Su­ti­le­za sen­so­rial

El des­ca­po­ta­ble me­dio de BMW in­vi­ta a sa­bo­rear la con­duc­ción placentera en com­pa­ñía de la bri­sa

La Vanguardia - Dinero - - PRUEBA - Da­niel Balcells

El BMW Se­rie 4 de 2014 mar­có el ini­cio de una nue­va era de mo­de­los des­ca­po­ta­bles pa­ra la mar­ca ale­ma­na. La nue­va ex­pre­sión es­té­ti­ca es­tre­na­da con el Cou­pé se ma­ni­fes­tó tam­bién a tra­vés del Ca­brio, más ele­gan­te, ex­pre­si­vo y dis­tin­gui­do si ca­be que la ver­sión ce­rra­da.

El in­com­pa­ra­ble pla­cer de con­du­cir a cie­lo abier­to al­can­za en es­ta ver­sión del mo­de­lo de ta­ma­ño me­dio de la fir­ma bá­va­ra el de­lei­te sen­so­rial com­ple­to. Con un ma­yor aplo­mo y di­na­mis­mo que los con­ver­ti­bles de la an­ti­gua Se­rie 3 (ca­rro­ce­ría más an­cha y dis­tan­cias en­tre rue­das y ejes más an­chas), el 430i ob­je­to de en­sa­yo de­mos­tró un equi­li­brio sen­ci­lla­men­te per­fec­to en­tre con­fort y de­por­ti­vi­dad.

Has­ta aquí, nor­mal pa­ra un ve- hícu­lo de te­cho du­ro prac­ti­ca­ble con la ex­clu­si­vi­dad, ca­li­dad y pe­di­grí que ate­so­ra BMW. Lo más sor­pren­den­te, sin em­bar­go, fue la im­pre­sio­nan­te efi­cien­cia lo­gra­da du­ran­te la prue­ba de lar­go re­co­rri­do.

Con­tra­ria­men­te a lo que po­dría su­ge­rir ini­cial­men­te el motor de la uni­dad ele­gi­da –un po­de­ro­so blo­que de ga­so­li­na de dos li­tros y 252 CV de po­ten­cia con trans­mi­sión au­to­má­ti­ca–, su desem­pe­ño ener­gé­ti­co re­sul­tó ex­ce­len­te, lo­gran­do me­dias reales de con­su­mo en­torno a los 7 l/100 km, con li­ge­ras va­ria­cio­nes al al­za o a la ba­ja en fun­ción del ti­po de con­duc­ción des­ple­ga­da. Un re­gis­tro cuan­to me­nos me­ri­to­rio, sino bri­llan­te, con­si­de­ran­do que la ci­fra ho­mo­lo­ga­da por el fa­bri­can­te se si­túa en 5,9 li­tros a los 100.

La con­fi­gu­ra­ción me­cá­ni­ca de su pro­pul­sor, un 4 ci­lin­dros de in­yec­ción di­rec­ta con tur­bo e in­ter­coo­ler, jun­to con las me­di­das Ef­fi­cien­tDy na mics im­ple­men­ta­das en to­dos los Se­rie 4 per­mi­ten em­pa­re­jar ren­di­mien­to y aho­rro de com­bus­ti­ble.

Por au­to­pis­ta, a ve­lo­ci­da­des es­tric­ta­men­te le­ga­les y con el mo­do de con­duc­ción Eco Pro ac­ti­vo (que per­mi­te re­ba­jar el gas­to de car­bu­ran­te has­ta un 20%), la au­to­no­mía con el de­pó­si­to lleno al­can­zó los 735 km, to­da una ges­ta pa­ra un trac­ción tra­se­ra de pres­ta­cio­nes de­por­ti­vas y orien­ta­do al dis­fru­te del con­duc­tor.

En­tre sus se­cre­tos pa­ra al­can­zar da­tos tan par­cos fi­gu­ran su ca­ja de cam­bios au­to­má­ti­ca de 8 ve­lo­ci­da­des con fun­ción de “pla­neo” y des­co­ne­xión de gru­pos secundarios, una rá­pi­da y efec­ti­va fun­ción Au­to Start & Stop, el sis­te­ma de re­cu­pe­ra­ción de ener­gía de fre­na­do y una ae­ro­di­ná­mi­ca op­ti­mi­za­da me­dian­te cor­ti­nas y con­duc­tos la­te­ra­les de guia­do del ai­re.

So­no­ri­dad y si­gi­lo

Sin lle­gar a emi­tir el so­ni­do ron­co y pro­fun­do, clá­si­co de los seis ci­lin­dros en lí­nea de los BMW de an­ta­ño, es­ta mo­to­ri­za­ción pro­por­cio­na una agra­da­ble mu­si­ca­li­dad me­cá­ni­ca, tan­to a ba­jas vuel­tas (don­de des­ta­ca por su fi­nu­ra) co­mo en la zo­na al­ta del cuen­ta­rre­vo­lu­cio­nes, cuan­do se apre­cia con cla­ri­dad un tono más agre­si­vo y des­ga­rra­do. Es­ta “sin­fo­nía” se go­za so­bre­to­do con el te­cho re­co­gi­do, mien­tras que si cir­cu­la­mos con és­te des­ple­ga­do, su ex­cep­cio­nal ais­la­mien­to acús­ti­co y ae­ro­di­ná­mi­co per­mi­te via­jar con un con­fort de mar­cha que no di­fie­re res­pec­to al de cual­quier ber­li­na.

BMW ya tie­ne lis­ta la ac­tua­li­za­ción 2017 del Se­rie 4, que en bre­ve ini­cia­rá su co­mer­cia­li­za­ción con las ha­bi­tua­les me­jo­ras de equi­pa­mien­to y re­to­ques es­ti­lís­ti­cos, pe­ro sin a pe­nas va­ria­ción en su ofer­ta y con­cep­ción glo­bal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.