Pri­me­ro, los bo­nos; lue­go, las ac­cio­nes

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

En di­ciem­bre del 2015, la Re­ser­va Fe­de­ral reali­zó la pri­me­ra subida de los ti­pos de in­te­rés des­de el ini­cio de la cri­sis y dio ini­cio a la nor­ma­li­za­ción de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. No se pue­de de­cir que ha­ya co­rri­do des­de en­ton­ces. Tres años des­pués, la Fed aún tie­ne los ti­pos ofi­cia­les en el 2,25%, un ni­vel con­si­de­ra­do neu­tro en po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. Y, eso, a pe­sar de que Es­ta­dos Uni­dos cre­ce a un rit­mo del 4,1% y la ta­sa de pa­ro es­tá en el 3,7% de la po­bla­ción ac­ti­va, el mí­ni­mo en cin­cuen­ta años. El fin de los ti­pos ul­tra­ba­jos de la Fed afec­ta, ló­gi­ca­men­te, al pre­cio al que los ban­cos to­man pres­ta­do y pres­tan. Los

trea­su­ries –bo­nos del Te­so­ro a diez años– rin­den aho­ra un 3,2%, el tri­ple que en di­ciem­bre del 2015, cuan­do se ini­ció la es­ca­la­da. Pro­gre­si­va­men­te, el ma­yor atrac­ti­vo de los bo­nos de Es­ta­dos Uni­dos ha pro­vo­ca­do un re­torno de los ca­pi­ta­les que sa­lie­ron del país en los años pre­ce­den­tes en bus­ca de ren­ta­bi­li­da­des más atrac­ti­vas. Las con­se­cuen­cias de es­ta re­pa­tria­ción han si­do múl­ti­ples. En­tre las más evi­den­tes es­tán la apre­cia­ción del dó­lar fren­te a to­da la cesta de di­vi­sas y la ne­ce­si­dad de un buen gru­po de paí­ses emer­gen­tes de su­bir los ti­pos pa­ra po­der se­guir ob­te­nien­do fi­nan­cia­ción de los mer­ca­dos. Las cri­sis de Ar­gen­ti­na, ya ba­jo tu­te­la del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal, y la de Tur­quía son dos bue­nas mues­tras de los efec­tos del al­za de ti­pos por par­te de la Fed. La otra con­se­cuen­cia re­le­van­te es la re­ti­ra­da de los in­ver­so­res más con­ser­va­do­res de las bol­sas. Si los ti­pos al­tos van a en­ca­re­cer la fi­nan­cia­ción de las em­pre­sas, re­du­cir sus már­ge­nes y, po­si­ble­men­te, re­du­cir su va­lor, ¿por qué no re­ti­rar el di­ne­ro y com­prar bo­nos o de­jar el di­ne­ro en el ban­co, que aho­ra ya ofre­ce un re­torno más atrac­ti­vo?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.