AL PIE DE LAS MON­TA­ÑAS

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

La ciu­dad de Den­ver fue a prin­ci­pios del si­glo XX el pun­to de par­ti­da de aque­llos que se con­ta­gia­ron de la fie­bre del oro. Hoy, en épo­ca in­ver­nal, lo es de los que su­fren el mal del esquí, ya que su ubi­ca­ción en las fal­das de las mon­ta­ñas Ro­co­sas la con­vier­te en ac­ce­so pri­vi­le­gia­do a las es­ta­cio­nes de As­pen, Keys­to­ne y Vail, aun­que los lo­ca­les pre­fie­ren des­pla­zar­se a Ara­pahoe Ba­sin o Lo­ve­land, me­nos ma­si­fi­ca­das. To­das que­dan a unos 20 mi­nu­tos del cen­tro, de mo­do que no hay ex­cu­sa pa­ra no ir a des­li­zar­se por la la­de­ra. En cuan­to a la ur­be en sí, se dis­tri­bu­ye en tres par­tes di­fe­ren­cia­das, to­das ellas pro­duc­to de su­ce­si­vas am­plia­cio­nes, pe­ro in­ter­co­nec­ta­das con un efi­cien­te sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co que en par­te es gra­tui­to. Así su­ce­de con el tra­mo que re­co­rre la ca­lle 16, don­de se en­cuen­tra una ex­ten­sa área pea­to­nal y un cen­tro co­mer­cial, ade­más de va­rios de los atrac­ti­vos lo­ca­les. Al­ter­na­ti­va­men­te, el sis­te­ma de ca­rri­les pa­ra bi­ci­cle­ta es muy con­ve­nien­te, si el cli­ma acom­pa­ña. En­tre los ci­ta­dos atrac­ti­vos des­ta­ca el Ca­pi­to­lio, tí­pi­co edi­fi­cio con cú­pu­la pom­po­sa, ba­jo la cual se arre­mo­li­nan los tu­ris­tas pa­ra fo­to­gra­fiar­se jun­to el le­ma gra­va­do en pie­dra “One mi­le abo­ve sea le­vel” (una mi­lla por en­ci­ma del ni­vel del mar). La se­de del po­der le­gis­la­ti­vo se en­cuen­tra en el co­ra­zón del Ci­vic Cen­ter Park, don­de tam­bién se al­za el Den­ver Art Mu­seum, que ba­jo sus an­gu­lo­sos te­chos de ti­ta­nio guar­da una gran co­lec­ción de ar­te de los in­dios ame­ri­ca­nos.

A pe­sar de los mu­chos cen­tros co­mer­cia­les y de las ciu­da­des del jue­go de Black­hawk y Cen­tral City, el mo­ti­vo más des­ta­ca­do pa­ra acer­car­se a Den­ver son las Ro­co­sas, que na­cen en Ca­na­dá, pe­ro es en Co­lo­ra­do don­de al­can­zan su al­tu­ra má­xi­ma, en con­cre­to en el mon­te El­bert (4.401 me­tros). Allí na­ce el fa­mo­so río que da nom­bre al es­ta­do. El prin­ci­pal cen­tro de vi­si­tan­tes es el de Bea­ver Mea­dows, con­si­de­ra­do de in­te­rés his­tó­ri­co na­cio­nal, al tra­tar­se del pri­mer edi­fi­cio desa­rro­lla­do por la es­cue­la de ar­qui­tec­tu­ra Ta­lie­sin West tras la muer­te de su fun­da­dor, Frank Lloyd Wright. Ade­más de por la es­truc­tu­ra, va­le la pe­na co­no­cer­lo por su gran­dio­so ma­pa en 3D, que nos orien­ta­rá a la per­fec­ción.

Una vía es­pec­ta­cu­lar pa­ra re­co­rrer el parque es la Trail Rid­ge Road, ca­rre­te­ra que cir­cu­la a gran al­tu­ra ofre­cien­do vis­tas ex­ce­len­tes del Longs Peak, me­ca de es­ca­la­do­res de ro­ca, y en par­ti­cu­lar de la ca­ra co­no­ci­da co­mo el dia­man­te. Pe­ro co­mo en in­vierno la nie­ve fuer­za el cie­rre de la ca­rre­te­ra pa­no­rá­mi­ca, una al­ter­na­ti­va es di­ri­gir­se des­de el cen­tro de vi­si­tan­tes a Bear La­ke, un la­go al­pino muy po­pu­lar por la gran can­ti­dad de sen­de­ros pa­ra mon­ta­ñis­tas que par­ten de allí.

So­bre es­tas lí­neas, las ca­lles del cen­tro Den­ver ofre­cen un efi­cien­te sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co, en al­gu­nos tra­mos gra­tui­to

Ba­jo es­tas lí­neas, la Union Sta­tion, his­tó­ri­ca es­ta­ción de tre­nes que se inau­gu­ró a fi­na­les del si­glo XIX, es uno de los sím­bo­los de la ciu­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.