El vehícu­lo eléc­tri­co cir­cu­la a me­dio gas

Au­men­tan las ven­tas en el 2016 gra­cias al plan Movea, pe­ro su cuo­ta so­bre el to­tal si­gue sien­do muy mi­no­ri­ta­ria

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

A prin­ci­pios del 2016 nos pre­gun­tá­ba­mos si se­ría de­fi­ni­ti­va­men­te el año del co­che eléc­tri­co. El buen arran­que ini­cial de las ven­tas así lo in­di­ca­ba: en los dos pri­me­ros me­ses se ven­die­ron en Es­pa­ña una cuar­ta par­te de los vehícu­los eléc­tri­cos co­mer­cia­li­za­dos en to­do el 2015, se­gún da­tos de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Fa­bri­can­tes de Au­to­mó­vi­les y Ca­mio­nes (An­fac). Sin em­bar­go, tras 13 me­ses con­se­cu­ti­vos de cre­ci­mien­tos, las ven­tas pi­sa­ron el freno en sep­tiem­bre debido al fin del plan Movea, que ofre­cía ayu­das a la com­pra de es­te ti­po de vehícu­los.

A pe­sar de la des­ace­le­ra­ción de los úl­ti­mos me­ses del año, en el con­jun­to del 2016 las ven­tas de vehícu­los eléc­tri­cos se in­cre­men­ta­ron en un 51,5%, un cre­ci­mien­to ca­si cin­co ve­ces su­pe­rior al re­gis­tra­do en el to­tal de tu­ris­mos co­mer­cia­li­za­dos, que ha si­do del 11%. “A ini­cios de año se es­pe­ra­ba que el vehícu­lo eléc­tri­co re­gis­tra­ra un cre­ci­mien­to en li­nea con el con­jun­to del mer­ca­do” –in­di­ca Adol­fo Ran­dul­fe de An­fac–, pe­ro gra­cias al plan Movea las ven­tas se ani­ma­ron.

Sin em­bar­go, la cuo­ta de es­te ti­po de vehícu­los si­gue sien­do muy po­co sig­ni­fi­ca­ti­va al re­pre­sen­tar tan só­lo el 1% del to­tal apro­xi­ma­da­men­te. Es de­cir, al vehícu­lo eléc­tri­co le que­da to­da­vía mu­cho ca­mino por re­co­rrer pa­ra lle­gar a ser una op­ción re­pre­sen­ta­ti­va. En es­te sen­ti­do An­fac sos­tie­ne que “los vehícu­los que uti­li­zan ener­gías al­ter­na­ti­vas pa­ra mo­ver­se ne­ce­si­tan de un ma­yor im­pul­so pa­ra au­men­tar su pe­so so­bre el to­tal del mer­ca­do”. Ran­dul­fe con­cre­ta pi­dien­do que se in­cen­ti­ve su com­pra y se ins­ta­len más pun­tos de re­car­ga.

Los que más apues­tan por el mo­tor eléc­tri­co si­guen sien­do las em­pre­sas. Des­con­tan­do los co­mer­cia­les (que son usa­dos bá­si­ca­men­te por em­pre­sas), más de la mi­tad de los vehícu­los eléc­tri­cos (el 56,54%) fue­ron com­pra­dos por em­pre­sas y ca­si uno de ca­da cin­co (el 18,20%) fue a pa­rar a ma­nos de al­qui­la­do­res. Los par­ti­cu­la­res re­pre­sen­tan tan só­lo el 25,26% de las ven­tas. Es­ta ten­den­cia es si­mi­lar a la re­gis­tra­da en el con­jun­to de tu­ris­mos ven­di­dos (in­de­pen­dien­te­men­te de su com­bus­ti­ble), don­de el ca­nal de em­pre­sas ha te­ni­do un ex­ce­len­te com­por­ta­mien­to debido a la re­no­va­ción y am­plia­ción de las flo­tas, que ha im­pul­sa­do el mer­ca­do. Pun­tos de re­car­ga Uno de los prin­ci­pa­les fre­nos del vehícu­lo eléc­tri­co en Es­pa­ña es la fal­ta de pun­tos de re­car­ga, co­mo apun­ta­ba an­te­rior­men­te Adol­fo Ran­dul­fe. “En los Paí­ses Ba­jos hay 25.000 pun­tos de re­car­ga –in­di­ca el ex­per­to de An­fac–, mien­tras que en Es­pa­ña só­lo hay 1.600 que sean ac­ce­si­bles al pú­bli­co, que su­man unas 4.500 to­mas, se­gún da­tos del Mi­nis­te­rio de Ener­gía, Tu­ris­mo y Agen­da Di­gi­tal”. Es de­cir, un país de só­lo 17 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes tie­ne 15 ve­ces más pos­tes de re­car­ga que Es­pa­ña, con un po­bla­ción de ca­si 47 mi­llo­nes.

Con el ob­je­ti­vo de im­pul­sar las ven­tas de vehícu­los eléc­tri­cos, el Ins­ti­tut Ca­ta­là de l’Ener­gia tie­ne pre­vis­to des­ti­nar un mi­llón de eu­ros a apo­yar las en­ti­da­des lo­ca­les pa­ra que im­plan­ten pun­tos de re­car­ga en em­pla­za­mien­tos es­tra­té­gi­cos y de fá­cil ac­ce­so des­de la red via­ria. El ob­je­ti­vo fi­nal de es­ta lí­nea de ayu­das es fa­ci­li­tar el des­plie­gue en Ca­ta­lun­ya de una red de in­fra­es­truc­tu­ra que se ba­se en la re­car­ga vin­cu­la­da y que cuen­te con el apo­yo de una só­li­da red de re­car­ga rá­pi­da de ca­rác­ter es­tra­té­gi­co pa­ra usos pun­tua­les y pa­ra lar­gos re­co­rri­dos in­ter­ur­ba­nos, ga­ran­ti­zan­do el su­mi­nis­tro en dis­tan­cias su­pe­rio­res a 100 ki­ló­me­tros.

¿Se­rá es­ta me­di­da su­ma­da a un nue­vo plan Movea el im­pul­so de­fi­ni­ti­vo que pre­ci­sa­ba el vehícu­lo eléc­tri­co pa­ra aca­bar de co­ger ve­lo­ci­dad? Si quie­ren co­no­cer la res­pues­ta no pier­dan de vis­ta el cuen­ta­ki­ló­me­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.