La fie­bre ha­ce cre­cer

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

La fie­bre, el es­trés que pro­vo­ca en el or­ga­nis­mo, es­ti­mu­la la hor­mo­na del cre­ci­mien­to, igual que las que­ma­du­ras ac­ti­van los fac­to­res de cre­ci­mien­to cu­tá­neo. Los ex­per­tos ex­pli­can que cuan­do un ni­ño es­tá en­fer­mo, con fie­bre, se de­tie­ne su cre­ci­mien­to, pe­ro tan pron­to co­mo de­ja de es­tar­lo se pro­du­ce un fe­nó­meno de re­cu­pe­ra­ción del tiem­po per­di­do, la ve­lo­ci­dad de cre­ci­mien­to se ace­le­ra so­bre la ha­bi­tual y com­pen­sa lo no cre­ci­do du­ran­te la en­fer­me­dad, así que des­pués de unos días en ca­ma se apre­cia un es­ti­rón ma­yor. Pe­ro si la en­fer­me­dad es cró­ni­ca o el ni­ño es­tá en­fer­mo muy a me­nu­do, ese fe­nó­meno de re­cu­pe­ra­ción no se pro­du­ce, el cuer­po no tie­ne mar­gen pa­ra com­pen­sar tan­tos pa­ro­nes y va acu­mu­lan­do un re­tra­so en el cre­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.