¿Có­mo se­rá el em­pleo del futuro?

La Vanguardia - Dinero - - INPUT - OPI­NIÓN Ro­bert Tor­na­bell

En las jor­na­das de la Obra So­cial La Cai­xa (Pa­la­fru­gell), el tra­ba­jo del futuro fue una de las prin­ci­pa­les preo­cu­pa­cio­nes. Se­gún Ides­cat, en 2016 el PIB de la in­dus­tria re­pre­sen­tó el 21% y so­lo 422.000 tra­ba­ja­do­res (un 27% in­fe­rior al 2007). En la ma­yo­ría de paí­ses desa­rro­lla­dos, el em­pleo en ser­vi­cios avan­za a ma­yo­res rit­mos que en la in­dus­tria y eso tam­bién ocu­rre en Ca­ta­lun­ya, don­de el tu­ris­mo, el co­mer­cio y los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros ga­nan cuo­tas cre­cien­tes. La lo­gís­ti­ca se­ría más di­ná­mi­ca si tu­vié­ra­mos los en­cla­ves fe­rro­via­rios de los puer­tos de Rot­ter­dam y Ham­bur­go. El ma­yor mer­ca­do del mun­do no tie­ne el co­rre­dor del Me­di­te­rrá­neo y las gran­des na­vie­ras, a pe­sar de la efi­ca­cia del puer­to de Bar­ce­lo­na, se ven obli­ga­das a frag­men­tar los me­ga con­te­ne­do­res en el puer­to Tán­ger-Med y trans­por­tar las car­gas en bu­ques más pe­que­ños al Mar del Nor­te. Ca­ta­lun­ya ha te­ni­do que re­cu­rrir al “puer­to se­co” de Za­ra­go­za por­que las ru­tas del co­mer­cio de­ter­mi­nan las in­ver­sio­nes del futuro. Se­gún la aso­cia­ción ale­ma­na de la in­dus­tria, Stift­ver­band, más de un 20% de las em­pre­sas ale­ma­nas sub­con­tra­tan sus ser­vi­cios de In­ves­ti­ga­ción y De­sa­rro­llo (I+D). La pro­por­ción au­men­ta cuan­do se tra­ta de ha­cer­lo en el ex­tran­je­ro. El mar­gen bru­to au­men­ta con el in­cre­men­to de la sub­con­tra­ta­ción. Las em­pre­sas re­mu­ne­ran me­jor a sus ac­cio­nis­tas y su ca­pi­ta­li­za­ción bur­sá­til cre­ce por en­ci­ma de las que cen­tra­li­zan sus cen­tros de I+D en Ale­ma­nia. Pa­ra los pró­xi­mos años, el em­pleo de al­to va­lor aña­di­do se­gui­rá a la in­ves­ti­ga­ción, y en Ca­ta­lun­ya lo han de­mos­tra­do los cen­tros de I+D que se ins­ta­la­ron una vez fun­cio­na­ban las fá­bri­cas pa­ra abas­te­cer des­de el área me­tro­po­li­ta­na los mer­ca­dos de to­do el mun­do. Eso ocu­rrió en los sec­to­res de au­to­mo­ción, im­pre­so­ras 3D (tres di­men­sio­nes) y las in­dus­trias de Ale­ma­nia, Sui­za y Fran­cia.

Pe­ro pa­ra crear em­pleo de­be cam­biar la for­ma­ción. En Es­to­col­mo, se­gún The Econo

mist, las es­cue­las que to­da­vía en­se­ña­ban gan­chi­llo a las ni­ñas lo cam­bia­ron por len­gua­jes de pro­gra­ma­ción. Las em­pre­sas sue­cas ne­ce­si­tan fí­si­cos, ma­te­má­ti­cos y to­das las in­ge­nie­rías que tie­nen que ver con la elec­tró­ni­ca avan­za­da. Lo mis­mo ocu­rre en los puer­tos que ges­tio­nan los mu­ni­ci­pios, don­de se da for­ma­ción en li­de­raz­go, in­ge­nie­ría y pro­ce­sos de in­ter­na­cio­na­li­za­ción. Por en­ci­ma de to­do se in­sis­te en la for­ma­ción con­ti­nua­da (del in­glés, Li­fe long lear­ning). En la so­cie­dad del co­no­ci­mien­to, exis­ten em­pleos que tie­nen un futuro ase­gu­ra­do. Son los que tie­nen que ver con las do­tes de li­de­raz­go, el es­pí­ri­tu em­pren­de­dor, la ca­pa­ci­dad de gestión y las cien­cias bá­si­cas. Ne­ce­si­tan tam­bién abo­ga­dos, au­di­to­res, fis­ca­lis­tas y pe­rio­dis­tas que lu­chen con­tra la pos ver­dad. Lo au­tén­ti­co fa­vo­re­ce a la pren­sa.

En­tre otros... Tie­nen futuro ase­gu­ra­do los em­pleos de li­de­raz­go, es­pí­ri­tu em­pren­de­dor, ca­pa­ci­dad de gestión y cien­cias bá­si­cas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.