LOS MÁS LIS­TOS DE LA CA­SA

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO - ORIOL RI­POLL es@lavan­guar­dia.es

Ha­ce quin­ce días les ex­pli­qué un jue­go de pa­la­bras que se pue­de ha­cer en la so­bre­me­sa de una de las co­mi­das na­vi­de­ñas y la se­ma­na pa­sa­da les pro­pu­se un jue­go pa­ra una fies­ta de fin de año. Co­mo la pró­xi­ma ce­le­bra­ción que anun­cia el ca­len­da­rio es el día de Re­yes, quie­ro ce­rrar el círcu­lo y ha­cer­les una nue­va pro­pues­ta pa­ra ju­gar en fa­mi­lia. Apues­tas es un jue­go de co­no­ci­mien­tos que se pue­de fa­bri­car en ca­sa. Sólo ne­ce­si­ta­rán pa­pel, lá­piz y fi­chas o le­gum­bres (unos gar­ban­zos, por ejem­plo) pa­ra el mar­ca- dor. Es­ta­rá bien que los ju­ga­do­res se or­ga­ni­cen de for­ma que ha­ya un mí­ni­mo de cua­tro equi­pos de eda­des mez­cla­das pa­ra fa­vo­re­cer la co­mu­ni­ca­ción en­tre miem­bros de la fa­mi­lia. Si lo pre­fie­ren, y si son me­nos de ocho, pue­den ju­gar in­di­vi­dual­men­te.

Ca­da gru­po tie­ne que pre­pa­rar una lis­ta con una pregunta de un te­ma que co­noz­ca bien y ocho res­pues­tas. Al­gu­nas de las res­pues­tas de­ben ser in­co­rrec­tas. Por ejem­plo, ha­ce­mos la pregunta “¿cuá­les de es­tos jue­gos son de car­tas?”, y es­cri­bi­mos: bris­ca, bu­ra­co, al­quer­que, con­ti­nen­tal, pa­tin­te­ro, tu­te, ma­ni­lla y mo­na. Si les gus­tan los jue­gos des­cu­bri­rán que hay al­gu­nos que no son de car­tas. Si quie­ren pue­den po­ner pre­gun­tas de cul­tu­ra ge­ne­ral, pe­ro tam­bién pue­de re­sul­tar in­tere­san­te ju­gar con da­tos fa­mi­lia­res del es­ti­lo: “¿cuál de es­tos nom­bres no per­te­ne­ce a nin­gún tío o a nin­gún pri­mo?” o “¿en cuál de es­tos años no na­ció nin­gún pri­mo?” o “¿qué mo­de­los de co­ches han pa­sa­do por la fa­mi­lia?”. Los equi­pos tie­nen uten­si­lios pa­ra escribir y cin­co mi­nu­tos pa­ra pre­pa­rar una o dos lis­tas, se­gún el nú­me­ro de equi­pos o el tiem­po que que­re­mos que du­re la par­ti­da. Ca­da equi­po dis­pon­drá tam­bién de diez gar­ban­zos, que ser­vi­rán de mar­ca­dor.

Se es­co­ge un equi­po que em­pie­za, lee en voz al­ta la pregunta y di­ce to­das las res­pues­tas que ha es­cri­to. El res­to de gru­pos de­ci­den en se­cre­to qué res­pues­tas creen que son co­rrec­tas. Cuan­do to­dos han he­cho su se­lec­ción, ca­da equi­po de­ja una le­gum­bre en un lu­gar co­mún. Des­pués, el gru­po que es­tá a la de­re­cha del que ha leí­do di­ce en voz al­ta cuán­tas res­pues­tas co­rrec­tas cree que hay. Si acier­ta, tie­ne que de­cir qué res­pues­tas cree que son co­rrec­tas, y si tam­bién acier­ta, se re­par­ten las le­gum­bres apos­ta­das en­tre el equi­po crea­dor y el que lo ha acer­ta­do. Si la res­pues­ta es in­co­rrec­ta, el equi­po tie­ne que pa­gar una nue­va le­gum­bre y el turno pa­sa al si­guien­te gru­po.

EN APUES­TAS CA­DA GRU­PO PRE­PA­RA UNA PREGUNTA Y UNA LIS­TA CON OCHO RES­PUES­TAS, AL­GU­NA DE ELLAS FAL­SA

De es­ta ma­ne­ra, con ca­da error au­men­ta el bo­te de gar­ban­zos pa­ra re­par­tir. Pe­ro si la lis­ta de pre­gun­tas es tan di­fí­cil que nin­gún equi­po sa­be el nú­me­ro o las res­pues­tas co­rrec­tas, se de­vuel­ven to­das las apues­tas a los equi­pos y, co­mo pe­na­li­za­ción, el que ha crea­do la lis­ta de­ja una le­gum­bre que se aña­de al bo­te co­mún de la si­guien­te ron­da. La par­ti­da se aca­ba cuan­do to­dos los equi­pos han leí­do sus pre­gun­tas. Se al­za con la vic­to­ria quien ten­ga más le­gum­bres en aquel mo­men­to.

Pue­den sim­pli­fi­car el jue­go y ha­cer que el equi­po que ha crea­do la lis­ta di­ga la can­ti­dad de res­pues­tas co­rrec­tas y que los otros ju­ga­do­res sólo ten­gan que adi­vi­nar de qué res­pues­tas se tra­ta. Otra op­ción es que al­guien pre­pa­re to­das las lis­tas. En­ton­ces la me­cá­ni­ca se trans­for­ma en una es­pe­cie de con­cur­so.

Ca­da op­ción tie­ne su gra­cia. Sólo ha­ce fal­ta que es­co­jan la que les pa­rez­ca más ade­cua­da pa­ra su fa­mi­lia. Qui­zás des­cu­bri­rán que for­man un buen tán­dem y que, jun­tos, son los más lis­tos de la ca­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.