Cir­cu­lar por la red tam­bién con­ta­mi­na

La Vanguardia - ES - - ENCASA -

que es­tos da­tos no des­apa­rez­can nun­ca, las cal­de­ras de las nue­vas fá­bri­cas del si­glo XXI (los cen­tros de da­tos) tie­nen que ali­men­tar­se sin ce­sar con ener­gía. Con apro­xi­ma­da­men­te más de 2.270 mi­llo­nes de usua­rios, se cal­cu­la que si in­ter­net fue­se un país su con­su­mo ener­gé­ti­co equi­val­dría al del quin­to país con más de­man­da ener­gé­ti­ca del mun­do. Ca­da gi­gaby­te de da­tos subido a la red uti­li­za 5 kWh de ener­gía (ca­si me­dio eu­ro de electricidad). El 48% de es­ta ener­gía es con­su­mi­da por el cen­tro de da­tos que al­ma­ce­na la in­for­ma­ción, el 14% por las redes que trans­por­tan los da­tos, y un 38% por el usua­rio fi­nal; se­gún un es­tu­dio de The Cli­ma­te Group. La cla­ve es la efi­cien­cia del con­su­mo ener­gé­ti­co, lo que sig­ni­fi­ca em­plear una can­ti­dad me­nor de ener­gía pa­ra ali­men­tar los cen­tros de da­tos y sus­ti­tuir las ener­gías su­cias por otras re­no­va­bles.“Es pa­ra­dó­ji­co que las nue­vas fá­bri­cas del si­glo XXI es­tén ali­men­ta­das por ener­gías ob­so­le­tas del si­glo XIX, co­mo por ejem­plo el car­bón, que con­tri­bu­yen al cam­bio cli­má­ti­co”, afir­ma Pau­la Tejón, por­ta­voz de Green­pea­ce In­ter­na­cio­nal. A su jui­cio, “las gran­des com­pa­ñías de in­ter­net son el úni­co mo­tor pa­ra li­de­rar una tran­si­ción ha­cia una re­vo­lu­ción ener­gé­ti­ca”. Las po­lí­ti­cas y de­ci­sio­nes to­ma­das por los gi­gan­tes de la red pue­den pren­der la me­cha ha­cía un mun­do lim­pio ali­men­ta­do con re­cur­sos re­no­va­bles. ¿Aca­so lo po­drían ha­cer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.