El cor­cho, ejem­plo de eco­no­mía cir­cu­lar

El sector apues­ta por la I+D+i y quie­re abrir­se a nue­vas uti­li­da­des más allá del ta­pón pa­ra vi­nos y ca­vas

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

El cor­cho es­pa­ñol ha sa­li­do de la re­cien­te cri­sis eco­nó­mi­ca más­for­ta­le­ci­do y con ga­nas de dispu­tar el li­de­raz­go mun­dial del sector a Por­tu­gal. En los años de va­cas fla­cas “se ha pro­du­ci­do una con­cen­tra­ción de em­pre­sas, aho­ra so­mos me­nos pe­ro con la mis­ma pro­duc­ción y he­mos apos­ta­do por la in­no­va­ción con una in­ver­sión de 42 mi­llo­nes de eu­ros en I+D+i en los úl­ti­mos tres años”, ex­pli­ca Joan Puig, pre­si­den­te de la As­so­cia­ció d’Em­pre­sa­ris Su­rers de Ca­ta­lu-nya (Ae­cork) y di­rec­tor ge­ne­ral del Grup Oller. “Con­ta­mos con ma­qui­na­ria muy pun­te­ra que si- túa a la in­dus­tria del cor­cho en­tre las más avan­za­das en el país”, ase­gu­ra Puig.

Con una fac­tu­ra­ción su­pe­rior a los 350 mi­llo­nes de eu­ros anua­les, la pro­duc­ción de cor­cho es­pa­ño­la re­pre­sen­ta el 30% del to­tal mun­dial. Es­pa­ña es el se­gun­do país pro­duc­tor, por de­trás de Por­tu­gal. Las prin­ci­pa­les co­mu­ni­da­des cor­che­ras son An­da­lu­cía, Ex­tre­ma­du­ra y Ca­ta­lun­ya. Pe­ro, ade­más de ser una im­por­tan­te fuen­te de in­gre­sos pa­ra el país, el sector del cor­cho quie­re po­si­cio­nar­se co­mo ejem­plo de eco­no­mía cir­cu­lar.

“La in­dus­tria del cor­cho tie­ne un im­pac­to po­si­ti­vo so­bre el me­dio por­que re­tie­ne más CO2 del que emi­te y ade­más con­tri­bu­ye a la ges­tión de los bos­ques”, afir­ma Al­bert He­reu, di­rec­tor del Ins­ti­tut Ca­ta­là del Su­ro (Ic­su­ro) y por­ta­voz de la ini­cia­ti­va CORK. Su ex­trac­ción no cau­sa nin­gún im­pac­to ne­ga­ti­vo, no­re­quie­re la ta­la del ár­bol y tras la sa­ca la ac­ti­vi­dad bio­ló­gi­ca de los al­cor­no­ques au­men­ta y, por lo tan­to, su cap­ta­ción de CO 2 se mul­ti­pli­ca en­tre tres y cin­co ve­ces. Gra­cias a ello, se cal­cu­la que un ta­pón de cor­cho fi­ja el do­ble de su pe­so en CO2 . Ade­más, “en la in­dus­tria del cor­cho no hay re­si­duos, por­que to­dos los sub­pro­duc­tos ge­ne­ra­dos en la fa­bri­ca­ción y re­ci­cla­je de los ta­po­nes de cor­cho son reapro­ve­cha­dos”, in­di­ca He­reu.

En la ac­tua­li­dad, “más del 90% de la pro­duc­ción se des­ti­na a ta­po­nes de uso vi­ti­vi­ní­co­la”, se­ña­la Puig. El sector bus­ca abrir­se a nue­vos usos no só­lo pa­ra di­ver­si­fi­car­se, sino tam­bién pa­ra dar sa­li­da a “una gran can­ti­dad de ma­te­ria pri­ma que hoy en día no se apro­ve­cha y que se ex por­ta a Por­tu­gal, don­de la in­dus­tria lo­cal sí es­tá pre­pa­ra­da pa­ra fa­bri­car pro­duc­tos des­ti­na­dos, en su ma­yo­ría, al sector de­la cons­truc­ción”, ex­pli­ca Al­bert He­reu.

Se­gún Ic­su­ro, el te­rri­to­rio ca­ta­lán cor­che­ro tie­ne po­ten­cial pa­ra tri­pli­car su pro­duc­ti­vi­dad en los pró­xi­mos años. “Los usos al­ter­na­ti­vos del cor­cho tie­nen un po­ten­cial del 40%, equi­va­len­tes a más de 100 mi­llo­nes de eu­ros”, es­ti­ma el di­rec­tor del ins­ti­tu­to.

El cor­cho es uno de los ma­te­ria­les na­tu­ra­les más­ver­sá­ti­les y tie­ne un gran po­ten­cial co­mo ma­te­rial ais­lan­te en cons­truc­ción y en el ám­bi­to de la de­co­ra­ción y el di­se­ño. Tam­bién se han des­cu­bier­to apli­ca­cio­nes agroa­li­men­ta­rias co­mo adi­ti­vo en pien­sos y en sis­te­mas de de­pu­ra­ción de aguas

PE­RE DU­RAN / NORD ME­DIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.