Sin­fo­nía es­cú­ter

El Hon­da X-ADV es un es­cú­ter avan­za­do a su tiem­po, un mo­de­lo di­fe­ren­te, ca­paz de to­do

La Vanguardia - Dinero - - MOTOS - Al­bert Al­si­na

La ba­se pa­ra su crea­ción es la In­te­gra, pe­ro el X-ADV pa­re­ce crea­do des­de un lien­zo en blan­co gra­cias a sus par­ti­cu­la­ri­da­des. Y es que la mar­ca del ala do­ra­da pu­so to­da la car­ne en el asa­dor pa­ra que el con­duc­tor de es­te mo­de­lo sin­tie­ra que con­du­ce un es­cú­ter di­fe­ren­te, con una apa­rien­cia ro­bus­ta y unas for­mas trans­gre­so­ras que no es­ca­pan de las mi­ra­das in­dis­cre­tas.

Des­de el mo­men­to en que la arran­ca­mos sin lla­ve (Smart Key) y oí­mos su ru­gi­do ya ve­mos que el con­cep­to In­te­gra que­da un po­co más ol­vi­da­do. La po­si­ción de con­duc­ción es am­plia y po­si­bi­li­ta dis­tin­tas posiciones, siem­pre con una pos­tu­ra er­gui­da y có­mo­da (con ma­ni­llar al más pu­ro es­ti­lo trail pro­ce­den­te de la Cross­run­ner), y en la que la pan­ta­lla de­ri­va­bri­sas ajus­ta­ble ma­nual­men­te en cin­co posiciones jue­ga un pa­pel fun­da­men­tal en la pro­tec­ción ae­ro­di­ná­mi­ca. Cu­bre, jun­to a su ca­rro­ce­ría, a la per­fec­ción al con­duc­tor de las in­cle­men­cias me­teo­ro­ló­gi­cas.

La par­te ci­clo se sien­te ro­bus­ta y fir­me, con un cha­sis más que pro­ba­do con la In­te­gra, en el cuál la co­mo­di­dad y la es­ta­bi­li­dad son sus me­jo­res fa­ce­tas, yen el que la hor­qui­lla in­ver­ti­da de­lan­te­ra y el mo­no­amor­ti­gua­dor Pro­link con sis­te­ma de bie­le­tas aca­ban de ofre­cer una fir­me­za ex­ce­len­te en el mo­men­to de en­ca­rar cual­quier puer­to. Asi­mis­mo, las bo­ni­tas llan­tas de ra­dios y los neu­má­ti­cos crea­dos pa­ra es­te mo­de­lo ge­ne­ran mu­chí­si­ma con­fian­za. In­clu­so fue­ra de ca­rre­te­ra, si nos aden­tra­mos en al­gu­na pis­ta. La fre­na­da es efec­ti­va y aun en una con­duc­ción de­por­ti­va re­sis­te per­fec­ta­men­te la fa­ti­ga y si­gue ofre­cien­do unos re­sul­ta­dos en­vi­dia­bles in­clu­so con ca­lor ex­tre­mo.

El pro­pul­sor es el apar­ta­do más tec­no­ló­gi­co jun­to al equi­pa­mien­to de se­rie. El X-ADV lle­va im­preg­na­da la pa­la­bra tec­no­lo­gía por los cua­tro cos­ta­dos, ya sea en su cua­dro de ins­tru­men­tos, el equi­po lu­mí­ni­co e in­clu­so en el sis­te­ma de arran­que. Pe­ro es den­tro de su co­ra­zón don­de la tec­no­lo­gía pa­sa a ser un di­ver­ti­men­to pa­ra el con­duc­tor. Su­bi­ci­lín­dri­co de55CV de po­ten­cia cuen­ta con la trans­mi­sión au­to­má­ti­ca DCT que per­mi­te es­co­ger en­tre mo­do ma­nual o au­to­má­ti­co. Su con­duc­ción es no­ble y se adap­ta a to­do tipo de vías siem­pre con una ca­pa­ci­dad de ace­le­ra­ción no­ta­ble, ade­más de brin­dar un gran par con unos con­su­mos más que con­te­ni­dos.

El ma­yor fabricante del mun­do tie­ne en el X-ADV el es­cú­ter más aven­tu­re­ro que exis­te Se adap­ta a cual­quier tipo de uso y per­mi­te es­co­ger en­tre cua­tro mo­dos au­to­má­ti­cos

Su con­duc­ción es pla­cen­te­ra y de­por­ti­va, y se desen­vuel­ve co­mo pez en el agua en to­dos los en­tor­nos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.