“LOS VO­LUN­TA­RIOS DE­BEN CU­BRIR NE­CE­SI­DA­DES, NUN­CA SU­PLIR CON­TRA­TA­DOS”

Jor­ge As­tor­quia, 28 años. Co­la­bo­ra con la Aso­cia­ción Gaia

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO -

Ha­ce sie­te años que es vo­lun­ta­rio, tie­ne 28. Jor­ge As­tor­quia re­ga­la su tiem­po a la Aso­cia­ción Gaia, crea­da en el 2002 pa­ra con­ser­var y ges­tio­nar la bio­di­ver­si­dad. Es am­bien­tó­lo­go y ha rea­li­za­do ta­reas de vo­lun­ta­ria­do en nues­tro país, en In­do­ne­sia, Pa­na­má, Mé­xi­co y Be­li­ce. “Con­si­de­ro que son ta­reas ne­ce­sa­rias pa­ra la so­cie­dad. Ade­más, co­no­ces gen­te con tus mis­mas in­quie­tu­des y apren­des a rea­li­zar la­bo­res me­dioam­bien­ta­les”. Gaia po- ne en mar­cha ca­da año unos cua­tro o cin­co pro­yec­tos en par­ques y ríos. A ellos Jor­ge de­di­ca “to­do el tiem­po que es ne­ce­sa­rio, de­pen­de de las ne­ce­si­da­des y de los pla­nes que se desa­rro­llan” y es cons­cien­te de que “en nues­tra so­cie­dad se va­lo­ra más la ac­ti­vi­dad so­cial. El vo­lun­ta­ria­do me­dioam­bien­tal se aso­cia a te­mas co­mo re­po­bla­cio­nes y es muy mar­gi­nal, por­que la gen­te aso­cia el vo­lun­ta­ria­do a ni­ños, po­bre­za, cues­tio­nes de gé­ne­ro. A la gen­te le pa­re­ce in­tere­san­te, pe­ro no im­por­tan­te. Sólo se tie­ne en cuen­ta co­mo si fue­ra un pa­sa­tiem­po, una afi­ción, más que co­mo una ta­rea ne­ce­sa­ria pa­ra la so­cie­dad. Sa­le a la luz cuan­do pa­san de­ter­mi­na­das ca­tás­tro­fes. En es­te ti­po de ac­cio­nes se ve ne­ce­sa­rio y to­do el mun­do se vuel­ca, pe­ro las pe­que­ñas ac­cio­nes que se ha­cen en los voluntariados me­dioam­bien­ta­les abar­can al fi­nal un ám­bi­to muy gran­de y no se tie­nen que ol­vi­dar”, ex­po­ne. Pa­ra Jor­ge, a quien la ex­pe­rien­cia co­mo vo­lun­ta­rio tam­bién le ha apor­ta­do un me­jor co­no­ci­mien­to de sí mis­mo, cual­quie­ra pue­de ser vo­lun­ta­rio, siem­pre que quie­ra y no se pue­de obli­gar a na­die. Tam­po­co “de­be­ría uti­li­zar­lo la ad­mi­nis­tra­ción pa­ra ta­reas que de­be­rían rea­li­zar per­so­nas con­tra­ta­das. La ges­tión del vo­lun­ta­ria­do siem­pre es­tá li­ga­da al ter­cer sec­tor, que lle­ga adon­de no pue­de lle­gar la ad­mi­nis­tra­ción, por­que no hay vo­lun­tad po­lí­ti­ca o por­que no hay re­cur­sos. De­be­ría cu­brir ne­ce­si­da­des, pe­ro nun­ca su­plir con­tra­ta­dos”. Otra co­sa es la com­pen­sa­ción cu­rri­cu­lar, una mo­da­li­dad que ya se ex­tien­de por Eu­ro­pa y con­sis­te en re­fle­jar en los cu­rrí­cu­lum las ta­reas de vo­lun­ta­ria­do que rea­li­za la per­so­na. Con ellas se ga­nan pun­tos a la ho­ra de ser con­tra­ta­dos por em­pre­sas pri­va­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.