De qué vi­vi­rá?

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

Sie­te de ca­da diez es­pa­ño­les están preo­cu­pa­dos o muy preo­cu­pa­dos por si dis­pon­drán de su­fi­cien­te di­ne­ro al ju­bi­lar­se, se­gún una encuesta rea­li­za­da por el ban­co ING en do­ce paí­ses eu­ro­peos. Pe­ro que es­tén preo­cu­pa­dos no quie­re de­cir que se es­tén ocu­pan­do de ello. Di­ver­sos es­tu­dios in­di­can que me­nos de la mi­tad de los es­pa­ño­les aho­rra­ba pa­ra su retiro an­tes de la cri­sis, y to­do apun­ta –in­clui­da la caí­da de las apor­ta­cio­nes a pla­nes de pen­sio­nes– a que aún son me­nos los que lo han he­cho en los úl­ti­mos años. Sin em­bar­go, si hay un as­pec­to en el que el tiem­po apre­mia a la ho­ra de pla­ni­fi­car la ju­bi­la­ción es en el eco­nó­mi­co. Por un la­do, por­que to­das las re­for­mas le­gis­la­ti­vas que se van apli­can­do en Es­pa­ña y en paí­ses del en­torno van en la lí­nea de re­cor­tar las pen­sio­nes pú­bli­cas y di­fi­cul­tar el ac­ce­so a las mis­mas exi­gien­do más años de co­ti­za­ción en una so­cie­dad don­de ca­da vez se ac­ce­de más tar­de al mer­ca­do la­bo­ral. Por otro, por­que el sis­te­ma de tipos de in­te­rés ha­ce que la ren­ta­bi­li­dad de los pro­duc­tos fi­nan­cie­ros crez­ca de for­ma ex­po­nen­cial con el pa­so del tiem­po. Em­pe­zar cuan­to an­tes Se­gún los cálcu­los de Map­fre Vi­da, si uno aho­rra 100 eu­ros al mes en­tre los 25 y los 35 años y lue­go de­ja de aho­rrar pe­ro no to­ca ese di­ne­ro, lle­ga­rá a la ju­bi­la­ción con un ca­pi­tal acu­mu­la­do de 106.500 eu­ros. En cam­bio, si apor­ta esa mis­ma can­ti­dad des­de los 35 has­ta los 70 años, su ca­pi­tal fi­nal se­rá de 105.000 eu­ros. En ING, to­man­do co­mo re­fe­ren­cia su plan de pen­sio­nes re­fe­ren­cia­do al Ibex-35 y su­po­nien­do una re­va­lo­ri­za­ción me­dia del 6,36% en los úl­ti­mos vein­te años, ex­pli­can que si al­guien de 40 años co­mien­za a apor­tar 150 eu­ros al mes pa­ra ju­bi­lar­se, a los 67 años dis­pon­drá de 128.976 eu­ros, mien­tras que si la de­ci­sión la to­ma a los 35, su aho­rro se­rá de

186.419; y si se lo plan­tea a los 30, de 264.606 eu­ros. “La di­fe­ren­cia es dis­po­ner de una pen­sión adi­cio­nal de 905, 1.309 o 1.858 eu­ros”, re­mar­can. Jo­sep So­ler, di­rec­tor del Ins­ti­tut d’Es­tu­dis Fi­nan­cers, ex­pli­ca que “es­ta es la ma­gia del in­te­rés com­pues­to: cuan­to an­tes co­mien­zas aho­rrar, más pro­duc­ti­vo es tu di­ne­ro, por­que 100 eu­ros a un 5% de in­te­rés se con­ver­ti­rán en 160 los pri­me­ros diez años; en la se­gun­da dé­ca­da pa­sa­rán a ser 265, y en la ter­ce­ra, 433; así que un 5% de ren­ta­bi­li­dad sig­ni­fi­ca 60 eu­ros los pri­me­ros diez años, pe­ro 105 en­tre los 10 y los 20, y 165 en­tre los 20 y los 30”. Siem­pre, cla­ro es­tá, que los ren­di­mien­tos se va­yan acu­mu­lan­do al ca­pi­tal pa­ra que si­gan ren­tan­do. A pe­sar de es­tos nú­me­ros tan con­vin­cen­tes, las en­cues­tas so­bre la pre­vi­sión y el aho­rro de los es­pa­ño­les an­te el en­ve­je­ci­mien­to in­di­can que la mi­tad de los me­no­res de 30 años no re­co­no­ce la ne­ce­si­dad de aho­rrar pa­ra la ju­bi­la­ción, a lo que se su­ma otro 36% que cree que sí ten­dría que aho­rrar pe­ro no lo ha­ce.

Cal­cu­lar cuán­to ne­ce­si­ta Se­gún el ba­ró­me­tro de pla­nes de pen­sio­nes de em­pleo 2012, pre­sen­ta­do ha­ce unas se­ma­nas por Vi­daCai­xa Group, el 61% de los es­pa­ño­les no sa­be qué pen­sión le que­da­rá cuan­do se ju­bi­le. Y si la pregunta se ha­ce en­tre quie­nes tie­nen me­nos de 51 años, son dos de ca­da tres los que no tie­nen ni idea. Pe­ro pa­ra po­der pla­ni­fi­car el aho­rro de la ju­bi­la­ción es im­pres­cin­di­ble co­no­cer cuál ha de ser el ob­je­ti­vo de ca­da uno. “Lo prio­ri­ta­rio no es con­tra­tar un plan de pen­sio­nes o cual­quier otro pro­duc­to fi­nan­cie­ro; lo pri­me­ro es mi­rar­te a ti mis­mo y ver qué ob­je­ti­vos tie­nes pa­ra tu ju­bi­la­ción, qué gas­tos ten­drás (ali­men­ta­ción, via­jes, sa­lud, per­so­nas de ayu­da...), cuá­les se­rán tus in­gre­sos, qué ne­ce­si­tas con­se­guir…”, in­di­ca So­ler. Ma­rio Be­ren­guer, di­rec­tor ge­ne­ral de Vi­daCai­xa, cri­ti­ca que aún no se ha­ya re­gla­men­ta­do la obli­ga­ción de la Se­gu­ri­dad So­cial de in­for­mar de for­ma pe­rió­di­ca y de­ta­lla­da a to­dos los co­ti­zan­tes so­bre cuál se­rá su pen­sión de ju­bi­la­ción. A su jui­cio, las per­so­nas ten- drían mu­cho más cla­ro qué ne­ce­si­da­des fi­nan­cie­ras tie­nen pa­ra la ju­bi­la­ción si van co­no­cien­do cuál se­rá su fu­tu­ra pen­sión de ju­bi­la­ción en eu­ros cons­tan­tes –des­con­ta­da la in­fla­ción–, y pue­den com­pa­rar­la con el sa­la­rio que co­bran. Hoy por hoy, la op­ción pa­ra co­no­cer ese da­to es des­car­gar­se un pro­gra­ma in­for­má­ti­co des­de la web de la Se­gu­ri­dad So­cial: https://se­de.seg-so­cial.gob.es/Se­de_1/Ser­vi­cio­sen-Li­nea/Ciu­da­da­nos/231479 . Hay es­tu­dios que ci­fran en el 19% la pér­di­da me­dia de in­gre­sos al ju­bi­lar­se, si bien se pre­vé que suba has­ta el 28% en 2027, cuan­do ter­mi­ne de en­trar en vi­gor la re­for­ma de las pen­sio­nes. Pe­ro pa­ra sa­la­rios de ni­vel me­dio-al­to, la mer­ma de po­der ad­qui­si­ti­vo ya su­pera hoy el 30%. Se­gún ING, un tra­ba­ja­dor con un sa­la­rio anual de 23.900 eu­ros de­be­ría con­se­guir aho­rros de 80.000 eu­ros pa­ra ju­bi­lar­se sin per­der po­der ad­qui­si­ti­vo. En Ing­di­rect.es/pla­nes­pen­sio­nes/calcu­lo-pen­sion hay un si­mu­la­dor pa­ra es­ti­mar las ne­ce­si­da­des de aho­rro de ca­da uno. Ha­cer un plan Una vez que uno cal­cu­la qué ne­ce­si­da­des fi­nan­cie­ras ten­drá al ju­bi­lar­se y qué par­te cu­bri­rá la pen­sión pú­bli­ca, de­be cuan­ti­fi­car su ob­je­ti­vo de aho­rro y di­se­ñar un plan pa­ra con­se­guir­lo. Es fun­da­men­tal que los ob­je­ti­vos sean rea­lis­tas, pues di­fí­cil­men­te se po­drán acu­mu­lar gran­des cifras si fal­tan po­cos años pa­ra el retiro y el sa­la­rio no es muy al­to. Aun así, los ex­per­tos fi­nan­cie­ros ase­gu­ran que es cues­tión de ha­cer­se un pre­su­pues­to per­so­nal re­vi­san­do qué gas­tos se pue­den re­du­cir o su­pri­mir sin afec­tar a la ca­li­dad de vi­da pa­ra aho­rrar pa­ra la ju­bi­la­ción, o qué fuen­tes de in­gre­sos ex­tra se pue­den con­se­guir. “Si em­pie­zas pron­to, to­do es más fá­cil, por­que pue­des plan­tear una es­tra­te­gia a 25-30 años vis­ta; pe­ro si te lo plan­teas con sólo 5 o 10 años por de­lan­te, ten­drás que res­trin­gir mu­cho el con­su­mo pa­ra al­can­zar tu ob­je­ti­vo”, ad­vier­te So­ler. Ade­más del ob­je­ti­vo y del pre­su­pues­to, el plan de­be­ría de­ta­llar la for­ma en que se va a aho­rrar –los ex­per­tos acon­se­jan ha­cer­lo de for­ma pe­rió­di­ca pa­ra que sea más fá­cil dis­ci­pli­nar­se, y en pro­duc­tos don­de se acu­mu­len los ren­di­mien­tos pa­ra apro­ve­char las ven­ta­jas del in­te­rés com­pues­to y en­gor­dar la cuan­tía fi­nal–, los me­ca­nis­mos de con­trol del gas­to y las su­per­vi­sio­nes pe­rió­di­cas que se ha­rán pa­ra ver qué des­via­cio­nes se pro­du­cen so­bre el pro­gra­ma ini­cial y apli­car los ajus­tes ne­ce­sa­rios. Di­ver­si­fi­car El me­jor pro­duc­to de aho­rro pa­ra la ju­bi­la­ción de­pen­de de ca­da per­so­na. Jo­sep So­ler opi­na que, si eres po­co dis­ci­pli­na­do, es me­jor ele­gir pro­duc­tos que sean po­co lí­qui­dos, de los que no sea fá­cil re­ti­rar el di­ne­ro, pa­ra no caer en la ten­ta­ción de des­ti­nar esos aho­rros a otros fi­nes. Be­ren­guer, de Vi­daCai­xa, ase­gu­ra que hay quien prio­ri­za los pla­nes de pen­sio­nes o los pla­nes de pre­vi­sión ase- gu­ra­da (PPA) por sus in­cen­ti­vos fis­ca­les “pe­ro hay mu­chas for­mu­la­cio­nes y con­vie­ne mi­rar­las to­das, por­que hay otros pro­duc­tos que no te re­du­cen la de­cla­ra­ción de la ren­ta ac­tual pe­ro te per­mi­ten aho­rrar muy bien pa­ra la ju­bi­la­ción” y no tri­bu­tar de gol­pe en el mo­men­to de re­ti­rar el di­ne­ro. El di­rec­tor del Ins­ti­tut d’Es­tu­dis Fi­nan­cers apun­ta que los fon­dos de in­ver­sión o las ac­cio­nes tam­bién pue­den ser fór­mu­las bue­nas pa­ra de­ter­mi­na­dos aho­rra­do­res, así co­mo los de­pó­si­tos ban­ca­rios en épo­cas en que ofre­cen bue­nas ren­ta­bi­li­da­des. “Lo im­por­tan­te es ele­gir pro­duc­tos con po­cos gas­tos –hay que vi­gi­lar las co­mi­sio­nes y los gas­tos im­plí­ci­tos que con­lle­van– y di­ver­si­fi­car, for­mar una pe­que­ña car­te­ra y no po­ner to­dos los hue­vos en la mis­ma ces­ta”, en­fa­ti­za. Aña­de que pa­ra pe­que­ños aho­rra­do­res la car­te­ra pue­de es­tar for­ma­da por sólo dos pro­duc­tos o ele­gir fon­dos o ETF (fon­dos co­ti­za­dos en bol­sa) que en un so­lo pro­duc­to ya apor­tan di­ver­si­fi­ca­ción. Des­de ING en­fa­ti­zan la im­por­tan­cia de fi­jar­se en las co­mi­sio­nes de los pro­duc­tos “por­que una di­fe­ren­cia de un 1% que hoy pa­re­ce des­pre­cia­ble pue­de su­mar mi­les de eu­ros a lar­go pla­zo”. Ges­tión ac­ti­va Sea cual sea el pro­duc­to ele­gi­do pa­ra aho­rrar pa­ra la ju­bi­la­ción, hay que se­guir­lo de cer­ca. De en­tra­da, por­que el ti­po de in­ver­sión y los pro­duc­tos han de ir­se mo­di­fi­can­do a me­di­da que uno se acer­ca a la ju­bi­la­ción. “Cuan­do eres jo­ven es re­co­men­da­ble in­ver­tir con más ries­go, por­que pue­des te­ner años ma­los pe­ro a la lar­ga se com­pen­sa­rán con los bue­nos y ob­ten­drás me­jo­res ren­ta­bi­li­da­des; en cam­bio, cuan­do te fal­tan en­tre cin­co y diez años pa­ra re­ti­rar­te, el di­ne­ro de la ju­bi­la­ción no de­be es­tar ex­pues­to a ren­ta va­ria­ble, por­que si te vie­nen años ma­los no tie­nes tiem­po de re­cu­pe­rar­te”, ex­pli­ca So­ler. En­fa­ti­za que el ma­yor error del in­ver­sor es­pa­ñol es in­ver­tir de for­ma con­ser­va­do­ra, cuan­do lo desas­tro­so es no asu­mir ries­gos en in­ver­sio­nes a 20 o 30 años por­que sig­ni­fi­ca re­nun­ciar a mu­chos ren­di­mien­tos. El se­gui­mien­to de la in­ver­sión tam­bién per­mi­te re­vi­sar si la ren­ta­bi­li­dad que se va con­si­guien­do es la es­pe­ra­da e ir ajus­tán­do­la, y vi­gi­lar los gas­tos que se apli­can, las nue­vas po­si­bi­li­da­des que hay en el mer­ca­do fi­nan­cie­ro o los cam­bios en la fiscalidad. Sin em­bar­go, lo ha­bi­tual pa­ra mu­chos aho­rra­do­res es ele­gir un pro­duc­to y de­sen­ten­der­se. Se­gún el ba­ró­me­tro de Vi­daCai­xa, el 43% de los par­tí­ci­pes no sa­be el nom­bre de la ges­to­ra de su plan de em­pleo y el 61% des­co­no­ce la ren­ta­bi­li­dad que ob­tie­ne. “So­mos va­gos pa­ra con­tro­lar el aho­rro y los gas­tos; cui­da­mos nues­tra sa­lud pa­ra lle­gar bien a la ju­bi­la­ción pe­ro de nues­tra sa­lud fi­nan­cie­ra nos preo­cu­pa­mos bas­tan­te po­co; y bas­ta con un mi­cro­che­queo anual”, co­men­ta So­ler.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.