La cla­se me­dia se reivin­di­ca

La Vanguardia - Dinero - - LIBROS - En­ric Llarch Eco­no­mis­ta

Apues­ta cla­ra El co­mer­cio tie­ne una po­ten­cia­li­dad evi­den­te co­mo as­cen­sor so­cial y me­ca­nis­mo de con­vi­ven­cia y da per­so­na­li­dad a las ciu­da­des

La cre­cien­te dua­li­dad so­cial que la glo­ba­li­za­ción y la cri­sis eco­nó­mi­ca es­tán ge­ne­ran­do en las so­cie­da­des oc­ci­den­ta­les es­tá ín­ti­ma­men­te li­ga­da y se re­pro­du­ce a ni­vel em­pre­sa­rial, es­pe­cial­men­te en el sec­tor de los ser­vi­cios per­so­na­les y, to­da­vía más, en el del co­mer­cio. Por una par­te, el sec­tor ha en­tra­do de­ci­di­do en los pro­ce­sos de glo­ba­li­za­ción y las eco­no­mías de es­ca­la, que has­ta no ha­ce mu­cho pa­re­cían ex­clu­si­vas de la ac­ti­vi­dad in­dus­trial. Gran­des con­glo­me­ra­dos co­mer­cia­les, ca­si siem­pre fru­to de una exi­to­sa es­tra­te­gia de in­te­gra­ción ver­ti­cal, ga­nan rá­pi­da­men­te cuo­ta de mer­ca­do y co­lo­ni­zan los es­pa­cios cen­tra­les de nues­tras ciu­da­des con una ofer­ta muy si­mi­lar. En el otro ex­tre­mo, el pe­que­ño co­mer­cio de pro­xi­mi­dad que­da ca­da vez más re­le­ga­do a los ba­za­res chi­nos y a los es­ta­ble­ci­mien­tos de con­ve­nien­cia re­gi­dos por in­mi­gran­tes pa­kis­ta­níes, ya que son los úni­cos co­lec­ti­vos dis­pues­tos a asu­mir los ni­ve­les de au­to­ex­plo­ta­ción ne­ce­sa­rios pa­ra so­bre­vi­vir. En me­dio nos que­dan los co­mer­cios de ori­gen au­tóc­tono, que tra­di­cio­nal­men­te han da­do ser­vi­cio y per­so­na­li­dad a nues­tros cen­tros co­mer­cia­les ur­ba­nos y los cua­les ca­da vez se en­cuen­tran más ex­clui­dos por la pre­sión de las gran­des mul­ti­na­cio­na­les en las zo­nas de má­xi­ma afluen­cia. Son co­mer­cios di­ná­mi­cos, con un ele­va­do sen­ti­do de la co­lec­ti­vi­dad y una al­ta im­pli­ca­ción en los asun­tos co­lec­ti­vos de su ciu­dad. Mu­chos han apro­ve­cha­do el cam­bio ge­ne­ra­cio­nal pa­ra ga­nar di­men­sión y eco­no­mías de es­ca­la con nue­vos es­ta­ble­ci­mien­tos a tra­vés de la mo­der­ni­za­ción de su ofer­ta y de sus for­mas de tra­ba­jar. A to­dos los que nos preo­cu­pa el pro­gre­so so­cial y eco­nó­mi­co de nues­tro país y nues­tras ciu­da­des te­ne­mos que ver con sim­pa­tía los es­fuer­zos de es­ta cla­se me­dia co­mer­cial por sub­sis­tir y pro­gre­sar en un en­torno al­ta­men­te com­pe­ti­ti­vo don­de, a me­nu­do, jue­gan con des­ven­ta­ja an­te las gran­des mul­ti­na­cio­na­les del sec­tor. To­dos los que sa­be­mos de la po­ten­cia­li­dad del co­mer­cio co­mo as­cen­sor so­cial y me­ca­nis­mo de con­vi­ven­cia, te­ne­mos que apos­tar por es­te ti­po de em­pre­sas co­mer­cia­les. To­dos los que que­re­mos con­ser­var la per­so­na­li­dad de nues­tras ciu­da­des y que tam­po­co desea­mos que en otros sec­to­res, co­mo la res­tau­ra­ción o la hos­te­le­ría, se re­pro­duz­ca es­ta clo­na­ción te­ne­mos que es­tar sa­tis­fe­chos y ex­pec­tan­tes por la cons­ti­tu­ción de la nue­va or­ga­ni­za­ción de co­mer­cian­tes que ba­jo el nom­bre de Re­tail.cat agru­pa to­dos los ejes co­mer­cia­les ur­ba­nos de Barcelona y las em­pre­sas y pa­tro­na­les me­dias más di­ná­mi­cas e in­no­va­do­ras. Una nue­va or­ga­ni­za­ción que sea ca­paz de de­fen­der con efi­ca­cia los in­tere­ses de sus co­lec­ti­vos –que son los que más se pa­re­cen a los in­tere­ses ge­ne­ra­les– y que con­tri­bu­ya a re­for­zar la com­pe­ti­ti­vi­dad a tra­vés de la co­la­bo­ra­ción en­tre las em­pre­sas que lo con­for­man.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.