La “re­fla­ción de Trump” se di­si­pa

Sin más re­cur­sos, las pen­sio­nes cae­rán. ‘¿Co­bra­re­mos la pen­sión?’ di­ce que Es­pa­ña pue­de au­men­tar­los

La Vanguardia - Dinero - - INPUT - Ro­bert Tor­na­bell

La pre­gun­ta es tram­pa, por­que en un sis­te­ma de re­par­to co­moel es­pa­ñol siem­pre se co­bra­rá la pen­sión. Pe­ro otra co­sa es cuán­to exac­ta­men­te ha­brá en el fu­tu­ro pa­ra re­par­tir. Y ¿Co­bra­re­mos la pen­sión? ase­gu­ra que, tras la re­for­ma del 2013, que ha op­ta­do por no po­ner más re­cur­sos en el sis­te­ma, las pen­sio­nes que se co­bren en Es­pa­ña em­po­bre­ce­rán a unos ju­bi­la­dos que per­de­rán po­der ad­qui­si­ti­vo a me­di­da que en­ve­jez­can. El li­bro re­co­ge las po­nen­cias de ex­per­tos co­mo San­tos Rues­ga, Va­le­riano Gó­mez o Ig­na­cio Zu­bi­ri en unas jor­na­das ce­le­bra­das en Bil­bao or­ga­ni­za­das por las fun­da­cio­nes Lar­go Ca­ba­lle­ro y Juan de los To­yos –dos fi­gu­ras his­tó­ri­cas del PSOE y la UGT– con el pa­tro­ci­nio del Go­bierno Vas­co. Y po­ne so­bre la me­sa da­tos pa­ra un de­ba­te que re­quie­re, di­cen, una de­ci­sión po­lí­ti­ca y no una téc­ni­ca: hay que de­ter­mi­nar qué par­te de la ren­ta del país que­re­mos de­di­car a fi­nan­ciar unas pen­sio­nes su­fi­cien­tes.

Por­que aho­ra mis­mo hay pro­ble­mas a cor­to y lar­go pla­zo. A cor­to, ha­yun­dé­fi­cit en­la Se­gu­ri­dad So­cial de­bi­do a los efec­tos de la cri­sis y a una sa­li­da del ba­che con sa­la­rios y co­ti­za­cio­nes me­no­res; con bo­ni­fi­ca­cio­nes ge­ne­ro­sas en­las co­ti­za­cio­nes pa­ra crear em­pleo; y con una in­fla­ción muy ba­ja que ha he­cho que in­clu­so el es­cuá­li­do 0,25% de au­men­to mí­ni­mo anual de las pen­sio­nes que es­ta­ble­cía la re­for­ma del 2013 –y que es lo que au­men­ta­rán du­ran­te años– ha­yan pro­vo­ca­do un agu­je­ro que ha obli­ga­do a va­ciar el Fon­do de Re­ser­va pa­ra ha­cer fren­te a un dé­fi­cit de la Se­gu­ri­dad So­cial que en el 2015 era de 16.700 mi­llo­nes de eu­ros, un 1,6% del PIB.

Alar­go pla­zo, ha­cia el 2040 se ju­bi­la­rán las ge­ne­ra­cio­nes más­nu­me­ro­sas del baby boom y ha­brá mo­men­tos de ma­yor ne­ce­si­dad de fon­dos an­tes de que se re­duz­can de nue­vo. Ae­so se le aña­de el au­men­to de la es­pe­ran­za de vi­da y el en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción. Ha­brá 15 mi­llo­nes de pen­sio­nis­tas en 2050 pa­ra una po­bla­ción en edad de tra­ba­jar de 21 mi­llo­nes.

Pa­ra afron­tar­lo, las re­for­mas rea­li­za­das en los úl­ti­mos años se han li­mi­ta­do a re­du­cir las pen­sio­nes reales. Se tra­ta de re­par­tir lo mis­mo, en torno al 11% del PIB, en­tre más. A día de hoy, las pen­sio­nes, di­ce Zu­bi­ri, han caí­do ya un6% des­de el 2011. La re­for­ma del 2013 tra­ta de que cuan­do ha­ya des­equi­li­brio las pen­sio­nes ba­jen has­ta res­ta­ble­cer el equi­li­brio. A lar­go pla­zo la re­duc­ción pue­de lle­gar a un 35% y, más im­por­tan­te, du­ran­te mu­cho­tiem­po el va­lor real de­la­pen­sión­deun­ju­bi­la­do dis­mi­nui­rá a me­di­da que en­ve­jez­ca, dan­do lu­gar a una so­cie­dad en­ve­je­ci­da y em­po­bre­ci­da. ¿Es la úni­ca so­lu­ción? Si an­tes de la re­for­ma del 2013 se es­pe­ra­ba gas­tar un 14,6% del PIB en pen­sio­nes en el 2040, tras las del 2013 só­lo se gas­ta­rá el 11,9%. El ajus­te más­drás­ti­co de la UE. Pe­ro Ita­lia ya gas­ta hoy un 15,7%. Y Es­pa­ña, di­cen, pue­de asu­mir un 15% por­que su gas­to pú­bli­co es cin­co pun­tos in­fe­rior a la UE y sus in­gre­sos pú­bli­cos aún me­no­res. Pa­ra Zu­bi­ri, los ju­bi­la­dos de­ben po­der co­brar por lo que co­ti­zan y pro­po­ne lo­grar­lo con al­go más de co­ti­za­cio­nes so­cia­les, un im­pues­to a las ren­tas no sa­la­ria­les e im­pues­tos ge­ne­ra­les del Es­ta­do.

EMILIA GU­TIÉ­RREZ / AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.