Siem­pre nos que­da agos­to

El ries­go de con­flic­to bé­li­co en­tre EE.UU. y Co­rea del Nor­te al­te­ra el rum­bo al­cis­ta de los mer­ca­dos

La Vanguardia - Dinero - - MERCADOS - Pri­mo Gon­zá­lez

Los me­ses de agos­to son bue­nos pa­ra mu­chas co­sas, pe­ro lo que es se­gu­ro es que los in­ver­so­res lo re­cuer­dan co­mo un pe­rio­do ne­fas­to pa­ra las bol­sas. Así vie­ne sien­do des­de el agos­to del año 1990, cuan­do Irak in­va­dió Ku­wait y se desató una im­por­tan­te cri­sis internacional. La mal­dad del mes sue­le re­si­dir en cues­tio­nes po­lí­ti­cas y así vie­ne su­ce­dien­do en nu­me­ro­sas oca­sio­nes.

Es­ta vez, el con­flic­to en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Co­rea del Nor­te, de mo­men­to só­lo ver­bal pe­ro con al­ta ten­sión, ha pro­vo­ca­do has­ta aho­ra un re­ajus­te bur­sá­til de en­ver­ga­du­ra, el ma­yor des­de ha­ce más de un año. La eco­no­mía se en­cuen­tra en un estado de com­pla­cen­cia, una vez des­pe­ja­dos al­gu­nos nu­ba­rro­nes de al­can­ce po­lí­ti­co que ha­bían sem­bra­do de in­quie­tud los mer­ca­dos en los pri­me­ros me­ses del año. Des­de el re­sul­ta­do de las elec­cio­nes fran­ce­sas en ade­lan­te, el cli­ma eco­nó­mi­co en Eu­ro­pa y en las prin­ci­pa­les eco­no­mías no ha he­cho más que me­jo­rar, co­mo re­fle­jan las bol­sas.

El ries­go de una con­fron­ta­ción bé­li­ca a cau­sa de la ac­tual cri­sis en­tre dos paí­ses tan an­ta­gó­ni­cos se lo han to­ma­do muy en se­rio los in­ver­so­res, que rá­pi­da­men­te han em­pe­za­do a mo­ver su di­ne­ro des­de las po­si­cio­nes de ma­yor ries­go ha­cia los ac­ti­vos de ca­rác­ter más con­ser­va­dor, es de­cir, ha­cia el oro y los bo­nos de al­gu­nos emi­so­res de al­ta sol­ven­cia, co­mo Ale­ma­nia.

Los in­ver­so­res que tie­nen su di­ne­ro en fon­dos de in­ver­sión cuen­tan con un aba­ni­co su­fi­cien­te­men­te am­plio den­tro de es­tos pro­duc­tos pa­ra mo­ver­se a pla­cer (y sin cos­te fis­cal) des­de po­si­cio­nes con­so­li­da­das en ren­ta va­ria­ble ha­cia otras de ma­yor per­fil de­fen­si­vo, en es­pe­cial la ren­ta fi­ja a cor­to pla­zo, que es­te año se ha per­fi­la­do co­mo uno de los ac­ti­vos me­nos re­co­men­da­dos pa­ra in­ver­tir da­dos los ti­pos de in­te­rés su­ma­men­te ba­jos e in­clu­so ne­ga­ti- vos. El brus­co cam­bio de es­ce­na­rio de es­tos días ha con­ver­ti­do en vir­tuo­sos al­gu­nos de es­tos ac­ti­vos, cu­yas co­ti­za­cio­nes en los mer­ca­dos han subido co­mo la es­pu­ma en cues­tión de días. El desen­la­ce de las ac­tua­les tur­bu­len­cias de los mer­ca­dos de­pen­de­rá de la du­ra­ción del con­flic­to po­lí­ti­co, aun­que hay mu­chos mo­ti­vos pa­ra su­po­ner que el con­flic­to po­dría en­trar pron­to en vías de en­fria­mien­to.

El mes his­tó­ri­ca­men­te más con­flic­ti­vo de las bol­sas ge­ne­ra reacciones con­ser­va­do­ras

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.