Ale­jan­dro Vidal

La Fed cum­ple con el guión

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - Ale­jan­dro Vidal Director de estrategia de mer­ca­dos de Ban­ca March

La Re­ser­va Fe­de­ral no se sa­lió de lo pre­vis­to y subió en un cuarto de pun­to los ti­pos ofi­cia­les en Es­ta­dos Uni­dos, sa­cán­do­los de la ban­da del 0% por pri­me­ra vez en ca­si una dé­ca­da. Pe­ro lo cier­to es que no fue ni no­ti­cia, ni sor­pre­sa. Co­mo si de un par­ti­do de fút­bol se tra­ta­ra, el ban­co cen­tral es­ta­dou­ni­den­se lle­va mu­chos me­ses mar­can­do la ju­ga­da al mer­ca­do an­tes de sa­car el cór­ner ca­da seis se­ma­nas. Qui­zás, el he­cho de ser pre­vi­si­ble pa­ra los mer­ca­dos ha­ya si­do uno de los gran­des acier­tos de la Re­ser­va Fe­de­ral en es­te pe­rio­do de gran in­cer­ti­dum­bre. Ése es otro debate, pe­ro si­guien­do ese comportamiento, vol­vió a te­le­gra­fiar las que se­rán sus lí­neas de ac­tua­ción en los pró­xi­mos me­ses: una nue­va subida de ti­pos a fi­na­les de año —con al­ta pro­ba­bi­li­dad, en di­ciem­bre—, y co­men­zar a re­du­cir el vo­lu­men de deu­da que man­tie­ne en sus li­bros tras ca­si 10 años com­prán­do­la en mer­ca­do pri­me­ro y rein­vir­tien­do cu­po­nes y ven­ci­mien­tos des­pués.

Nin­guno de los dos ele­men­tos su­po­ne sor­pre­sa en sí mis­mo. El pri­me­ro es­tá ple­na­men­te in­terio­ri­za­do por los mer­ca­dos des­de ha­ce ya me­ses y el debate es­tá en ade­lan­tar­lo o re­tra­sar­lo unas po­cas se­ma­nas en fun­ción de la evo­lu­ción de la eco­no­mía en ge­ne­ral y de la ex­pec­ta­ti­va de in­fla­ción en par­ti­cu­lar. El se­gun­do tam­bién es­tá so­bre la me­sa de debate des­de ha­ce tiem­po, si bien la ins­ti­tu­ción apor­tó al­gún da­to y ele­men­to téc­ni­co más pa­ra su aná­li­sis. No pro­ce­de aquí en­trar en el de­ta­lle, pe­ro val­ga co­mo re­su­men que ese proceso de re­duc­ción del vo­lu­men de ac­ti­vos de la Fed, ac­tual­men­te en torno a 4,6 bi­llo­nes de dólares, se­rá pau­la­tino, pre­vi­si­ble, ajus­ta­ble y re­ver­si­ble. Una vez más, el lan­za­dor del cór­ner nos in­di­ca cla­ra­men­te dón­de pien­sa po­ner el ba­lón.

Es im­por­tan­te tam­bién, an­tes de sa­car con­clu­sio­nes de lo an­te­rior, ana­li­zar el con­tex­to eco­nó­mi­co. En las úl­ti­mas se­ma­nas los in­di­ca­do­res eco­nó­mi­cos y de con­fian­za en Es­ta­dos Uni­dos han su­fri­do un re­tro­ce­so, si bien no alar­man­te, por lo me­nos re­le­van­te. En nin­gún ca­so es­ta­ría­mos ha­blan­do de un ries­go de re­ce­sión, pe­ro sí de una cier­ta des­ace­le­ra­ción de la actividad, y más es­pe­cí­fi­ca­men­te, de la ex­pec­ta­ti­va. Ele­men­tos ambos que es­tán im­pac­tan­do en el IPC, que vie­ne per­dien­do fue­lle y vuel­ve a ni­ve­les del 2% o li­ge­ra­men­te in­fe­rio­res en tér­mi­nos de in­fla­ción sub­ya­cen­te.

Eso res­ta pre­sión a los ti­pos de in­te­rés a lar­go pla­zo, que tras ha­ber­se si­tua­do por en­ci­ma del 2,6% vuel­ven a moverse en la ban­da del 2,1%. Un mo­vi­mien­to de 0,5% en la ren­ta­bi­li­dad de es­te ti­po de ac­ti­vos su­po­ne apro­xi­ma­da­men­te un 4,4% en su pre­cio, véa­se la mag­ni­tud de lo acon­te­ci­do en po­co más de dos me­ses pa­ra los in­ver­so­res en ren­ta fi­ja.

En­tre tan­to, las Bol­sas han ga­na­do al­go de vo­la­ti­li­dad, pe­ro al mis­mo tiem­po se han man­te­ni­do en zona de má­xi­mos. Qui­zás, sim­pli­fi­can­do, po­dría de­cir­se que se per­ci­be al­go más de ries­go en el cor­to pla­zo, aun­que si­gue sien­do lo ge­ne­ral­men­te acep­ta­do que los fun­da­men­ta­les de cre­ci­mien­to pa­ra la eco­no­mía y los be­ne­fi­cios em­pre­sa­ria­les si­guen sien­do me­jo­res y que eso, en de­fi­ni­ti­va, es lo que da­rá so­por­te a las Bol­sas. Por tan­to, man­te­ne­mos las po­si­cio­nes e in­cre­men­ta­mos la cau­te­la con las com­pras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.