Espectacular pro­yec­to en Pe­dral­bes con vis­tas so­bre Barcelona

Las dos vi­vien­das de nue­va cons­truc­ción con­ta­rán con más­de1.300 m2 cons­trui­dos y has­ta 5.000 m2 de jar­dín

La Vanguardia - Dinero - - CASAS - Na­tà­lia Bosch

El codiciado ba­rrio re­si­den­cial de Pe­dral­bes, en Barcelona, ten­drá dos nue­vos ve­ci­nos de ex­cep­ción. Se tra­ta de dos vi­vien­das ex­clu­si­vas de nue­va cons­truc­ción pro­yec­ta­das por Know­haus y cu­ya co­mer­cia­li­za­ción so­bre plano ha ini­cia­do la in­mo­bi­lia­ria de lu­jo Engel & Völkers.

Un en­torno na­tu­ral de ex­cep­ción

Es­tas pro­pie­da­des cuen­tan con una su­per­fi­cie cons­trui­da de más de 1.300 y 1.800 m2, res­pec­ti­va­men­te. Su ar­qui­tec­tu­ra, que se ha pla­ni­fi­ca­do con tres cuer­pos, aú­na un di­se­ño van­guar­dis­ta –con he­ge­mo­nía de lí­neas rec­tas y mo­nu­men­ta­les ven­ta­na­les que abren la casa al jar­dín– y ma­te­ria­les tra­di­cio­na­les pe­ro con una pues­ta en es­ce­na in­no­va­do­ra. Hor­mi­gón en aca­ba­do blan­co, ma­de­ra y cris­tal se en­tre­mez­clan con acier­to en su ex­te­rior pa­ra crear una casa ac­tual, pe­ro a la vez atem­po­ral y aco­ge­do­ra. La efi­cien­cia ener­gé­ti­ca tam­bién se ha te­ni­do en cuen­ta en es­te pro­yec­to: el hor­mi­gón, al eli­mi­nar el puen­te tér­mi­co, ofre­ce ma­yo­res pres­ta­cio­nes ais­lan­tes res­pec­to a otros ma­te­ria­les cons­truc­ti­vos.

El jar­dín, con más de 2.600 y 5.000m2, res­pec­ti­va­men­te, en­vuel­ve ca­da casa de ver­de, a la vez que in­te­gra con ar­mo­nía la propiedad en el en­torno na­tu­ral del Par­que de Coll­se­ro­la. La pis­ci­na, po­si­cio­na­da co­mo un gran mi­ra­dor so­bre la ciu­dad, y la pis­ta de pá­del com­ple­tan los equi­pa­mien­tos de ocio al ai­re li­bre. El spa y el gimnasio se han re­ser­va­do pa­ra el in­te­rior.

Una de las prio­ri­da­des al pla­ni­fi­car las pro­pie­da­des ha si­do ga­ran­ti­zar que ca­da vi­vien­da dis­fru­te de las me­jo­res vis­tas de Barcelona sin in­ter­fe­ren­cias ar­qui­tec­tó­ni­cas ni pér­di­da de­pri­va­ci­dad. Yseha­lo­gra­do gra­cias a la pendiente del te­rreno y a la di­fe­ren­te ro­ta­ción con la que se ha di­se­ña­do ca­da uno de los tres cuer­pos que in­te­gran las ca­sas.

Con vis­tas pa­no­rá­mi­cas de Barcelona

Ca­da vi­vien­da ten­drá cin­co plan­tas, dos en el só­tano y tres so­bre ra­san­te. Pa­ra apro­ve­char al má­xi­mo las vis­tas, el fron­tal de la vi­vien­da se ha pla­ni­fi­ca­do con gran­des ven­ta­na­les de pa­red a pa­red y de sue­lo a te­cho. Ade­más, al­gu­nos de los es­pa­cios cuen­tan con sa­li­da di­rec­ta al ex­te­rior: ya sea con te­rra­za, co­mo la

mas­ter­sui­te, o con por­che, co­mo la co­ci­na y el sa­lón de ve­rano. Es­te último con la par­ti­cu­la­ri­dad de ser se­mi­cu­bier­to y es­tar so­bre la pis­ci­na.

El ba­rrio de Pe­dral­bes, con sus ca­lles po­co tran­si­ta­das, su en­torno na­tu­ral y sus edi­fi­cios re­si­den­cia­les de po­ca al­tu­ra, es una zona tran­qui­la per­fec­ta pa­ra quien bus­ca un es­ti­lo de vi­da pri­va­do y re­co­gi­do y, a la vez, a un pa­so del cen­tro de la ciu­dad. La pro­xi­mi­dad a los co­le­gios in­ter­na­cio­na­les es otro de los ali­cien­tes de es­te em­ble­má­ti­co ba­rrio que mi­ra la ciu­dad de Barcelona des­de las al­tu­ras.

Una espectacular cas­ca­da de agua da la bien­ve­ni­da a la casa, que cuen­ta con jar­dín y una pis­ci­na es­cul­tó­ri­ca El sa­lón y la 'mas­ter sui­te' con te­rra­za se abren al ex­te­rior con un ven­ta­nal mo­nu­men­tal

01 01 y 02 Ex­te­rior El di­se­ño en tres cuer­pos de ca­da vi­vien­da per­mi­te dis­fru­tar al má­xi­mo de las vis­tas de Barcelona. Una pis­ci­na es­cul­tó­ri­ca y una pis­ta de pá­del com­ple­tan los equi­pa­mien­tos de ocio del jar­dín.

02

03

03-05 Con vis­tas Gran­des ven­ta­na­les de sue­lo a te­cho abren los in­te­rio­res al ex­te­rior. Ade­más, la 'mas­ter sui­te' cuen­ta con una te­rra­za con vis­tas pa­no­rá­mi­cas.

05

04

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.