¿Hay fu­tu­ro pa­ra las pen­sio­nes?

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES -

So­lu­cio­nes Las di­fi­cul­ta­des del sis­te­ma de pen­sio­nes son el re­sul­ta­do de una se­rie de pro­ble­mas a los cua­les no se han pues­to ni si­quie­ra par­ches

To­dos es­ta­mos preo­cu­pa­dos por nues­tra ju­bi­la­ción. Los ex­per­tos es­tu­dian có­mo es­ti­rar el ar­ca de las pen­sio­nes y nos pro­po­nen re­for­mas, ca­si to­das cor­to­pla­cis­tas. Pe­ro pa­ra so­lu­cio­nar los pro­ble­mas hay que ver pri­me­ro de dón­de vie­nen y evi­tar así par­ches de du­ra­ción li­mi­ta­da. Las di­fi­cul­ta­des por las que atra­vie­sa el sis­te­ma de pen­sio­nes es­pa­ñol son el re­sul­ta­do de una se­rie de pro­ble­mas a los cua­les no se han pues­to ni tan si­quie­ra par­ches. A con­ti­nua­ción enume­ro los más im­pac­tan­tes.

En el año 2060 vi­vi­re­mos en un país don­de el prin­ci­pal gru­po de po­bla­ción ten­drá más de 70 años. Hay que bus­car in­cen­ti­vos pa­ra que ser pa­dres no sea una car­ga, pa­ra que la con­ci­lia­ción la­bo­ral sea un de­ber y no un de­re­cho, pa­ra que el desa­rro­llo pro­fe­sio­nal de las mu­je­res no se vea en­tor­pe­ci­do, pa­ra que criar y edu­car a los hi­jos sea co­sa de dos, pa­ra que los abue­los dis­fru­ten de sus nie­tos. Ha­cer cre­cer la pi­rá­mi­de de­mo­grá­fi­ca no se ha­ce de un día pa­ra otro.

La re­cien­te cri­sis ha pro­vo­ca­do un ajus­te sa­la­rial que ha blo­quea­do el desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial de las fa­mi­lias y del país. Ne­ce­si­ta­mos una po­lí­ti­ca sa­la­rial y de ren­tas que fre­ne la pre­ca­rie­dad y la de­sigual­dad por­que de es­te mo­do po­dre­mos ga­ran­ti­zar un plan de pen­sión digno y es­ta­ble.

La cri­sis tam­bién ha des­trui­do em­pleo, es­pe­cial­men­te en­tre los que no tie­nen for­ma­ción, pe­ro tam­bién ha fre­na­do el ac­ce­so de los nue­vos li­cen­cia­dos o pro­fe­sio­na­les que ven co­mo des­pués de años de uni­ver­si­dad y más­ters, su tra­ba­jo, si lo con­si­guen, es de mi­leu­ris­ta. Di­cen que Es­pa­ña tie­ne un ex­ce­so de uni­ver­si­ta­rios y que se es­tán es­tu­dian­do carreras sin fu­tu­ro. El Gobierno, las uni­ver­si­da­des, las em­pre­sas y la so­cie­dad en ge­ne­ral no pue­den man­te­ner­se pa­si­vos an­te es­tos cam­bios, de­be­mos de­ci­dir qué trans­for­ma­cio­nes re­quie­re el sis­te­ma edu­ca­ti­vo.

Las nue­vas tec­no­lo­gías evo­lu­cio­nan con tal ra­pi­dez que no nos da tiem­po a asi­mi­lar­las y aun­que ge­ne­ran em­pleo, de mo­men­to es in­fe­rior al que des­tru­yen. La ro­bo­ti­za­ción y la di­gi­ta­li­za­ción se es­tán ex­pan­dien­do en to­dos los sec­to­res y son ne­ce­sa­rias pa­ra crear em­pre­sas com­pe­ti­ti­vas. Pe­ro no se pue­den apli­car pen­san­do en la in­me­dia­tez y pre­ju­bi­lan­do a pro­fe­sio­na­les pre­pa­ra­dos por de­ba­jo de los 60 años. Nue­va­men­te es­ta­mos abo­can­do la res­pon­sa­bi­li­dad de la so­cie­dad del bie­nes­tar a las ar­cas del Es­ta­do. An­te es­tas si­tua­cio­nes qui­zás ha­bría que re­plan­tear­se im­pues­tos y de­duc­cio­nes fis­ca­les por dis­tin­tos con­cep­tos, de ma­ne­ra que se pue­dan ge­ne­rar aho­rros o au­men­tos de in­gre­sos que equi­li­bren un po­co más la ba­lan­za y que no des­equi­li­bren el sis­te­ma de pen­sio­nes.

Aca­ba de co­men­zar una nue­va le­gis­la­tu­ra en la cual se ne­ce­si­ta­rá mu­cho diá­lo­go y con­sen­so. No po­de­mos de­jar pa­sar más tiem­po sin pen­sar en so­lu­cio­nes a me­dio pla­zo que pue­dan me­jo­rar el fu­tu­ro de las pen­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.