‘Trum­por­tu­ni­dad’ pa­ra Mé­xi­co

Eco­no­mis­tas me­xi­ca­nos opi­nan que la agre­si­vi­dad co­mer­cial de Trump pue­de ser­vir pa­ra in­cen­ti­var cam­bios eco­nó­mi­cos y fre­nar la de­pen­den­cia im­por­ta­do­ra y ex­por­ta­do­ra

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Andy Ro­bin­son Mé­xi­co DF

Los es­pe­cia­lis­tas ha­blan del pe­li­gro de un mo­de­lo eco­nó­mi­co que de­pen­de del ex­te­rior Mé­xi­co ad­quie­re fue­ra mu­chos de los bie­nes de equi­po y tam­bién de con­su­mo

Pa­san ma­ni­fes­ta­cio­nes con bu­rros dis­fra­za­dos co­mo el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se. La pa­la­bra Tromp –así se pro­nun­cia en Mé­xi­co– se es­cu­pe en las ta­que­rías, jun­to con la pa­la­bra bra­vu­cón. Así que na­die lo di­ría en voz muy al­ta. Pe­ro hay unos cuan­tos eco­no­mis­tas en la Ciu­dad de Mé­xi­co –siem­pre es­cép­ti­cos con el mo­de­lo aper­tu­ris­ta y pri­va­ti­za­dor en bo­ga des­de la lle­ga­da de una tec­no­cra­cia neo­li­be­ral a la cú­pu­la del Par­ti­do de la Re­vo­lu­ción Ins­ti­tu­cio­nal (PRI) en los años ochen­ta–, que creen que Do­nald Trump, más que un desas­tre pa­ra Mé­xi­co pue­de re­pre­sen­tar una opor­tu­ni­dad. “Nues­tro mo­de­lo se co­lap­sa­ba ya y Do­nald Trump va a ace­le­rar el pro­ce­so; pro­vo­ca­rá un cam­bio de pa­ra­dig­ma y ten- dre­mos que bus­car una al­ter­na­ti­va por­que es­te no es un mo­de­lo via­ble”, re­su­me José Luis de la Cruz Ga­lle­gos, director del Ins­ti­tu­to de Desa­rro­llo In­dus­trial y Cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co (IDIC) en una entrevista man­te­ni­da en la Ciu­dad de Mé­xi­co.

De la Cruz, al igual que otros eco­no­mis­tas di­si­den­tes, co­mo José Ro­me­ro, Ali­cia Pu­ya­na o Ga­briel Es­qui­vel, del Co­le­gio de Mé­xi­co, ha­ce años que vie­nen ad­vir­tien­do so­bre el pe­li­gro de un “mo­de­lo de aper­tu­ra co­mer­cial ba­sa­da en la ex­por­ta­ción de im­por­ta­cio­nes”. El jue­go de pa­la­bras se re­fie­re a un ex­tra­ño fe­nó­meno: una eco­no­mía pe­li­gro­sa­men­te de­pen­dien­te de las ex­por­ta­cio­nes a EE.UU., im­por­ta la ma­yor par­te de los com­po­nen­tes de los bie­nes que ex­por­ta y, por tan­to, re­gis­tra un abul­ta­do dé­fi­cit por cuen­ta co­rrien­te, que ya es el 4,7% del PIB. Es el dé­fi­cit más al­to des­de los años an­te­rio­res a la ca­tas­tró­fi­ca cri­sis te­qui­la de 1994, cuan­do una sa­li­da de­vas­ta­do­ra de ca­pi­ta­les ex­ter­nos aguó la fies­ta de la fir­ma del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio. En el ca­so de las ma­qui­la­do­ras (em­pre­sas de­di­ca­das bá­si­ca­men­te al en­sam­bla­je de bie­nes de equi­po) en la ciu­dad fron­te­ri­za de Ciu­dad Juá­rez, el 90% de las pie­zas de los te­le­vi­so­res o te­lé­fo­nos que se ex­por­tan a EE. UU. pro­vie­nen del mis­mo país.

Y ahí es­tá el pro­ble­ma, di­ce De la Cruz. El mo­de­lo ma­qui­la­dor de im­por­tar, en­sam­blar y ex­por­tar, crea­do ha­ce me­dio si­glo en ciu­da­des de la fron­te­ra, co­mo Ti­jua­na y Ciu­dad Juá­rez, se con­vir­tió en la fór­mu­la de desa­rro­llo pa­ra to­da la eco­no­mía tras la fir­ma del TLC. “Mé­xi­co apos­tó por la aper­tu­ra eco­nó­mi­ca, pe­ro no creó una ba­se pro­duc­ti­va pa­ra com­pe­tir”, di­ce De la Cruz. “Nos he­mos con-

for­ma­do con ser una ba­se ma­qui­la­do­ra y re­cep­to­ra de in­ver­sión ex­tran­je­ra; una zo­na de trian­gu­la­ción en la que em­pre­sas asiá­ti­cas ex­por­tan com­po­nen­tes a Mé­xi­co, que lue­go se en­sam­blan pa­ra ex­por­tar a EE.UU.”.

Ro­me­ro ad­vier­te en su li­bro Los lí­mi­tes del cre­ci­mien­to en Mé­xi­co

que la enor­me pro­pen­sión a im­por­tar de las ex­por­ta­do­ras me­xi­ca­nas res­ta mar­gen pa­ra que las po­lí­ti­cas ma­cro­eco­nó­mi­cas pue­dan reac­ti­var la eco­no­mía y dejan im­po­ten­te al go­bierno me­xi­cano. “Por ca­da au­men­to del PIB de 100 dó­la­res, im­por­ta­mos 45 y eso ha­ce im­po­si­ble apli­car es­tí­mu­los fis­ca­les pa­ra reac­ti­var la eco­no­mía, ya que gran par­te del nue­vo gas­to se fil­tra ha­cia las im­por­ta­cio­nes; la úni­ca fuer­za que pue­de im­pul­sar la eco­no­mía es el cre­ci­mien­to de EE.UU. o una subida del pre­cio del pe­tró­leo o del turismo”, di­ce.

JOHN MOO­RE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.