Ape­drean­do el bus de Goo­gle

Las pro­tes­tas con­tra es­tos bu­ses son cons­tan­tes, pri­me­ro por la mo­vi­li­dad, aho­ra por la vi­vien­da

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

cia en el cam­pus, gim­na­sio, la­van­de­ría, den­tis­ta, ca­mas pa­ra la sies­ta, co­mi­da pa­ga­da (co­ci­na me­xi­ca­na, orien­tal, me­di­te­rrá­nea, ve­ge­ta­ria­na, etc.) y ob­via­men­te, trans­por­te pri­va­do gra­tis. To­do eso apar­te de los se­gu­ros de vi­da, las ba­jas por ma­ter­ni­dad y pa­ter­ni­dad, los cré­di­tos-ma­sa­je por tra­ba­jos bien he­chos y la po­si­bi­li­dad de lle­var­se el pe­rro al tra­ba­jo. El suel­do de un in­ge­nie­ro sa­li­do de la uni­ver­si­dad es de me­dia de 106.000 dó­la­res al año a Goo­gle o 116.000 en Fa­ce­book (el do­ble de la me­dia de EE.UU.), que pue­den lle­gar a 160.000 al ca­bo de 10 años, se­gún Pa­yS­ca­le. La vi­da me­dia de los tra­ba­ja­do­res en la mis­ma em­pre­sa es de 2 años. Vis­to con nues­tros ojos son sa­la­rios desor­bi­ta­dos (¡co­brar 88.000€ en el pri­mer tra­ba­jo!) pe­ro los suel­dos, be­ne­fi­cios y par­ti­ci­pa­cio­nes van de acuer­do­co­nel­cos­te­de­la­vi­daen­la­re­gión y al re­vés. Y es­tá aquí don­de llo­ra la cria­tu­ra. Aun­que el trans­por­te co­lec­ti­vo re­du­ce el trá­fi­co pri­va­do y eso ten­dría que ser bien­ve­ni­do en una ciu­dad con al­tí­si­ma con­cien­cia eco­ló­gi­ca co­mo es San Fran­cis­co, las pro­tes­tas ciu­da­da­nas con­tra los bu­ses de Goo­gle son cons­tan­tes. Em­pe­za­ron con­tra los pro­ble­mas de mo­vi­li­dad ur­ba­na y uso del es­pa­cio pú­bli­co que pro­vo­ca­ban: emi­sio­nes en zo­nas de al­ta den­si­dad ur­ba­na, blo­queo de los ca­rri­les bi­ci y ocu­pa­ción de las pa­ra­das de trans­por­te pú­bli­co, en­tre otros. Pe­ro con el tiem­po se vio que el pro­ble­ma no era (só­lo) de mo­vi­li­dad si no que el pro­ble­ma real era de vi­vien­da.

El an­ti-Evic­tion Map­ping Pro­ject (@an­ti­evic­tion­map) es un­pro­yec­to de aná­li­sis y vi­sua­li­za­ción de da­tos que es­tu­dia las co­ne­xio­nes que hay en­tre ca­pi­tal, mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio, eco­no­mía di­gi­tal y po­lí­ti­cas de vi­vien­da. Ob­ser­van­do los da­tos de los des­alo­jos de in­qui­li­nos en­tre los años 2011 y 2013 se die­ron cuen­ta que el 69% se pro­du­cían en una ra­dio de 4is­las de las pa­ra­das de ‘Goo­gle Bus’ y que el nú­me­ro de des­alo­jos se ha­bía in­cre­men­ta­do un 100% en el mis­mo pe­rio­do. Y eso ex­pli­ca­ría el tí­tu­lo del ar­tícu­lo que no es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.