En­fo­que di­gi­tal

En un mer­ca­do que cae, la cen­te­na­ria Lei­ca re­sis­te con cá­ma­ras de al­ta ga­ma mien­tras tra­ba­ja con Hua­wei

La Vanguardia - Dinero - - DIGITAL - Blan­ca Gis­pert

Ca­da vez se ha­cen más fo­tos pe­ro se com­pran me­nos cá­ma­ras. El au­ge­del­te­lé­fono se ha­lle­va­do lo que ha­ce una dé­ca­da era el pro­duc­to es­tre­lla de los fi­nes de se­ma­na: la cá­ma­ra di­gi­tal. Tal co­mo ha pa­sa­do con otros ar­tícu­los –el mp3, el des­per­ta­dor, la cal­cu­la­do­ra– las ven­tas no ha­cen na­da más que caer en picado. Si en el año 2011 el mer­ca­do mun­dial ge­ne­ra­ba unos in­gre­sos de 33.000 mi­llo­nes de dó­la­res, el año pa­sa­do só­lo con­si­guió 17.000 mi­llo­nes, se­gún ci­fras de Sta­tis­ta. Lo mis­mo su­ce­dió con las uni­da­des ven­di­das: el 2011 se ven­die­ron 114 mi­llo­nes mien­tras que el año pa­sa­do la ci­fra fue de 23 mi­llo­nes, se­gún un es­tu­dio de Lens­vid.

Es­te cam­bio de pa­ra­dig­ma ha for­za­do a los pro­duc­to­res a sus­ti­tuir las cá­ma­ras ama­teurs por las pro­fe­sio­na­les. Ko­dak, Fu­ji­film, no han sa­bi­do có­mo en­ca­jar en la nue­va reali­dad pe­ro la ale­ma­na Lei­ca, icó­ni­ca aun­que de pe­que­ñas di­men­sio­nes, ha­sa­bi­do re­sis­tir. Crea­dor a el año 1925 de la re­vo­lu­cio­na­ria cá­ma­ra de pe­lí­cu­la de 35 mm, pe­que­ña y li­ge­ra, Lei­ca fue el apa­ra­to de los gran­des fo­tó­gra­fos del si­glo XX, co­mo Hen­ri Car­tie­rB­res­son o Ro­bert Ca­pa. Aun­que en los 90 la mar­ca ale­ma­na se ne­gó a ha­cer el cam­bio ala cá­ma­ra di­gi­tal –re­sis­ten­cia que ca­si la lle­va a la rui­na el 2004– fi­nal­men­te se adap­tó a los nue­vos tiem­pos con la di­gi­ta­li­za­ción de su tec­no­lo­gía. “Apos­tar só­lo por la ima­gen vin­ta­ge ha­bría si­do un error por­que que­rría de­cir que hoy, Lei­ca no ten­dría nin­gún pa­pel re­le­van­te en el mer­ca­do. Que­re­mos es­tar a la van­guar­dia del di­se­ño pe­ro so­bre to­do de la ca­li­dad de ima­gen y de la ela­bo- ra­ción pro­pia”, apun­ta Ste­fan Da­niel, di­rec­tor de fo­to­gra­fía de Lei­ca.

En más de 100 años de vi­da, Da­niel ex­pli­ca que Lei­ca nun­ca ha ba­ja­do de la ga­ma al­ta( el pre­cio me­dio de un pro­duc­to ron­da los 3.000 eu­ros) pe­ro eso, no le im­pi­de ha­ber he­cho al­gu­na es­ca­pa da. Cons­cien­te de la fuer­za del mó­vil, la com­pa­ñía co­la­bo­ró el año pa­sa­do con la chi­na Hua­wei, con quien lan­zó el mo­de­lo P9, que in­cor­po­ra una cá­ma­ra con la tec­no­lo­gía de Lei­ca. Por otra par­te, la com­pa­ñía tam­bién ha apro­ve­cha­do su ima­gen vin­ta­ge pa­ra lan­zar una ga­ma de apa­ra­tos de foto- gra­fía ins­tan­tá­nea pa­ra com­pe­tir con Po­la­roid o Fu­ji.

Con to­do, su ne­go­cio es pe­que­ño con res­pec­to a las gran­des mar­cas. Des­de ha­ce unos años, la fac­tu­ra­ción se en­cuen­tra en­tre los 300 y 400 mi­llo­nes. Tie­ne una plan­ti­lla de 1.600 tra­ba­ja­do­res y más de 100

bou­ti­ques por to­do el mun­do. Pe­ro la fir­ma no se ha sal­va­do de al­ti­ba­jos. En el 2004, An­dreas Kauf­mann la tu­vo que res­ca­tar de la quie­bra, en el 2011 el fondo bri­tá­ni­co Blacks­to­ne com­pró el 44% y en el 2012, Lei­ca sa­lió de la bol­sa de Frank­furt. El con­trol de Lei­ca to­da­vía lo man­tie­ne ACM, el bra­zo in­ver­sor de Kauf­mann, quien re­vi­vió la com­pa­ñía y quien ha tra­za­do el ca­mino pa­ra que la mar­ca to­da­vía si­ga vi­va hoy.

MANÉ ESPINOSA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.