La pe­sa­di­lla de los au­tó­cra­tas

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

Al Ya­zi­ra ha si­do du­ran­te vein­te años una is­la de pe­rio­dis­mo en el an­qui­lo­sa­do pa­no­ra­ma en ára­be. Las in­va­sio­nes tras el 11-S fa­ci­li­ta­ban el guión: bas­ta­ba con ce­der la voz a las víc­ti­mas ára­bes, pa­ra dar­les un ros­tro. De for­ma dis­cu­ti­ble, a ve­ces tam­bién a mi­li­cia­nos. Es­te ca­nal otor­ga a Qatar una in­fluen­cia muy por en­ci­ma de su ta­ma­ño, so­bre to­do en el mun­do mu­sul­mán. Dio co­ber­tu­ra y sen­ti­do a las agi­ta­cio­nes de­mo­cra­ti­za

do­ras de la pri­ma­ve­ra ára­be e hi­zo tem­blar tro­nos y pol­tro­nas. Qatar no in­ven­tó el gé­ne­ro, en­sa­ya­do ya en Geor­gia o Ucra­nia, pe­ro con él sa­cu­dió el fa­ta­lis­mo ára­be. Los sau­díes re­pli­ca­ron con la ofi­cia­lis­ta Al Ara­bi­ya, con se­de en Du­bái, pe­ro el di­ne­ro no com­pra la li­ber­tad, ni la mi­ra­da. En EE.UU. hay quien quie­re creer que la gue­rra de Viet­nam se per­dió por la te­le­vi­sión. Y el Se­cre­ta­rio de Es­ta­do de De­fen­sa de EE.UU. ge­ne­ral Ja­mes Mat­tis, con va­rios años en Qatar y en la gue­rra de Irak, pa­re­ce creer que es­ta úl­ti­ma se per­dió por Al Ya­zi­ra, y por Irán. No es el úni­co. Qatar, tie­rra de es­pe­jis­mos y de in­so­la­cio­nes, aho­ra ba­jo su­per­vi­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.