La me­di­da más jo­ven

Suit­supply La fir­ma fue crea­da en el 2000 por el ho­lan­dés Fok­ke de Jong pa­ra ofre­cer trajes a me­di­da

La Vanguardia - Dinero - - MARCAS QUE MARCAN - Margarita Puig

La sas­tre­ría mas­cu­li­na tie­ne en Suit­supply una de sus fir­mas más glo­ba­les, y sin em­bar­go, tam­bién de las más jó­ve­nes. Na­ci­da en Eu­ro­pa en 2000, en una industria en la que la mo­da rá­pi­da do­mi­na y la ar­te­sa­nía es­tá des­apa­re­cien­do, es­ta fir­ma in­tro­du­jo la op­ción in­ter­me­dia: sin re­nun­ciar a la aten­ción al de­ta­lle o la ca­li­dad, pro­po­ne un ser­vi­cio per­so­na­li­za­do pe­ro que no re­quie­re lar­gas es­pe­ras ni in­ver­sio­nes exa­ge­ra­das. La ra­zón del éxi­to de Suit­supply se pue­de re­su­mir en la prue­ba a cie­gas rea­li­za­da por el The

Wall Street Jour­nal, que equi­pa­ró un tra­je de es­ta fir­ma va­lo­ra­do en 600 eu­ros con uno de Ar­ma­ni de 3.600 eu­ros.

Expansión

Con es­ta fi­lo­so­fía, la fir­ma ha cre­ci­do has­ta con­se­guir pre­sen­cia en las prin­ci­pa­les ciu­da­des del mun­do. En la ac­tua­li­dad cuen­ta con se­ten­ta tien­das in­ter­na­cio­na­les en ciu­da­des co­mo Mi­lán, Lon- dres, Zú­rich, Áms­ter­dam, Nue­va York, To­ron­to, Shang­hái o Sin­ga­pur. Y, más re­cien­te­men­te (des­de el pa­sa­do mes de oc­tu­bre) en Ma­drid. La fir­ma ins­ta­ló su primera tien­da en Es­pa­ña en la ca­lle Vi­lla­nue­va (nú­me­ro 20). Cer­ca del Mu­seo Ar­queo­ló­gi­co Na­cio­nal del Ma­drid y del Par­que del Re­ti­ro, el es­ta­ble­ci­mien­to de 350 me­tros cua­dra­dos es­tá si­tua­do en una ca­lle que al­ber­ga al­gu­nas de las pri­me­ras mar­cas del mun­do.

Man­te­nien­do la fa­cha­da exis­ten­te del edi­fi­cio pa­ra ar­mo­ni­zar con la apa­rien­cia clá­si­ca de la ca­lle, en su in­te­rior han es­ta­ble­ci­do un di­ver­ti­do es­pa­cio don­de el ama­ri­llo se ex­tien­de des­de el mo­bi­lia­rio a los pro­ba­do­res y las pa­re­des. Es el es­ce­na­rio pa­ra ofre­cer las se­ñas de iden­ti­dad icó­ni­cas de Suit­supply: una co­lec­ción com­ple­ta de trajes y sas­tre­ría re­la­ja­da pa­ra el fin de se­ma­na. Y un sas­tre en el lu­gar pa­ra ha­cer los arre­glos al mo­men­to, per­mi­tien- do que los clien­tes sal­gan con la pren­da per­fec­ta y a la me­di­da exac­ta.

Sos­te­ni­ble

La mar­ca es pio­ne­ra por su ofre­ci­mien­to de “una sas­tre­ría real pa­ra hom­bres reales que se ale­ja de la in­va­sión de los trajes ready

to wear que im­pe­ra en los ar­ma­rios de una gran ma­yo­ría”, se­gún ex­pli­ca Fok­ke de Jong, director eje­cu­ti­vo y fun­da­dor. Pe­ro ade­más, Suit­supply es­tá com­pro­me­ti­da con el desa­rro­llo sos­te­ni­ble de su ne­go­cio. En es­te sen­ti­do, De Jong (na­ci­do y cria­do en Áms­ter­dam) re­cuer­da que “só­lo co­la­bo­ra­mos con ta­lle­res que cum­plen las nor­mas re­co­no­ci­das in­ter­na­cio­nal­men­te por la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo y Suit­suppy tam­bién es miem­bro de la Fair Wear Foun­dai­ton (FWF), que fo­men­ta unas con­di­cio­nes la­bo­ra­les óp­ti­mas en las fá­bri­cas tex­ti­les. En ca­li­dad de or­ga­ni­za­ción in­de­pen­dien­te, la FWF com­prue­ba el gra­do de cum­pli­mien­to de los pro­vee­do­res con el có­di­go de con­duc­ta del sec­tor tex­til”.

La com­pa­ñía es una em­pre­sa pri­va­da y, ade­más de sus pun­tos de ven­ta, tie­ne una pre­sen­cia muy fuer­te en el co­mer­cio elec­tró­ni­co. “Eso nos per­mi­te lle­var esa mis­ma sas­tre­ría de al­ta ca­li­dad y nues­tro ser­vi­cio per­so­na­li­za­do a clien­tes de to­do el mun­do”, ex­pli­ca Fok­ke de Jong. El director eje­cu­ti­vo exal­ta el es­pí­ri­tu li­bre de la fir­ma que “ca­si nun­ca si­gue los cá­no­nes es­ta­ble­ci­dos. De he­cho te­ne­mos otro rit­mo. Con­ver­ti­mos es­pa­cios in­tere­san­tes co­mo una vie­ja igle­sia, una ofi­ci­na áti­co o un gran loft en un am­bien­te có­mo­do y re­la­ja­do pa­ra nues­tros clien­tes.... So­mos co­mo ellos, bus­ca­mos nues­tro pro­pio es­pa­cio pa­ra sen­tir­nos có­mo­dos y en­con­trar nues­tro pro­pio es­ti­lo”.

Den­tro de es­te es­ti­lo de vida, Fok­ke de Jong con­si­de­ra que en­ca­ja “la má­xi­ma de la fir­ma que es la de com­bi­nar ta­len­to y crea­ti­vi­dad con la ar­te­sa­nía y la úl­ti­ma tec­no­lo­gía . Ofre­ce­mos así ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos, rá­pi­dos y efi­ca­ces”.

Suit­supply se ha es­pe­cia­li­za­do en sas­tre­ría mas­cu­li­na per­so­na­li­za­da de ca­li­dad, pe­ro sin co­las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.