Un tá­per ape­te­ci­ble

La Vanguardia - ES - - BOULEVARD -

1 Pre­sen­ta­ción im­pe­ca­ble

Nor­ma vá­li­da pa­ra to­dos pe­ro esen­cial pa­ra los ni­ños quis­qui­llo­sos. Hay que con­se­guir un me­nú que, aun­que es­té he­cho con an­te­la­ción, no pier­da co­lor, tex­tu­ra ni sa­bor. No es fá­cil pe­ro si po­si­ble.

2 Evi­tar los pi­co­teos

Pa­ra un ni­ño inape­ten­te no hay na­da peor que ir pi­can­do to­do el día. Por tan­to, en su ca­so, es fun­da­men­tal que no co­man na­da en­tre ho­ras. Es más, cuan­do hay po­co ape­ti­to, el al­muer­zo a me­dia ma­ña­na se­rá mí­ni­mo. Es im­por­tan­te lle­gar a la co­mi­da con mu­cho ape­ti­to. Un tru­co es dar­le un zu­mo de fru­tas na­tu­ral una o dos ho­ras an­tes de la co­mi­da.

3 Me­nús acep­ta­dos por el ni­ño

A la ho­ra de co­mer, el ni­ño no tie­ne a los pa­dres de­lan­te. Pa­ra que no de­je los ali­men­tos que no le gus­tan, es me­jor evi­tar­los en la co­mi­da y ser­vir­los en la ce­na. Hay que pro­cu­rar que el me­nú sea equi­li­bra­do. Nin­gún ali­men­to es im­pres­cin­di­ble.

4 Me­nús den­sos

Co­mo se tra­ta de un ni­ño con po­co ape­ti­to es im­por­tan­te que el me­nú ten­ga po­co vo­lu­men y sea muy nu­tri­ti­vo. Es­to quie­re de­cir que las so­pas no se­rán lo más ade­cua­do, pues ocu­pa­rán un vo­lu­men no­ta­ble en el es­tó­ma­go y tal vez no ten­gan to­dos los nu­trien­tes. De la mis­ma ma­ne­ra hay que evi­tar que be­ba mu­cho an­tes de co­mer.

5 Un pla­to úni­co co­mo me­nú

Pa­ra un ni­ño con po­co ape­ti­to dos pla­tos pue­den cons­ti­tuir un me­nú inaca­ba­ble. Es más prác­ti­co po­ner en el tá­per un pla­to úni­co que sea com­ple­to. Una en­sa­la­da de pas­ta o arroz que con­ten­ga, ade­más de pas­ta, car­ne o pes­ca­do o hue­vos y ver­du­ras, es un ejem­plo de pla­to úni­co com­ple­to. Un pu­ré de pa­ta­tas con ver­du­ras y car­ne po­dría ser otro. Las po­si­bi­li­da­des son múl­ti­ples.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.