Goo­gle

In­cre­men­ta las fun­cio­nes so­cia­les de sus ma­pas

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - Blan­ca Gis­pert

“¿Es­tá tu lis­ta de lu­ga­res gra­ba­da en tu me­mo­ria o ga­ra­ba­tea­da en una do­ce­na de no­tas post-it es­par­ci­das por tu ca­sa? ¿Al­gu­na vez has pro­me­ti­do a tus ami­gos que vi­si­tan tu cui­dad un co­rreo elec­tró­ni­co lleno de tus lu­ga­res fa­vo­ri­tos, só­lo pa­ra nun­ca ter­mi­nar de en­viar­lo?”, di­jo el ge­ren­te de pro­duc­tos de Goo­gle Maps, Zach Maier, al pre­sen­tar las no­ve­da­des que in­te­gra­rá la pla­ta­for­ma. A par­tir de aho­ra, los usua­rios ten­drán la po­si­bi­li­dad de crear lis­tas de lu­ga­res y ser­vi­cios, po­drán com­par­tir­las con sus ami­gos, y a la vez, se­guir las lis­tas de sus con­tac­tos. Así, ¿Goo­gle Maps se pa­re­ce ca­da vez más a una red so­cial?

En­ri­que San Juan, ex­per­to en re­des so­cia­les, ex­pli­ca que ha­ce tiem­po que Goo­gle Maps ha de­ja­do de ser un sim­ple ma­pa, que las nue­vas fun­cio­nes se su­man a los ele­men­tos so­cial es­que­la pla­ta­for­ma lle­va me­ses aña­dien­do, co­mo la po­si­bi­li­dad de pun­tuar y dar la opi­nión de es­ta­ble­ci­mien­tos y lu­ga­res, la op­ción de pe­dir un ta­xi o de co­no­cer el es­ta­do del trá­fi­co de una zo­na. Aho­ra, los usua­rios “to­da­vía tie­nen más in­cen­ti­vos de pa­sar más tiem­po en ella, de in­ter­ac­tuar y di­ver­tir­se”, mien­tras que las em­pre­sas “tie­nen más mo­ti­vos en au­men­tar la pu­bli­ci­dad”.

Si Goo­gle Maps aca­ba­rá en­gan­chan­do tan­to co­mo pa­ra ser una­red­so­cial na­die lo sa­be. Pe­ro los da­tos po­nen de ma­ni­fies­to el gran po­ten­cial de es­ta pla­ta­for­ma. Goo­gle Maps tie­ne más de 1.000 mi­llo­nes de usua­rios, tan­tos co­mo los que tie­ne Fa ce­bo ok, la ma­yor red so­cial de mun­do. Aho­ra, Goo­gle tie­ne las he­rra­mien­tas pa­ra con­ver­tir­la en su red so­cial de éxi­to, y ha­cer­lo sig- ni­fi­ca­ría aca­bar con su ma­yor frus­tra­ción. La fir­ma lle­va años in­ten­tan­do crear su red so­cial. Wa­ve, Buzz, Or­kut, son an­ti­guos (y des­co­no­ci­dos) ejem­plos de ello. El más re­cien­te es Goo­gle+, su red so­cial que en­glo­ba ser­vi­cios tan po­ten­tes co­mo Gmail o You­tu­be. Tie­ne más de 2.200 mi­llo­nes de usua­rios pe­ro só­lo 6 mi­llo­nes es­tán ac­ti­vos. La red es un fias­co. San Juan cuen­ta que efec­ti­va­men­te, Goo­gle+ no ha te­ni- do el eco es­pe­ra­do: “El ele­men­to que lle­va una red so­cial a su éxi­to es el com­po­nen­te emo­cio­nal, el he­cho de pa­sar un buen ra­to, en­tre­te­ner se. Goo­gle+, a pe­sar de ser un gran po­si­cio­na­dor, no triun­fa por­que es frío y abu­rri­do”. En sep­tiem­bre, Goo­gle in­ten­tó re­con­ver­tir­lo en pla­ta­for­ma de in­tere­ses, po­ten­cian­do las co­mu­ni­da­des y las co­lec­cio­nes de te­mas. Pe­ro en­ton­ces ya mi­ra­ba ha­cia otro la­do. So­nó la po­si­bi­li­dad que com­pra­ra Twit­ter. Es una es­tra­te­gia que si­gue su ho­mó­lo­go Mi­cro­soft, que ha ad­qui­ri­do Lin­ke­dIn y Sky­pe. Así, Goo­gle re­co­no­ce­ría su in­ca­pa­ci­dad en crear las re­des so­cia­les pe­ro ad­mi­ti­ría la im­por­tan­cia que tie­ne es­tar en ellas. Al fin y al ca­bo, es la me­jor for­ma de co­no­cer a los usua­rios. Pe­ro pa­re­ce que, de mo­men­to, su or­gu­llo le lle­va a in­sis­tir en crear su gran red so­cial. Aho­ra, con Goo­gle Maps.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.