LAS IS­LAS DE LA BRU­JE­RÍA

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

El ci­ne de te­rror es­pa­ñol de los úl­ti­mos tiem­pos cuen­ta con so­no­ros ta­qui­lla­zos, en­tre los cua­les des­ta­ca por su pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal Los

otros, de Ale­jan­dro Ame­ná­bar. Con una Ni­co­le Kid­man que re­cuer­da por mo­men­tos a las ru­bias tor­tu­ra­das por Hitch­cock, la his­to­ria se desa­rro­lla en la is­la de Jer­sey, al fi­nal de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. Bue­na par­te de la ac­ción se ro­dó en reali­dad en el pa­la­cio de Los Hor­ni­llos de Can­ta­bria, pe­ro la elec­ción de la ma­yor de las is­las del Ca­nal pa­ra am­bien­tar la his­to­ria no po­día ser me­jor, pues­to que son mu­chas las le­yen­das de bru­jas y fan­tas­mas que se aso­cian con ellas.

Jer­sey es la más ex­ten­sa de es­te pe­cu­liar ar­chi­pié­la­go si­tua­do en el Ca­nal de la Man­cha. Es­tas tie­rras, a pe­sar de es­tar pró­xi­mas a la cos­ta de Fran­cia y de­pen­der de la co­ro­na de In­gla­te­rra, dis­fru­tan de un es­ta­tus es­pe­cial que ha­ce que no for­men par­te ni del Reino Uni­do ni de la Unión Eu­ro­pea. Por si fue­ra po­co, ca­da is­la acu­ña su pro­pia moneda y no com­par­te con las de­más le­yes ni ins­ti­tu­cio­nes po­lí­ti­cas. ¡El te­rror de los após­to­les del mun­do sin fron­te­ras! Pa­ra dis­fru­tar de otro ti­po de mie­dos, los eve­ning

ghost walks o fan­tas­ma­gó­ri­cos pa­seos noc­tur­nos de St. He­lier, ca­pi­tal de Jer­sey, per­mi­ten des­cu­brir dón­de vi­vie­ron las ver­da­de­ras bru­jas de an­ta­ño, por ejem­plo en West Park, así co­mo ins­pec­cio­nar los sig­nos de la ma­gia ne­gra que se re­par­ten por Be­res­ford Street. Se­gu­ro que la ex­pe­rien­cia se­ría del gus­to de Vic­tor Hu­go, fa­mo­so es­cri­tor y afi­cio­na­do al es­pi­ri­tis­mo fran­cés, que vi­vió en las is­las del Ca­nal un lar­go exi­lio de vein­te años tras opo­ner­se al se­gun­do im­pe­rio de Na­po­león III. Vic­tor Hu­go ha­bía si­do dipu­tado de la Se­gun­da Re­pú­bli­ca y de­fen­día la de­mo­cra­cia li­be­ral, así que se re­ti­ró al ar­chi­pié­la­go del Ca­nal, y allí fue don­de es­cri­bió la im­pe­re­ce­de­ra Los mi­se­ra­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.