción en el cre­ci­mien­to de la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial. No así su­ce­de­rá en la cons­truc­ción, don­de se es­pe­ra una cier­ta re­cu­pe­ra­ción, aun­que es cier­to que es­ta­rá con­cen­tra­da en lu­ga­res con­cre­tos de la geo­gra­fía, co­mo Ca­ta­lun­ya. El sec­tor in­mo­bi­lia­rio, por su par­te, con­so­li­da­rá la re­cu­pe­ra­ción, co­mo ex­pli­ca el pro­fe­sor Gar­cía Mon­tal­vo en la pá­gi­na 2 de Di­ne­ro.

Las ex­por­ta­cio­nes se­gui­rán a buen rit­mo –un 4,6%– gra­cias en bue­na par­te a un eu­ro que se de­be ir de­pre­cian­do con res­pec­to al dó­lar y a que Eu­ro­pa se­gui­rá com­pran­do. Yaun­que­sea­di­fí­cil de ima­gi­nar, el turismo pue­de vi­vir de nue­vo un año ex­ce­len­te, si los 12 millones de tu­ris­ta ex­tran­je­ros pres­ta­dos des­de 2010 y que van cre­cien­do ca­da año –el úl­ti­mo los de Tur­quía– por la si­tua­ción de vio­len­cia en paí­ses com­pe­ti­do­res, se man­tie­nen. Y, vis­to lo vis­to es­tas úl­ti­mas se­ma­nas, na­da in­di­ca que no va­ya a ser así...

Si to­do trans­cu­rre se­gún lo pre­vis­to, el 2017 se­rá el año en que re­cu­pe­ra­re­mos el ni­vel de PIB de an­tes de la cri­sis (si no lo he­mos re­cu­pe­ra­do ya a fi­na­les de es­te cuar­to tri­mes­tre), pe­ro no pue­den pa­sar­se por al­to una se­rie de ries­gos de ca­la­do, que de­ben lle­gar des­de el ex­te­rior.

El pri­me­ro es lo que va­ya a su­ce­der en Es­ta­dos Uni­dos. Nun­ca un fu­tu­ro pre­si­den­te ha­bía acla­ra­do tan po­co cual va a ser su po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca. Sí pa­re­ce que va a ha­cer cre­cer el gas­to en in­fra­es­truc­tu­ras, des­re­gu­lar el mun­do fi­nan­cie­ro y re­cor­tar im­pues­tos, lo que pue­de, de al­gu­na ma­ne­ra afec­tar a to­do el mun­do, se­gún sea la res­pues­ta que de la Re­ser­va Fe­de­ral a los ti­pos de in­te­rés. La pre­vi­sión de tres subidas que hoy se es­pe­ra po­dría cam­biar, se­gún se desa­rro­lla­sen los acon­te­ci­mien­tos. Y los efec­tos que po­dría te­ner en los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros y de di­vi­sas afec­ta­rían a mu­chos paí­ses, so­bre to­do emer­gen­tes en­deu­da­dos. Tam­po­co que­da muy cla­ro có­mo se va a plas­mar el de­seo pro­tec­cio­nis­ta men­cio­na­do una y otra vez por Trump, más allá de la rup­tu­ra de tra­ta­dos in­ter­na­cio­na­les, ni có­mo aca­ba­rá la bom­ba de re­lo­je­ría que su­po­ne el tra­ta­mien­to a la in­mi­gra­ción. Y que­da la lí­nea geo­po­lí­ti­ca ex­te­rior –con Ru­sia, so­bre to­do– co­mo una in­cóg­ni­ta adi­cio­nal que pue­de afec­tar la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Del Bre­xit, que tan­to aplau­de Trump, ha­bla­mos en la pá­gi­na si­guien­te.

Otro ries­go es el del pe­tró­leo. Los acuer­dos de los paí­ses OPEP y no OPEP pue­den dar un gi­ro a la ten­den­cia de es­tos años. Los gu­rús ya ha­blan de 60 o 70 dó­la­res el pre­cio del ba­rril, co­mo Bar­clays que apun­ta un 30% de subida en 2017 y un 60% en 2019. Es­tá por ver có­mo se aca­ba y cuál es la reac­ción de los ame­ri­ca­nos que no han fir­ma­do na­da y que con es­tos pre­cios pue­den vol­ver a po­ner en mar­cha ex­plo­ta­cio­nes de frac­king que a pre­cios me­no­res no son ren­ta­bles y cuál pue­de ser su efec­to re­equi­li­bra­dor en el mer­ca­do. Más in­fla­ción y arras­tre de ma­te­rias pri­mas pa­re­cen se­gu­ros.

Y que­dan, por su­pues­to, in­te­rro­gan­tes de or­den po­lí­ti­co con in­ci­den­cia di­rec­ta en la eco­no­mía. El mun­do ban­ca­rio ita­liano, por ejem­plo, se­gui­rá dan­do­mu­cho­que ha­blar, con pro­ba­bles elec­cio­nes a lo lar­go del año. Dón­de sí son se­gu­ras es en Fran­cia, Ho­lan­da y Ale­ma­nia, en las no hay na­da es­cri­to...

GREMLIN / GETTY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.