SON DE MAR

Si exis­te una ciu­dad al sur de Es­pa­ña que se me­ce con las olas, esa es Cá­diz. Co­di­cia­da por cor­sa­rios y ase­dia­da por tro­pas enemi­gas, hoy se reivin­di­ca co­mo re­fe­ren­cia del Es­ta­do de de­re­cho y co­mo in­ven­to­ra de la lo­te­ría

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA - Tex­to Jo­sep M. Pa­lau Ri­be­ray­gua

IN­DE­PEN­DEN­CIA POR SOR­TEO

Des­de que se in­ven­ta­ron, las loterías siem­pre han ser­vi­do pa­ra lo mis­mo: ha­cer cre­cer las ar­cas del Es­ta­do y ali­men­tar el ima­gi­na­rio po­pu­lar con sue­ños de un fu­tu­ro me­jor. El di­ne­ro así re­cau­da­do ha ser­vi­do pa­ra su­fra­gar los gas­tos pú­bli­cos más di­ver­sos, in­clui­da la gue­rra de la In­de­pen­den­cia es­pa­ño­la. En el año 1811, an­te la ne­ce­si­dad de ha­cer frente a los cos­tes de la lu­cha con­tra las tro­pas na­po­leó­ni­cas, el mi­nis­tro del Con­se­jo y Cá­ma­ra de In­dias, Ci­ria­co Gon­zá­lez Car­va­jal, vio en la crea­ción de una lo­te­ría “un me­dio pa­ra au­men­tar los in­gre­sos del era­rio sin que­bran­to de los con­tri­bu­yen­tes”. A pe­sar de que la subida de im­pues­tos nun­ca es una al­ter­na­ti­va po­pu­lar, la ini­cia­ti­va de don Ci­ria­co tu­vo una gran aco­gi­da y me­jo­res re­sul­ta­dos: no sólo se apro­bó por las Cor­tes de Cá­diz sin vo­tos en con­tra, sino que las can­ti­da­des re­cau­da­das fue­ron en au­men­to a me­di­da que se re­cu­pe­ra­ban los te­rri­to­rios do­mi­na­dos por los fran­ce­ses. El pri­mer sor­teo de la de­no­mi­na­da Lo­te­ría Mo­der­na de Es­pa­ña tu­vo lu­gar el 4 de mar­zo de 1812, quin­ce días an­tes de que se pro­mul­ga­ra la pri­me­ra Cons­ti­tu­ción es­pa­ño­la, la fa­mo­sa Pe­pa. Que ca­da uno sa­que sus con­clu­sio­nes. Sin em­bar­go, hay que re­co­no­cer que, en el te­rreno de los mo­nu­men­tos y con­me­mo­ra­cio­nes, la Car­ta Mag­na sa­le me­jor pa­ra­da. Por ejem­plo, di­ver­sas pla­cas re­cuer­dan en el ex­te­rior del Ora­to­rio de San Fe­li­pe Ne­ri de Cá­diz que, en­tre los mu­ros de su plan­ta elíp­ti­ca del si­glo XVII, se reunie­ron las Cor­tes de Cá­diz pa­ra apro­bar la Cons­ti­tu­ción li­be­ral. En el edi­fi­cio anexo se si­túa el Mu­seo de las Cor­tes de Cá­diz, don­de la pie­za más lla­ma­ti­va es una im­po­nen­te ma­que­ta de la ciu­dad en el 1777, rea­li­za­da en cao­ba y mar­fil por el in­ge­nie­ro mi­li­tar de Car­los III. De la hu­mil­de y útil lo­te­ría, ni una pa­la­bra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.