Co­mer con las neu­ro­nas

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

¿No le ha ocu­rri­do nun­ca que el re­cuer­do de un gran pla­to que pro­bó en una oca­sión va irre­me­dia­ble­men­te vin­cu­la­do en su me­mo­ria a una fies­ta me­mo­ra­ble o a una so­bre­me­sa muy agra­da­ble? ¿Y no se ha pa­ra­do nun­ca a pen­sar por qué los res­tau­ran­tes ca­da vez cui­dan más lo que no es es­tric­ta­men­te gas­tro­nó­mi­co, co­mo la de­co­ra­ción o el am­bien­te del lo­cal? Co­mo en otros mu­chos as­pec­tos de la con­duc­ta hu­ma­na, las neu­ro­cien­cias están arro­jan­do luz a có­mo nos ali­men­ta­mos y, so­bre to­do, a qué pa­pel desem­pe­ña nues­tro ce­re­bro en to­do ese pro­ce­so. Y, aun­que ya se po­día in­tuir, aho­ra la cien­cia con­fir­ma que a pe­sar de que, ob­via­men­te, co­me­mos con el apa­ra­to di­ges­ti­vo, tam­bién lo ha­ce­mos, y mu­cho, con el ce­re­bro. Por ejem­plo, una per­so­na que co­ma hoy un pla­to pue­de to­mar otro idén­ti­co, con el mis­mo pun­to de coc­ción e in­gre­dien­tes, tiem­po des­pués, y per­ci­bir­lo de for­ma com­ple­ta­men­te dis­tin­ta, por sus dis­tin­tas cir­cuns­tan­cias y con­tex­to. El he­cho de que las neu­ro­cien­cias des­cri­ban y sis­te­ma­ti­cen es­te pro­ce­so pue­de dar alas –de he­cho, al­gu­nos co­ci­ne­ros ya están en ello– a los chefs más van­guar­dis­tas pa­ra pre­pa­rar nue­vas re­ce­tas que sor­pren­dan –y des­co­lo­quen– a sus clien­tes. Así que ya lo sa­ben, bien­ve­ni­dos a la era de la neu­ro­gas­tro­no­mía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.