Re­du­cir la pro­duc­ción de car­bono es de em­pre­sas ren­ta­bles

Adop­tar me­di­das con­tra el cam­bio cli­má­ti­co po­dría ele­var el PIB de los paí­ses del G20 en un 1% en cin­co años

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

Do­nald Trump ha cum­pli­do con su pro­me­sa elec­to­ral de re­ti­rar a Es­ta­dos Uni­dos del pac­to de Pa­rís pa­ra la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co. El pre­si­den­te del “ma­ke Ame­ri­ca great again” ar­gu­men­ta que el acuer­do ac­tual po­ne en “per­ma­nen­te des­ven­ta­ja” a la eco­no­mía y tra­ba­ja­do­res es­ta­dou­ni­den­ses. Na­da más le­jos de la reali­dad, se­gún la OCDE.

La in­te­gra­ción de me­di­das con­tra el cam­bio cli­má­ti­co po­dría ele­var el avan­ce del PIB en las eco­no­mías del G20 has­ta en un 1% pa­ra el año 2021 y en un 2,8% pa­ra el 2050. Es más, si se tie­nen en cuen­ta los be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos de fre­nar el ca­len­ta­mien­to glo­bal, co­mo la des­apa­ri­ción de las cos­tas o la des­truc­ción que ge­ne­ran al­gu­nos fe­nó­me­nos me­teo­ro­ló­gi­cos, el in­cre­men­to ne­to po­dría al­can­zar de me­dia el 5%.

Es­ta es la prin­ci­pal con­clu­sión a la que ha lle­ga­do la OCDE en su in­for­me In­ves­ting in cli­ma­te, In­ves­ting in growt­he ( In­ver­tir en cli­ma, in­ver­tir en cre­ci­mien­to). No com­ba­tir el cam­bio cli­má­ti­co y no adap­tar­se a los cam­bios ve­ni­de­ros tie­ne, por con­tra, ne­fas­tas con­se­cuen­cias pa­ra las em­pre­sas y el con­jun­to de la eco­no­mía.

Uno de los prin­ci­pa­les re­tos en la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co es vi­rar ha­cia “una eco­no­mía ba­ja en car­bono”, se­ña­la Jaime Si­los, di­rec­tor de Desa­rro­llo Cor- po­ra­ti­vo de Fo­ré­ti­ca, or­ga­ni­za­ción de re­fe­ren­cia en res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va en Es­pa­ña y La­ti­noa­mé­ri­ca. En es­ta tran­si­ción ha­brá ga­na­do­res y per­de­do­res. El sec­tor de las ener­gías re­no­va­bles es­tá en­tre los be­ne­fi­cia­dos mien­tras que las em­pre­sas, regiones y em­pleos más de­pen­dien­tes de los com­bus­ti­bles fó­si­les ten­drán que re­no­var­se o mo­rir. Pro­te­ger las ac­ti­vi­da­des in­ten­si­vas en car­bono co­mo pre­ten­de Trump no ha­rá más que alar­gar su ago­nía.

Las em­pre­sas son ca­da vez más cons­cien­tes de los be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos y am­bien­ta­les que con- lle­va in­cor­po­rar la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co en su es­tra­te­gia em­pre­sa­rial y ya es­tán dan­do los pri­me­ros pa­sos ha­cia una eco­no­mía ba­ja en car­bono. Pe­ro “no es una tran­si­ción que se pue­da ha­cer de la no­che al día”, ad­vier­te Jaime Si­los.

El ex­per­to ex­pli­ca al­gu­nas de las prin­ci­pa­les téc­ni­cas que usan la em­pre­sas pa­ra vi­rar ha­cia es­te nue­vo mol­deo eco­nó­mi­co. Una de ellas es la crea­ción de “ta­sas de car­bono por emi­sio­nes de CO que se impu­tan a los cos­tes in­ter­nos den­tro de los dis­tin­tos de­par­ta­men­tos de una mis­ma em­pre­sa, así se in­cen­ti­va a los de­par­ta­men­tos a con­ta­mi­nar me­nos”. Otras op­ción es apli­car “pre­cios som­bra a las in­ver­sio­nes de fu­tu­ro, es de­cir impu­tar el cos­te aso­cia­do a las emi­sio­nes fu­tu­ras de CO pa­ra que las in­ver­sio­nes más sos­te­ni­bles sean más ren­ta­bles en com­pa­ra­ción a las más con­ta­mi­nan­tes”.

Los bo­nos ver­des son otro ins­tru­men­to pa­ra ace­le­rar las in­ver­sio­nes ba­jas en car­bono, in­di­ca Si­los. Son un pro­duc­to fi­nan­cie­ro in­ci­pien­te to­da­vía en Es­pa­ña pe­ro po­co a po­co las gran­des em­pre­sas van dan­do el sal­to. La úl­ti­ma ha si­do Rep­sol, que ha­ce un mes ce­rró la emi­sión de un bono ver­de por 500 mi­llo­nes de eu­ros, con­vir­tién­do­se en la pri­me­ra em­pre­sa del sec­tor del pe­tró­leo y del gas a ni­vel mun­dial en op­tar por los bo­nos ver­des.

Las em­pre­sas son una par­te cla­ve de la tran­si­ción ha­cia un mo­de­lo eco­nó­mi­co más ba­jo en car­bono. Co­mo di­jo el pre­si­den­te fran­cés Em­ma­nuel Ma­cron en res­pues­ta a Trump: “Ma­ke our pla­net great again”.

UTE GRABOWSKY / GETTY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.