EX­PO­SI­CIO­NES MI­LLA­RES DES­DE EL LUTO Y EL DO­LOR

Ma­no­lo Mi­lla­res ‘Cua­dro 32’ (1957-1958) | Ga­le­ría Ma­yo­ral, Bar­ce­lo­na. | Pre­cios de la obra a par­tir de 250.000 eu­ros | Tel. 93 488 02 83

La Vanguardia - Dinero - - ALTERNATIVAS - Car­los Gar­cía-Osu­na

La pre­sen­cia de la obra de Ma­no­lo Mi­lla­res (1926-1972) en ex­po­si­cio­nes mu­seís­ti­cas y co­mer­cia­les de Ca­ta­lun­ya ha si­do es­ca­sa y por eso al­can­za ma­yor va­lor la que aho­ra ce­le­bra la ga­le­ría Ma­yo­ral que ha con­se­gui­do reu­nir die­ci­sie­te ar­pi­lle­ras da­ta­das en­tre 1957, año de fun­da­ción de El Pa­so, y 1972, fe­cha de la muer­te del ar­tis­ta ca­na­rio, de­bién­do­se des­ta­car la pre­sen­cia de un ter­ce­to de obras que par­ti­ci­pa­ron en la Bie­nal de Ve­ne­cia de 1958, los cua­dros 26, 31 y 32. El tí­tu­lo de la mues­tra, co­mi­sa­ria­da por Al­fon­so de la To­rre y Ele­na So­ro­ki­na, es Mi­lla­res, cons­tru­yen­do

puen­tes, no mu­ros, y en es­tas obras es­tá pre­sen­te el des­ga­rro exis­ten­cial a tra­vés de unas ar­pi­lle­ras que re­me­dan el do­lor hu­mano, la de­rro­ta vi­tal cua­ja­da de cro­ma­tis­mos ne­gros, ro­jos o blan­cos que son pro­yec­cio­nes luc­tuo­sas, he­ri­do­ras y muy pu­ras de la lucha por la vi­da que re­pre­sen­tan los ho­múncu­los, unos se­res que mar­can esen­cial­men­te un te­rri­to­rio plás­ti­co en el que se re­me­mo­ran to­das las pér­di­das de la his­to­ria en las que los hom­bres fue­ron pro­ta­go­nis­tas por­que la crea­ción mi­lla­ria­na hay que en­ten­der­la co­mo la del com­pro­mi­so ci­vil. Los más sig­ni­fi­ca­ti­vos pro­yec­tos que se desa­rro­llan en Ca­na­rias en los años 40 y 50 del pa­sa­do si­glo cuen­tan con el ac­ti­vis­mo­de los her­ma­nos Mi­lla­res Salt (Agus­tín, Jo­sé Ma­ría y Ma­no­lo fun­da­men­tal­men­te, pe­ro tam­bién Eduar­do). Ypor lo que res­pec­ta al pro­ta­go­nis­ta de es­te tex­to ini­cial­men­te se ex­pre­sa a tra­vés de la te­má­ti­ca guan­che, pe­ro tras par­ti­ci­par en el Con­gre­so In­ter­na­cio­nal de Ar­te de San­tan­der, co­mien­za a cen­trar­se en las in­ves­ti­ga­cio­nes de las po­si­bi­li­da­des ex­pre­si­vas de la ma­te­ria, uti­li­zan­do en sus pri­me­ras ar­pi­lle­ras la ma­de­ra y la are­na que las dan sen­ti­do co­mo no­ví­si­mo ar­te pe­ro so­bre to­do, co­mo gri­to que re­cuer­da la que­ja de los di­fa­ma­dos, co­mo re­be­lión an­te el so­juz­ga­mien­to del hom­bre que plas­ma en unas des­co­yun­ta­das for­mas a las que bau­ti­za co­mo ho­múncu­los o an­tro­po­fau­nas.

La pre­sen­cia del au­tor ha si­do es­ca­sa en Ca­ta­lun­ya, por ello es­ta ex­po­si­ción al­can­za un va­lor ma­yor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.