Lu­jo de­por­ti­vo en es­ta­do pu­ro

La fir­ma ale­ma­na an­ti­ci­pa las lí­neas maes­tras de su pró­xi­mo cu­pé pa­ra des­per­tar el in­te­rés de sus clien­tes

La Vanguardia - Dinero - - CONCEPT CAR -

De­bu­tar en el Con­cor­so d’Ele­gan­za Vi­lla d’Es­te, una de las ci­tas au­to­mo­vi­lís­ti­cas más em­ble­má­ti­cas del pla­ne­ta, re­sul­ta una in­tere­san­te de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes so­bre las eli­tis­tas pre­ten­sio­nes del co­che. Pro­ta­go­nis­ta des­ta­ca­do en cual­quie­ra de los sa­lo­nes in­ter­na­cio­na­les a los que asis­te es­ta tem­po­ra­da, el BMW Se­rie 8 Con­cept ejer­ce co­mo avan­za­di­lla rea­lis­ta de una im­pre­sio­nan­te y lu­jo­sa jo­ya de­por­ti- va que se lan­za­rá al mer­ca­do el año que vie­ne. Ajeno a los con­di­cio­nan­tes eco­ló­gi­cos que im­pe­ran en la ac­tua­li­dad, es­te vehícu­lo no ha des­ve­la­do to­da­vía la na­tu­ra­le­za del sis­te­ma de pro­pul­sión que ca­rac­te­ri­za­rá a la ver­sión ma­tri­cu­la­ble, aun­que, a tenor de su es­pec­ta­cu­lar ima­gen, que­da cla­ro que des­ta­ca­rá por sus al­tas pres­ta­cio­nes.

Pre­ci­sa­men­te, so­bre la esen­cia fun­da­men­tal que ca­rac­te­ri­za es­te des­lum­bran­te con­cept car, el pro­pio pre­si­den­te del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de BMW, Ha­rald Krü­ger, co­men­ta­ba du­ran­te un en­cuen­tro con la pren­sa del mo­tor: “Pa­ra nues­tra em­pre­sa, el nú­me­ro 8 siem­pre ha re­pre­sen­ta­do la cul­mi­na­ción del ren­di­mien­to de­por­ti­vo y la ex­clu­si­vi­dad. Me­dian­te es­te pro­to­ti­po que­re­mos de­mos­trar que el pró­xi­mo BMW Se­rie 8 Coupé se­rá un au­to­mó­vil ca­paz de com­bi­nar per­fec­ta­men­te unas vir­tu­des di­ná­mi­cas fue­ra de lo co­mún con el lu­jo mo­derno. Es­te se­rá el pró­xi­mo mo­de­lo en la am­plia­ción de nues­tra ofer­ta de vehícu­los de alta ga­ma, y su­birá el ni­vel pa­ra el res­to de los cu­pés de es­te seg­men­to. Du­ran­te el pro­ce­so de crea­ción del co­che, re­for­za- re­mos nues­tras as­pi­ra­cio­nes al li­de­raz­go de la ca­te­go­ría su­pe­rior del mer­ca­do”.

Di­ver­sión al vo­lan­te Crea­do con la fi­na­li­dad de pro­du­cir al­tas do­sis de sa­tis­fac­ción a los con­duc­to­res que dis­fru­tan cuan­do se en­cuen­tran a los man­dos de un au­to­mó­vil po­de­ro­so y no­ble mien­tras dis­cu­rren por una ca­rre­te­ra si­nuo­sa, el Se­rie 8 des­ta­ca asi­mis­mo por su lu­jo­so es­pa­cio in­te­rior. Aun­que to­da­vía es pron­to pa­ra sa­ber los de­ta­lles de­fi­ni­ti­vos de la con­fi­gu­ra­ción de se­rie, se­ría ló­gi­co que si­guie­ra un ca­mino si­mi­lar al que tan­ta ex­pec­ta­ción le ha per­mi­ti­do des­per­tar a su an­te­ce­sor ex­pe­ri­men­tal. Com- bi­na­ción ma­gis­tral en­tre la no­ble­za del cue­ro y la vo­ca­ción tec­no­ló­gi­ca de la fi­bra de car­bono y el alu­mi­nio, el ha­bi­tácu­lo in­clu­ye de­ta­lles co­mo el cris­tal Swa­rovs­ki ele­gi­do pa­ra de­co­rar el man­do que per­mi­te se­lec­cio­nar el mo­do de con­duc­ción.

Adrian van Hooy­donk, vi­ce­pre­si­den­te de di­se­ño de BMW, ex­pli­có du­ran­te la pre­sen­ta­ción del vehícu­lo que “es­ta­mos an­te nues­tra in­ter­pre­ta­ción de una má­qui­na vi­go­ro­sa y con una con­duc­ción de alta ga­ma. El Se­rie 8 es un co­che de­por­ti­vo que re­pre­sen­ta el di­na­mis­mo pu­ro y el lu­jo mo­derno co­mo nin­gún otro. Creo que se tra­ta de una pie­za de pu­ra fas­ci­na­ción au­to­mo­vi­lís­ti­ca”.

Ex­clu­si­vi­dad Se­gún Ha­rald Krü­ger, pre­si­den­te del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de BMW, es­te vehícu­lo une el lu­jo mo­derno con el di­na­mis­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.