EJER­CI­TAR EL CON­TROL DE LA MEN­TE sí pue­des

La Vanguardia - ES - - SÍ PUEDES - RA­MI­RO CA­LLE es@lavan­guar­dia.es

PREGUNTA Es­ti­ma­do Ra­mi­ro, me lla­mo Ade­lai­da y soy di­rec­to­ra de una em­pre­sa. Un cre­cien­te e in­so­por­ta­ble es­trés me es­tá pro­vo­can­do in­som­nio, fal­ta de ape­ti­to, tris­te­za sin apa­ren­te ra­zón, fa­ti­ga, irri­ta­bi­li­dad y so­fo­cos. Ten­go la con­ti­nua y des­agra­da­ble sen­sa­ción de que me que­da al­go por ha­cer aun­que to­do lo ha­ya he­cho, un fon­do de an­sie­dad y a ve­ces mu­cho ner­vio­sis­mo, aun­que logro apa­ren­tar que es­toy tran­qui­la y pue­do au­to­con­tro­lar­me en pú­bli­co. He to­ma­do le­xa­tin, Va­lium y Tran­qui­ma­zin, pe­ro no logro cal­mar­me. Co­mo soy asi­dua lec­to­ra de La Van­guar­dia, siem­pre leo tam­bién su sec­ción en el su­ple­men­to ES. Al ver que us­ted abor­da te­mas de sa­lud emo­cio­nal y re­la­ja­ción, que­ría pre­gun­tar­le si me ven­dría bien apren­der al­gu­na téc­ni­ca de re­la­ja­ción, por­que no me gus­ta to­mar pas­ti­llas, si pue­do evi­tar­las. ¿Bas­ta­ría con que me to­ma­ra unas va­ca­cio­nes pa­ra fre­nar el es­trés? No du­de, por fa­vor, en ofre­cer­me su sin­ce­ra opi­nión. RES­PUES­TA Es­ti­ma­da Ade­lai­da, to­dos los sín­to­mas que me ex­po­ne son tí­pi­cos del es­trés, so­bre to­do si ha des­car­ta­do cual­quier pa­to­lo­gía fí­si­ca. Re­cien­te­men­te nos he­mos da­do cuen­ta en Oc­ci­den­te de que cui­dar la men­te es tan im­por­tan­te co­mo cui­dar el cuer­po. Con­for­ma­mos una uni­dad psi­co­so­má­ti­ca: cuer­po y men­te, y lo que al cuer­po le su­ce­de re­per­cu­te en la men­te y to­do lo que le su­ce­de al sis­te­ma emo­cio­nal en­cuen­tra su eco en el cuer­po. Del mis­mo mo­do que en el cuer­po hay me­ca­nis­mos de es­ta­bi­li­za­ción y unas fuer­zas que tien­den a la re­gu­la­ción, la men­te y la psi­que tam­bién cuen­tan con ese útil me­ca­nis­mo de adap­ta­ción a las pre­sio­nes y exi­gen­cias del mun­do ex­te­rior y de la pro­pia vi­da aními­ca, aun­que es­te equi­li­brio pue­de ver­se per­tur­ba­do. Qui­zá us­ted se exi­ja de­ma­sia­do, se sien­ta muy pre­sio­na­da, no res­pe­te las ho­ras de des­can­so y sue­ño ne­ce­sa­rias, se de­je ga­nar por la an­sie­dad o es­té so­me­ti­da a una con­ti­nua­da com­pe­ten­cia. Tie­ne que to­mar­se muy en se­rio res­ta­ble­cer su equi­li­brio psi­co­so­má­ti­co, to­mán­do­se más tiem­po pa­ra el des­can­so, apren­dien­do a des­co­nec­tar del tra­ba­jo, ha­cien­do un ejer­ci­cio in­te­li­gen­te y sa­bien­do man­te­ner una ac­ti­tud de cal­ma. Tie­ne que re­com­po­ner­se, por­que si el es­trés va a más pue­de le­sio­nar­se gra­ve­men­te.

LO QUE AFEC­TA A LA EMO­CIÓN EN­CUEN­TRA SU ECO EN EL CUER­PO; HAY QUE BUS­CAR EL EQUI­LI­BRIO PSI­CO­SO­MÁ­TI­CO

Le ven­drá muy bien la re­la­ja­ción cons­cien­te, aun­que sea diez o quin­ce mi­nu­tos dia­rios. Le doy unas pau­tas: éche­se so­bre la es­pal­da y efec­túe con la men­te el re­co­rri­do len­to y pro­gre­si­vo del cuer­po, lle­van­do la aten­ción men­tal a los pies y las pier­nas, el tron­co, los bra­zos, el cue­llo y la ca­be­za. El se­cre­to es­tá en sen­tir y re­la­jar, sen­tir y re­la­jar. Re­la­je el cuer­po des­de los de­dos de los pies has­ta la ci­ma de la ca­be­za, y sien­ta la res­pi­ra­ción co­mo una ola que vie­ne y va. Dis­fru­te de la sen­sa­ción de re­la­ja­ción que va in­va­dien­do su cuer­po y del es­ta­do de se­re­ni­dad que em­bar­ga su men­te. Evi­te dar­le vuel­tas a la ma­ni­ve­la del pen­sa­mien­to y per­ma­nez­ca bien aten­ta al cuer­po y a la res­pi­ra­ción. Prac­tí­que­la con re­gu­la­ri­dad. Hay un ada­gio que re­za: “Si no pa­ra­mos, nos pa­ran”. El ar­te de pa­rar y no es­tar cons­tan­te­men­te pen­dien­te de ha­cer y con­se­guir es esen­cial, por­que eso nos alie­na y va mi­nan­do el sis­te­ma ner­vio­so has­ta in­clu­so en­fer­mar­lo. Un po­co de dis­ci­pli­na en la re­la­ja­ción le ven­drá muy bien, y tam­bién cam­bie al­gu­nas de sus ac­ti­tu­des y tó­me­se las co­sas con más cal­ma. Hay que ve­lar por uno y cui­dar de la men­te co­mo si fue­ra la más pre­cio­sa de las or­quí­deas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.