Pre­ca­rie­dad ar­tís­ti­ca

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS -

Ame­nu­do en es­ta columna co­men­ta­mos los gran­des pre­cios que al­can­zan al­gu­nas obras en las su­bas­tas o ha­bla­mos de pro­fe­sio­na­les re­le­van­tes del mun­do del ar­te que bri­llan en en­tor­nos gla­mu­ro­sos. Pe­ro no to­da la reali­dad que ro­dea al mun­do ar­tís­ti­co se mue­ve en ta­les pa­rá­me­tros.

La pie­dra de to­que de to­do el eco­sis­te­ma ar­tís­ti­co es sin du­da el ar­tis­ta. Sin el ar­tis­ta no ha­bría ni crea­ción, ni obra de ar­te, ni mer­ca­do. Y, si bien co­no­cía­mos la di­fí­cil reali­dad que ro­dea­ba su si­tua­ción, no te­nía­mos los da­tos. Marta Pé­rez-Ibá­ñez, es­pe­cia­lis­ta en mer­ca­do del ar­te, e Isi­dro Ló­pe­zA­pa­ri­cio, ar­tis­ta y co­mi­sa­rio, han pu­bli­ca­do pa­ra la Fun­da­ción Ne­bri­ja/Uni­ver­si­dad de Gra­na­da, el es­tu­dio La ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de los/las ar­tis­tas en Es­pa­ña, que de­mues­tra con da­tos cla­ros y con­tun­den­tes una reali­dad que tie­ne po­co que ver con los fo­cos del éxi­to en el que vi­ve una mi­no­ría, y mu­cho con la pre­ca­rie­dad de un mun­do que sa­be­mos que es­tá mal­vi­vien­do. El es­tu­dio cons­ta­ta, en­tre mu­chos da­tos, que el 47% de los ar­tis­tas en el Es­ta­do es­pa­ñol in­gre­san me­nos de 8.000 eu­ros anua­les (el sa­la­rio mí­ni­mo in­ter­pro­fe­sio­nal); que prác­ti­ca­men­te un ter­cio es­tán ins­cri­tos en el pa­ro; o que no lle­gan al 1% los ar­tis­tas que han co­ti­za­do más de 35 años en la Se­gu­ri­dad So­cial. Por no ha­blar de la di­fe­ren­cia de in­gre­sos en­tre ellos y ellas. La con­clu­sión que apun­ta el es­tu­dio es que es­ta­mos peor que los paí­ses de nues­tro en­torno y que, en bue­na me­di­da, quien sub­ven­cio­na el sis­te­ma ar­tís­ti­co es el pro­pio ar­tis­ta. Un ar­tis­ta re­si­lien­te que con­ti­núa su de­di­ca­ción por una cla­ra vo­ca­ción per­so­nal.

To­do nos lle­va a la ne­ce­si­dad de re­cla­mar unas po­lí­ti­cas que ayu­den a es­truc­tu­rar un sis­te­ma ar­tís­ti­co ca­paz de fo­men­tar el ta­len­to y ha­cer po­si­ble que los crea­do­res, gra­cias tam­bién a unas in­dus­trias cul­tu­ra­les po­ten­tes, pue­dan vi­vir dig­na­men­te de su tra­ba­jo. Cons­cien­tes de que de su apor­ta­ción so­cial nos be­ne­fi­cia­mos to­dos jun­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.