Un gran pac­to pa­ra ha­cer ha­bi­ta­bles las ciu­da­des

Los ex­per­tos pi­den una ma­yor coor­di­na­ción con la crea­ción de un or­ga­nis­mo con pre­sen­cia pú­bli­ca y pri­va­da pa­ra ha­cer fren­te al re­to de la mo­vi­li­dad

La Vanguardia - Dinero - - FOROS - Ma­riano Guin­dal

¿Es com­pa­ti­ble el au­to­mó­vil y el me­dio am­bien­te? Ha­cer­lo fac­ti­ble es el gran re­to que tie­nen las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas y la in­dus­tria. Lo­grar­lo no va a ser fá­cil, pe­ro es po­si­ble si to­dos co­la­bo­ran. Co­mo di­ce el ge­ren­te de Mo­vi­li­dad e In­fra­es­truc­tu­ra del Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na, Ma­nuel Val­dés “es­to im­pli­ca un cam­bio de men­ta­li­dad”.

Es­te fue el tema cen­tral abor­da­do en Diá­lo­gos de Fu­tu­ro Ban­co Sa­ba­dell con La Van­guar­dia so­bre “Au­to­mó­vil y me­dio am­bien­te, el re­to fac­ti­ble”. To­dos los par­ti­ci­pan­tes es­tu­vie­ron de acuer­do en pe­dir una ma­yor coor­di­na­ción en­tre las di­fe­ren­tes ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas y una in­ten­sa co­la­bo­ra­ción en­tre el sec­tor pú­bli­co y el pri­va­do. Pa­ra ello se su­gi­rió la cons­ti­tu­ción de una me­sa trans­ver­sal per­ma­nen­te en la que es­tu­vie­sen pre­sen­tes to­dos los ac­to­res im­pli­ca­dos. Un fo­ro en el que se ana­li­za­sen los pro­ble­mas an­tes de to­mar de­ci­sio­nes equi­vo­ca­das. Un or­ga­nis­mo con­sul­ti­vo de ca­rác­ter es­ta­tal o su­pra­mu­ni­ci­pal que bien po­dría es­tar si­tua­do en Madrid o Bar­ce­lo­na por ser ciu­da­des con gran tra­di­ción en el mun­do del mo­tor.

Co­mo afir­mó Ma­nuel Bur­diel, di­rec­tor co­mer­cial de Nis­san “la sos­te­ni­bi­li­dad pa­sa ne­ce­sa­ria­men­te por una ma­yor co­la­bo­ra­ción en­tre el sec­tor pú­bli­co y el sec­tor pri­va­do. Las ayudas a la re­no­va­ción de la flo­ta, o a la im­plan­ta­ción del co­che eléc­tri­co tie­nen que ser es­ta­bles pa­ra dar con­fian­za a los con­su­mi­do­res y a los agen­tes eco­nó­mi­cos im­pli­ca­dos en el pro­ce­so. Es esen­cial dar con­fian­za y pa­ra ello hay que im­pul­sar y ace­le­rar las po­lí­ti­cas ac­tua­les. Se ne­ce­si­ta crear la in­fra­es­truc­tu­ra ne­ce­sa­ria pa­ra que la con­duc­ción au­tó­no­ma au­to­má­ti­ca sea una reali­dad y po­da­mos evi­tar la in- mensa ma­yo­ría de los ac­ci­den­tes de trá­fi­co que en un no­ven­ta por cien­to se pro­du­cen­po­re­rro­res­hu­ma­nos”.

En su opi­nión, com­par­ti­da por to­dos los pre­sen­tes, el co­che eléc­tri­co y au­tó­no­mo es­tán dan­do los pri­me­ros pa­sos, pe­ro no exis­te la me­nor du­da que a pe­sar del pro­ble­ma con los que se en­fren­tan, ter­mi­na­rán im­po­nién­do­se: “En Nis­san ya te­ne­mos un mo­de­lo que tie­ne una au­to­no­mía de 378 ki­ló­me­tros muy­su­pe­rior a la que te­nía mi pri­mer co­che de com­bus­tión. El pa­ra­le­lis­mo con lo que ha pa­sa­do­con­los­te­lé­fo­nos mó­vi­les es una re­fe­ren­cia obli­ga­da. (Na­die­pen­sa­ba que los pri­me­ros “za­pa­tó­fo­nos” lle­ga­sen a lo que son hoy). Con la mo­vi­li­dad eléc­tri­ca, así co­mo con la di­gi­ta­li­za­ción y el desa­rro­llo de la con­duc­ción au­tó­no­ma del au­to­mó­vil “pa­sa­rá lo mis­mo”. Nis­san ya tra­ba­ja en un pa­so más allá, y ya

Rá­pi­da evo­lu­ción En los pró­xi­mos diez años se van a pro­du­cir más cam­bios en el au­to­mó­vil y en la mo­vi­li­dad ur­ba­na que en los que ha ha­bi­do en el úl­ti­mo si­glo

no nos cen­tra­mos só­lo en el vehícu­lo eléc­tri­co, es lo que en Nis­san en­glo­ba­mos en “Nis­san In­te­lli­gent Mo­bi­lity”, vehícu­lo eléc­tri­co y tec­no­ló­gi­co, in­te­gra­ción del vehícu­lo en el ho­gar, en el tra­ba­jo, pro­por­cio­nar ener­gía efi­cien­te pa­ra to­dos y en cual­quier si­tio con un ob­je­ti­vo cla­ro: do­ble ce­ro. 0 emi­sio­nes y 0 ac­ci­den­tes.

Pa­ra el di­rec­tor de mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble de Seat las co­sas es­tán muy cla­ras: “En los pró­xi­mos diez años se van a pro­du­cir más cam­bios y más­pro­fun­dos queen­los úl­ti­mos cien años. El co­che va a ser au­tó­no­mo, co­nec­ta­do y sos­te­ni­ble. Los jó­ve­nes, los mi­llen­nials van a asu­mir el cam­bio por con­vic­ción y el res­to por im­po­si­ción. Ya ha em­pe­za­do en la ges­tión de las for­mas de mo­vi­li­dad con el cars­ha­ring o el eti­que­ta­do me­dioam­bien­tal de vehícu­los, que tie­ne el ob­je­ti­vo de dis­tin­guir y pre­miar a los me­nos con­ta­mi­nan­tes. Es­to es un gran acier­to por­que se op­ti­mi­za la ges­tión fren­te a la es­tra­te­gia de­res­trin­gir el trá­fi­co en­las ciu­da­des. Queun­día­pue­dan­cir­cu­lar las ma­tri­cu­las pa­res y otro día las im­pa­res es ab­sur­do”.

Lo que en su opi­nión es­tá me­ri­dia­na­men­te cla­ro es que las ciu­da­des es­ta­rán ca­da vez más su­per­po­bla­das. Y es­to afec­ta­rá a la mo­vi­li­dad y agra­va­rá el pro­ble­ma de la con­ta­mi­na­ción. Por eso, se­rán los ayun­ta­mien­tos cuan­do em­pie­cen apli­car las me­di­das an­ti­con­ta­mi­na­ción quie­nes me­jor pu­bli­ci­dad van a ha­cer de los co­ches eléc­tri­cos o de gas na­tu­ral com­pri­mi­do co­mo el que tie­ne Seat. Cal­vo ex­pli­có que es­te vehícu­lo fun­cio­na “exac­ta­men­te igual que uno de ga­so­li­na. Es un vehícu­lo con­ven­cio­nal que tam­bién tie­ne la ca­pa­ci­dad de fun­cio­nar con gas na­tu­ral vehi­cu­lar. Es­tán cla­si­fi­ca­dos, en el eti­que­ta­do am­bien­tal de vehícu­los de la DGT, co­mo vehícu­los “Eco”, eti­que­ta ver­de. Es de­cir, co­mo los hí­bri­dos o hí­bri­dos en­chu­fa­bles con me­nos de 40 km de au­to­no­mía”.

Ma­nuel Val­dés, al hi­lo de lo di­cho ar­gu­men­ta que el Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na tie­ne una po­si­ción muy avan­za­da so­bre el nue­vo­mo­de­lo­de­mo­vi­li­dad­que­se­vaa im­po­ner, más pron­to que tar­de, en to­das las gran­des ciu­da­des del mun­do: “es im­pres­cin­di­ble una nue­va es­tra­te­gia que ha­ga las ciu­da­des más sos­te­ni­bles y más sa­lu­da­bles. La “re­vo­lu­ción del as­fal­to” ya es­tá en mar­cha: ca­rri­les bus, ca­rril pa­ra bi­ci­cle­tas y pa­ti­ne­tes, res­tric­cio­nes se­lec­ti­vas del trá­fi­co etc. To­doe­llo nos lle­va a una­mo­vi­li­dad di­fe­ren­te a la que he­mos co­no­ci­do. Ca­be­mos to­dos, pe­ro de otra ma­ne­ra. Ne­ce­sa­ria­men­te te- ne­mos que fa­vo­re­cer al pea­tón. Por eso va­mos a ani­mar a que se uti­li­cen los vehícu­los com­par­ti­dos. No tie­ne sen­ti­do esa enor­me can­ti­dad de co­ches apar­ca­dos ocu­pan­do si­tio. Hay que es­ti­mu­lar el uso fren­te a la com­pra. Y la flo­ta de vehícu­los de mer­can­cías ter­mi­na­rán sien­do eléc­tri­cas”.

¿Y qué pa­pel tie­ne que ju­gar el sec­tor fi­nan­cie­ro en es­ta re­vo­lu­ción del as­fal­to? Unae­sen­cial ,la fi­nan­cia­ción del cam­bio de mo­de­lo ha­cia una mo­vi­li­dad más sos­te­ni­ble. Así lo afir­ma Ja­vier León, di­rec­tor ge­ne­ral Sa­ba­dell Ren­ting, Ban­co Sa­ba­dell: “No­so­tros que­re­mos ser agen­tes del cam­bio y pa­ra ellos es­ta­mos dis­pues­tos a asu­mir un ries­go. Nues­tro ob­je­ti­vo es po­ner el co­che eléc­tri­co en el mer­ca­do. De he­cho, ya te­ne­mos pro­duc­tos muy ren­ta­bles de ren­ting que van en es­te sen­ti­do. Pe­ro pa­ra ello es im­pres­cin­di­ble que se man­ten­ga la cons­tan­cia en las ayudas. Aho­ra los pea­jes y los apar­ca­mien­tos son gratuitos –aun­que no de for­ma ge­ne­ra­li­za­da– pa­ra los co­ches eléc­tri­cos. Pe­ro ¿has­ta cuán­do? Se tie­nen que coor­di­nar to­das las ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­ra que las ayudas sean ho­mo­gé­neas y uni­ver­sa­les”.

En opi­nión del se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Lea­sing y Ren­ting Ma­nuel Gar­cía “es fun­da­men­tal que las ayudas pú­bli­cas se di­ri­jan al uso y no a la com­pra de los vehícu­los. Se tra­ta de un cam­bio de men­ta­li­dad que es­tá afec­tan­do a to­dos los ám­bi­tos de la vi­da y que es­tá dan­do lu­gar a la lla­ma­da eco­no­mía de la fi­de­li­za­ción. De la mis­ma ma­ne­ra que los jó­ve­nes han de­ja­do de com­prar los CD de mú­si­ca y ad­quie­ren los de­re­chos pa­ra es­cu­char sus can­cio­nes fa­vo­ri­tas así pa­sa­rá con los vehícu­los. Ya no tie­ne sen­ti­do la pro­pie­dad y así lo es­tá en­ten­dien­do la so­cie­dad, que en lo que res­pec­ta al vehícu­lo, y re­cu­pe­ran­do la cuo­ta que exis­tía an­tes de la cri­sis, en el año 2016 más de 300.000 vehícu­los usa­ron el lea­sing y el ren­ting”.

La­que­jaes­quehay­que­po­ne­run cier­to or­den en es­ta ex­plo­sión que se es­tá pro­du­cien­do don­de exis­te una ma­ra­ña de ayudas, nor­ma­ti­vas, ex­ce­so de re­gu­la­ción en al­gu­nos ca­sos y va­cíos en otros, y es ne­ce­sa­rio que sean si­mi­la­res en to­dos los ayun­ta­mien­tos y co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas pa­ra ir crean­do una con­cien­cia co­mún: “Es­pa­ña es un país de py­mes y au­tó­no­mos y no tie­ne nin­gún sen­ti­do que es­tos no ten­gan los mis­mos be­ne­fi­cios que las gran­des em­pre­sas. Nos te­ne­mos que po­ner las pi­las por­que el fu­tu­ro nos va a arro­llar si no so­mos ca­pa­ces de re­con­du­cir­lo”.

Yquien­más­tie­ne que­de­cir y ha­cer en la re­vo­lu­ción del as­fal­to ló­gi­ca­men­te es la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Trá­fi­co de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio del In­te­rior. Su sub­di­rec­to­ra ad­jun­ta, Su­sa­naGó­me­zes­ro­tun­da al afir­mar “nues­tras ac­cio­nes es­tán ins­pi­ra­das en la Vi­sión Ce­ro que ha­ce re­fe­ren­cia a la idea de que no es acep­ta­ble que cual­quier error hu­mano, por gra­ve que sea, ten­ga co­mo re­sul­ta­do un ac­ci­den­te quea­ca­be­con­la­vi­da­deu­na­per­so­na o le oca­sio­ne le­sio­nes gra­ves: Un­re­to que de­be con­se­guir­se “en­tre to­dos los ac­to­res que for­man el eco­sis­te­ma de la mo­vi­li­dad y te­nien­do en cuen­ta las ac­tua­les po­si­bi­li­da­des que ofre­cen los vehícu­los en ma­te­ria de co­nec­ti­vi­dad, y sis­te­mas al­ta­men­te au­to­ma­ti­za­dos, los vehícu­los que in­cor­po­ran las tec­no­lo­gías más avan­za­das son cru­cia­les pa­ra re­du­cir las ci­fras de si­nies­tra­li­dad, y evi­tar las con­se­cuen­cias de los erro­res hu­ma­nos”.

En su opi­nión: “los tres pi­la­res de la mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble son la di­gi­ta­li­za­ción (au­to­ma­ti­za­ción y co­nec­ti­vi­dad), la co­lec­ti­vi­za­ción del au­to­mó­vil y la mi­cro­mo­vi­li­dad. En la DGT he­mos he­cho una apues­ta por la co­nec­ti­vi­dad que se ma­te­ria­li­za en el desa­rro­llo de una pla­ta­for­ma tec­no­ló­gi­ca que con­cen­tra la in­for­ma­ción que los con­duc­to­res y pro­vee­do­res de in­for­ma­ción quie­ran vo­lun­ta­ria­men­te co­mu­ni­car y re­ci­bir, se tra­ta de in­for­mar al con­duc­tor en tiem­po real de in­ci­den­cias en la vía (a tra­vés de smartp­ho­nes o dis­po­si­ti­vos em­bar­ca­dos) pa­ra que de ma­ne­ra an­ti­ci­pa­da pue­da adop­tar las me­jo­res de­ci­sio­nes. Es­tos da­tos se emi­ti­rán por el vehícu­lo de ma­ne­ra anó­ni­ma y en nin­gún ca­so se po­drá uti­li­zar con fi­nes san­cio­na­do­res”. En re­la­ción a la con­duc­ción au­tó­no­ma hay que plan­tear­se que aho­ra se da el car­net al con­duc­tor, pe­ro el fu­tu­ro apun­ta a la ex­pe­di­ción de una cer­ti­fi­ca­ción a los vehícu­los que in­cor­po­ren sis­te­mas que per­mi­tan la con­duc­ción au­tó­no­ma.

Susana Gó­mez en­fa­ti­zó las enor­mes po­si­bi­li­da­des que pre­sen­ta pa­ra Es­pa­ña es­ta re­vo­lu­ción que es­ta­mos vi­vien­do por ser el ter­cer país pro­duc­tor de vehícu­los de Eu­ro­pa y el oc­ta­vo del mun­do. “Te­ne­mos que apos­tar por las nue­vas tec­no­lo­gías y po­ner­nos a la ca­be­za en la nue­va mo­vi­li­dad pa­ra ha­cer sos­te­ni­ble nues­tras ciu­da­des. La UE ha es­ta­ble­ci­do la ne­ce­si­dad de cum­plir en 2050 con el ob­je­ti­vo glo­bal de re­duc­ción de emi­sio­nes de la UE de en­tre un 80 y un 95% que ha­rá ne­ce­sa­rio po­lí­ti­cas de des­car­bo­ni­za­ción del sec­tor trans­por­te que se des­plie­guen a cor­to pla­zo”.

La ciu­da­des ca­da vez más po­bla­das de­be­rían es­ti­mu­lar el co­che com­par­ti­do Los jó­ve­nes pre­fie­ren el uso y no la pro­pie­dad; asu­mi­rán el cam­bio por con­vic­ción o im­po­si­ción La tec­no­lo­gía per­mi­te re­du­cir los ac­ci­den­tes y mi­ni­mi­zar el im­pac­to am­bien­tal

Ma­nuel Gar­cía Se­cre­ta­rio Ge­ne­ral Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Lea­sing y Ren­ting “Ol­vi­den la com­pra de un vehícu­lo. Ca­da vez se­rá más im­por­tan­te el uso de ese vehícu­lo. Hay que pa­sar de la pro­pie­dad al pa­go por uso”

Ja­vier León Di­rec­tor Ge­ne­ral Sa­ba­dell Ren­ting de Banc Sa­ba­dell “En Banc Sa­ba­dell que­re­mos ser agen­tes del cam­bio y pa­ra ello es­ta­mos dis­pues­tos a asu­mir un ries­go”

Susana Gó­mez Sub­di­rec­to­ra Ad­jun­ta de Vehícu­los de la DGT- Mi­nis­te­rio del In­te­rior Los tres pi­la­res de la sos­te­ni­bi­li­dad de las ciu­da­des son la di­gi­ta­li­za­ción, la co­lec­ti­vi­za­ción del au­to­mó­vil y la mi­cro­mo­vi­li­dad”

Ma­nuel Bur­diel

Di­rec­tor Co­mer­cial de Nis­san “Se ne­ce­si­ta una ma­yor coor­di­na­ción en­tre ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas y que las ayudas sean es­ta­bles”

Ma­nuel Val­dés Ge­ren­te de Mo­vi­li­dad del Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na “Es evi­den­te que el ac­tual mo­de­lo de mo­vi­li­dad ur­ba­na hay que cam­biar­lo y Bar­ce­lo­na ha em­pe­za­do ya a ha­cer­lo”

Antonio Cal­vo Di­rec­tor de Mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble de SEAT “Pa­ra que la sos­te­ni­bi­li­dad me­dioam­bien­tal sea po­si­ble se ne­ce­si­ta más co­la­bo­ra­ción en­tre el sec­tor pú­bli­co y el pri­va­do”

Apro­ve­char la opor­tu­ni­dad Es­pa­ña es el ter­cer país pro­duc­tor de vehícu­los en Eu­ro­pa y el oc­ta­vo del mun­do, por eso de­be apos­tar por la nue­va mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble

ANA JI­MÉ­NEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.