Efec­tos es­pe­cia­les

Fal­sas pers­pec­ti­vas, jue­gos de lu­ces y som­bras, ma­te­ria­les que imi­tan a otros, com­ple­men­tos que tra­tan de en­ga­ñar la vis­ta... hay di­se­ños que no son lo que pa­re­cen, son ilu­sio­nes do­més­ti­cas

La Vanguardia - ES - - BOULEVARD - Tex­to Begoña Cor­zo

“Que­ría un mo­sai­co que al pri­mer vis­ta­zo pa­re­cie­se com­pues­to por for­mas geo­mé­tri­cas, que pue­den gus­tar más o me­nos a to­dos, pe­ro que al ana­li­zar­lo en de­ta­lle se des­cu­brie­se una fi­gu­ra po­lí­ti­ca­men­te in­co­rrec­ta”, ex­pli­ca el di­se­ña­dor Jo­sep Mo­tas so­bre sus azu­le­jos Skull. Es­ta in­ten­ción de ju­gar con la per­cep­ción, de ha­cer un gui­ño a quien las con­tem­pla, es com­par­ti­da por las crea­cio­nes que se mues­tran en es­tas pá­gi­nas, he­re­de­ras con­tem­po­rá­neas de una an­ti­gua tra­di­ción. La his­to­ria de la pin­tu­ra y la ar­qui­tec­tu­ra es­tá re­ple­ta de obras que in­ten­tan en­ga­ñar. Las co­lum­nas del Par­te­nón no se de­for­man al acer­car­se y pa­re­cen es­bel­tas y equi­dis­tan­tes gra­cias, en­tre otros tru­cos, a que se cur­van ha­cia el cen­tro y son más grue­sas en las es­qui­nas. Los pin­to­res del quat­tro­cen­to desa­rro­lla­ron téc­ni­cas co­mo di sot­to in sù, pa­ra las pin­tu­ras en te­chos y cú­pu­las que de­bían ver­se des­de aba­jo. Unos es­cor­zos y pun­tos de fu­ga que el ba­rro­co y el ma­nie­ris­mo lle­va­ron al ex­tre­mo.

Los trampantojos (o trom­pe-l’oeil) y las fal­sas apa­rien­cias no son ex­clu­si­vos del ar­te. Ro­ma­nos y grie­gos ya pin­ta­ban mu­ra­les con puer­tas y ven­ta­nas pa­ra agran­dar las es­tan­cias. Y pá­ti­nas, mar­mo­la­dos y es­tu­cos se han em­plea­do con pro­fu­sión pa­ra dar ga­to por lie­bre, es de­cir, sus­ti­tuir ma­te­ria­les lu­jo­sos por otros más eco­nó­mi­cos que los imi­tan o ppa­ra fin­gir la hue­lla qque el tiem­po de­ja en los ob­je­tos. Una co­pa ba­rro­ca de plás­ti­co, mue­bles de ma­de­ra que pa­re­cen de hie­rro vie­jo o me­ta­les de­ci­mo­nó­ni­co del si­glo XXIX es­ta­rían en es­ta lí­nea. La som­bra de un ob­je­to pue­de ser tan­to o más es­té­ti­ca –e in­clu­so poé­ti­ca– que el ob­je­to mis­mo.mis Es el ca­so de la lám­pa­ra CMYK, del ho­lan­dés Den­nis Pa­rren, que quie­re “de­mos­trar que la luz es el ver­da­de­ro guar­dián del co­lor”. Las ce­lo­sías de Ele­na Somalo pro­yec­tan som­bras que pro­lon­gan la pro­pia pie­za, y lám­pa­ras co­mo la Ma­ran­ga, de Marset, jue­gan con­co el efec­to po­si­ti­vo-ne­ga­ti­vo. La re­fle­xión so­bre los ob­je­tos co­mo ar­que­ti­po –qué ca­rac­te­ri­za una me­sa o una lám­pa­ra–, su­ma­da a gran­des do­sis de iro­nía, ha da­do co­mo fru­to una me­sa que pa­re­ce flo­tar, una chan­de­lier que atrae a las abe­jas o un apa­ra­dor que se des­com­po­ne en re­ta­zos de la his­to­ria por­tu­gue­sa. Fal­sas apa­rien­cias que pi­den com­pli­ci­dad, es­ti­mu­lan la ima­gi­na­ción y pro­vo­can son­ri­sas.

Flo­ta­ción Lám­pa­ras Illu­sion, de Ha­rei­de De­sign­mill pa­ra Nort­hern Lighting. Jue­ga con la ilu­sión de la in­gra­vi­dez. En ca­sa­con­tract.com

PEP ÁVI­LA

Som­bras Ce­lo­sía pa­ra ex­te­rior de hie­rro for­ja­do Ba­bi­lon, di­se­ña­da por Ele­na Somalo. En pa­ne­les de 96x70x2 cm en­sam­bla­bles en­tre sí

Tram­pan­to­jo Mu­ral de vi­ni­lo au­to­ad­he­si­vo. Se pue­de per­so­na­li­zar tan­to el ta­ma­ño co­mo la ima­gen. Vi­go­mu­ral.com

Ras­tros gi­gan­tes Al­fom­bra de la­na he­cha a mano con una hue­lla dac­ti­lar di­se­ña­da por Ka­rim Ras­hid pa­ra Bo­Con­cept

Fal­sas apa­rien­cias Bu­ta­ca de Sweet Wood. Es­tá rea­li­za­da en ma­de­ra con efec­to de hie­rro en­ve­je­ci­do

Cris­tal blan­do Cen­tro de me­sa Faz­zo­let­ti, de Ro­che he Bobois. Se inspira en la li­ge­re­za de un pa­ñue­lo ñue­lo

Psi­co­de­lia Al­fom­bra oc­to­go­nal Na­bar­niz, de Mis­so­ni Ho­me. Es de la­na y mi­de 110 cm de diá­me­tro

Ba­rro­co li­ge­ro ge­ro Co­pa de plás­ti­co­lás­ti­co de Ba­ci­mi­la­nono que imi­ta el cris­tal is­tal ta­lla­do. Achi­ca.chi­ca.es

JOR­DI SA­RRÀ

Vér­ti­go Al­fom­bra de la­na de Nue­va Ze­lan­da, de Ele­na Somalo pa­ra la co­lec­ción Ki­lo­pond de KP

Pa­nal de luz Lám­pa­ra de ara­ña Na­po­león, de O’Ha­re & D’Ja­fer. Cue­ro con abe­jas de bron­ce cha­pa­do de co­bre y pla­ta. In­te­rior de pan de oro. Mar de Ca­va

Vin­ta­ge Brooklyn Tins, plan­chas de ho­ja­la­ta que re­pro­du­cen mo­de­los de prin­ci­pios del si­glo XX usa­dos en los te­chos de Nue­va York. En Room Ser­vi­ce De­sign

Azu­le­jos y oro au­tén­ti­cos Apa­ra­dor Heritage, de Bo­ca do Lo­bo. Con azu­le­jos his­tó­ri­cos por­tu­gue­ses e in­te­rior de pan de oro. Edi­ción li­mi­ta­da. Mar de Ca­va

Es­pe­jo cá­li­do Ra­dia­dor eléc­tri­co Ego, de Isarp. Dos cris­ta­les la­mi­na­dos con un gro­sor to­tal de sólo 12 mm. En trans­pa­ren­te o en fu­mé

Me­sa sin pa­tas De In­go Mau­rer pa­ra Es­ta­blis­hed­blis­hed & Sons. Se su­je­tau­je­ta con las si­llas, uni­das a la me­sa con un riel

Fue­ra de con­tex­to Me­sa An­to­niet­te, de ro­ble eu­ro­peo, y azu­le­jo Skull, di­se­ña­dos por Jo­sep Mo­tas. Los pro­du­ce el pro­pio di­se­ña­dor ba­jo la mar­ca Bus­so­ga

Ga­jos de luz Lám­pa­ra Ma­ran­ga, de Ch­ris­top­hee Mat­hieu pa­ra Marset. 322 pie­zas­pie­zas a mo­do de ga­jos que de­jan es­ca­par res­qui­cioss de luz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.