Los ni­ños fe­li­ces cre­cen más

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

El es­ta­do de áni­mo in­flu­ye en el de­sa­rro­llo y el cre­ci­mien­to. Los fi­sió­lo­gos ex­pli­can que cuan­do al­go nos pro­du­ce sa­tis­fac­ción el or­ga­nis­mo li­be­ra do­pa­mi­na, que es uno de los neu­ro­trans­mi­so­res que ha­cen au­men­tar la hor­mo­na del cre­ci­mien­to. Por eso, si un ni­ño tie­ne bue­nos apo­yos psi­co­ló­gi­cos y cre­ce en un am­bien­te de equi­li­brio emo­cio­nal, eso fa­vo­re­ce el cre­ci­mien­to. En cam­bio, si su­fre, se en­cuen­tra mal o es­tá so­me­ti­do a es­trés cró­ni­co cre­ce me­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.