Mier: “Hay tiem­po pa­ra la agen­da di­gi­tal 2020”

Pe­se al cis­ma de los ope­ra­do­res, Ame­tic reivin­di­ca su pa­pel de re­pre­sen­ta­ción de las em­pre­sas de la eco­no­mía di­gi­tal

La Vanguardia - Dinero - - DIGITAL - Nor­ber­to Ga­lle­go

“La ro­bo­ti­za­ción, la in­ter­net de las co­sas y las apli­ca­cio­nes pa­ra la sa­lud ti­ran de la in­no­va­ción y po­li­ni­zan”

Cis­ma, pe­ro no cri­sis de re­pre­sen­ta­ción. Pe­dro Mier, pre­si­den­te de Ame­tic des­de el pa­sa­do mar­zo, quie­re pa­sar pá­gi­na cons­truc­ti­va­men­te. Ha­bla con Di­ne­ro de la pér­di­da de tres miem­bros de re­lie­ve pa­ra es­ta la así lla­ma­da “pa­tro­nal tec­no­ló­gi­ca ”. Te­le­fó­ni­ca, Vo­da­fo­ne y Oran ge se han mar­cha­do, y con ellas otras em­pre­sas de su ór­bi­ta. Pe­dro Mier (Fi­gue­res 1952) re­co­no­ce, có­mo no, que la par­ti­da de las te­le­cos ha si­do un trau­ma, y no só­lo por su im­pac­to en los re­cur­sos aso­cia­ti­vos. No obs­tan­te, quie­re pre­ci­sar: “Se­gui­mos re­pre­sen­tan­do a lo que aho­ra se con­vie­ne en lla­mar in­dus­tria di­gi­tal, un con­cep­to que abar­ca des­de la elec­tró­ni­ca a los con­te­ni­dos, pa­san­do por lo que so­lía­mos lla­mar tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y las co­mu­ni­ca­cio­nes; na­die más ocu­pa un es­pa­cio tan am­plio”. Con es­tas cre­den­cia­les, Ame­tic os­ten­ta una vi­ce­pre­si­den­cia de Di­gi­tal Eu­ro­pe, en­ti­dad que fe­de­ra a em­pre­sas de esas ca­te­go­rías den­tro de la UE, pe­ro en la que es­tán au­sen­tes los ope­ra­do­res eu­ro­peos, a su vez es­cin­di­dos en tres aso­cia­cio­nes: los in­cum­ben­tes, los al­ter­na­ti­vos y los de in­fra­es­truc­tu­ra.

El de­ta­lle va­le a Mier pa­ra qui­tar hie­rro a la rup­tu­ra. Era muy bueno pa­ra to­dos que­los ope­ra­do­res es­tu­vie­ran en Ame­tic, pe­ro su re­ti­ra­da no tie­ne por qué ser ma­la. “En una aso­cia­ción tan di­ver­sa, es nor­mal que al­gu­na em­pre­sa con­si­de­re en un mo­men­to da­do que sus intereses no son su­fi­cien­te­men­te te­ni­dos en cuen­ta; yo pue­do en­ten­der que las te­le­cos, por la na­tu­ra­le­za de su ne­go­cio, que­rrían que nos cen­trá­ra­mos más en la de­fen­sa de sus posiciones [...] Me pa­re­ce per­fec­to que aho­ra pue­dan de­fen­der­las con cla­ri­dad; por nues­tra par­te bus­ca­re­mos pun­tos de conexión”.

Pe­ro los ope­ra­do­res no­se ha­ni­do so­los, ob­je­ta el cro­nis­ta. “Tie­ne ló­gi­ca que arras­tren a sus pro­vee­do­res, por coin­ci­den­cia de intereses. Pe­ro no su­po­ne que Ame­tic ha­ya per­di­do cohe­sión en su rol de re­pre­sen­ta­ción” La pri­me­ra oca­sión de apre­ciar la ca­li­dad de esa re­pre­sen­ta­ción se­rá el tra­di­cio­nal en­cuen­tro de San­tan­der, en sep­tiem­bre. Du­ran­te dé­ca­das ha si­do una suer­te de aper­tu­ra de cur­so pa­ra el sec­tor de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes en Es­pa­ña; tal vez fue­ra de­ma­sia­do fo­co, y en2016se­le aña­dió la co­le­ti­lla “y de la Eco­no­mía Di­gi­tal”. Opor­tu­na­men­te, por­que en 2017 es­te se­rá el eje del pro­gra­ma. Acla­ra Mier que la de­no­mi­na­ción no ex­clu­ye a na­die, “por­que la eco­no­mía di­gi­tal nos abar­ca a to­dos; los que­se han ido y los que nos que­da­mos”.

Ame­tic, pro­duc­to de su­ce­si­vas fu­sio­nes de aso­cia­cio­nes sec­to­ria­les, tie­ne en su seno a em­pre­sas de ori­gen es­pa­ñol, a mul­ti­na­cio­na­les ins­ta­la­das des­de ha­ce tiem­po en es­te país y tam­bién a nue­vos gi­gan­tes de in­ter­net, co­mo Goo­gle y Fa­ce­book. ¿Es po­si­ble com­pa­gi­nar tan­tos intereses? Mier sa­be de qué va la pre­gun­ta: “En el mun­do ac­tual, las posiciones pro­tec­cio­nis­tas no traen na­da bueno [...] So­mos par­ti­da­rios de los mer­ca­dos abier­tos, y es­ta­mos con­ven­ci­dos de que los ac­to­res de al­can­ce glo­bal pue­den crear más opor­tu­ni­da­des de co­la­bo­ra­ción que de con­fron­ta­ción”.

Cam­bio de ter­cio: to­ca ha­blar de la Agen­daDi­gi­tal. Pa­ra Pe­dro Mier, el he­cho de que aho­ra exis­ta una se­cre­ta­ría de Es­ta­do que lle­va ese nom­bre [an­tes lla­ma­da de la So­cie­dad de la In­for­ma­ción] se de­be en bue­na me­di­da a la pré­di­ca de Ame­tic, prin­ci­pal re­dac­to­ra del do­cu- men­to So­cie­dad Di­gi­tal 2020, que la CEOE ha pre­sen­ta­do al ac­tual go­bierno“pa­ra trans­mi­tir la idea de que­la di­gi­ta­li­za­ción es una­po­de­ro­sa pa­lan­ca eco­nó­mi­ca”.

De eso no hay du­da, pe­ro 2020 es­tá a la vuel­ta de la es­qui­na. “Aún que­da tiem­po pa­ra ha­cer co­sas y cum­plir pla­zos [...] el ca­len­da­rio no es un pro­ble­ma es­pa­ñol; Eu­ro­pa no ha ju­ga­do bien sus car­tas en es­te te­rreno, pe­ro ve­mos que los nue­vos pa­ra­dig­mas es­tán ca­lan­do po­si­ti­va­men­te”. Por­pri­me­ra­vez, ra­zo­na, “Eu­ro­pa vuelve a ha­blar de re­cu­pe­ra­ción in­dus­trial, una re­ver­sión de los años en­los que­la tác­ti­ca em­pre­sa­rial do­mi­nan­te­era la des­lo­ca­li­za­ción”.

Los lí­mi­tes clá­si­cos del sec­tor TIC se des­di­bu­jan con el ad­ve­ni­mien­to de la eco­no­mía di­gi­tal. Esas tec­no­lo­gías han pe­ne­tra­do to­dos los ám­bi­tos, y ya no sirve la dis­tin­ción en­tre hard­wa­re, soft­wa­re y ser­vi­cios. Hay nue­vas líneas, co­mo la ro­bo­ti­za­ción, la in­ter­net de las co­sas y las apli­ca­cio­nes pa­ra la sa­lud, en­tre otras, que ti­ran de la in­no­va­ción y po­li­ni­zan”.

Cuan­do Di­ne­ro le pre­gun­ta por el mer­ca­do es­pa­ñol, Mier trae a co­la­ción su pro­pia em­pre­sa elec­tró­ni­ca, in­vo­lu­cra­da en pro­yec­tos es­pa­cia­les eu­ro­peos. “El mer­ca­do es el mun­do... se aca­bó el pen­sar en mer­ca­dos na­cio­na­les [...] Otra co­sa es si me pre­gun­ta por la de­man­da que se ge­ne­ra en Es­pa­ña”. Pues eso mis­mo. “Es­tá me­jo­ran­do os­ten­si­ble­men­te, y tie­ne bue­nas pers­pec­ti­vas, pe­ro han de cum­plir­se dos con­di­cio­nes: que la adop­ción de la tec­no­lo­gía por la so­cie­dad sea más rá­pi­da y más efi­cien­te, y que nues­tras em­pre­sas no se con­for­men con ser re­le­van­tes in­ter­na­men­te, que sal­gan a com­pe­tir fue­ra”.

CE­DI­DA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.