en ca­sa

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

ma­das a con­tac­tos en cual­quier par­te del mun­do y que “atrae tan­to a los jó­ve­nes de en­tre 20 y 30 años co­mo a los más adul­tos, aun­que es­tos úl­ti­mos sue­len dar­le una uti­li­dad más en­fo­ca­da al ám­bi­to pro­fe­sio­nal”, se­gún co­men­ta San Juan. En­tre los 15 y 20 años “Pa­so una ho­ra de me­dia al día en Fa­ce­book pa­ra mi­rar las fo­tos de mis ami­gos y co­ti­llear so­bre co­sas del co­le”, ase­gu­ra So­nia Re­cuen­co, ma­dri­le­ña de 13 años. Pe­se a exis­tir una nor­ma­ti­va por la que es­ta red so­cial no de­be per­mi­tir en Es­pa­ña el ac­ce­so a me­no­res de 14 años, “es cier­to que son mu­chos los usua­rios que, min­tien­do so­bre su edad, en­tran a for­mar par­te de ellas con en­tre 10 y 13 años”, ase­gu­ra la so­ció­lo­ga Ma­ría Lui­sa Sau­ra. La ma­yo­ría tie­ne abier­to un perfil en la red so­cial por ex­ce­len­cia, Fa­ce­book (don­de es­tá el 85% del to­tal de in­ter­nau­tas, se­gún el Ob­ser­va­to­rio de Redes So­cia­les), y “sus pre­fe­ren­cias son com­par­tir fo­tos, co­men­tar las de los ami­gos y man­te­ner con­ver­sa­cio­nes a tra­vés del chat”, ex­pli­ca la so­ció­lo­ga. “La di­fe­ren­cia con los más adul­tos es que ellos lo uti­li­zan pa­ra, al lle­gar a ca­sa, se­guir en con­tac­to con los ami­gos que han vis­to du­ran­te el día”, aña­de. Otra red usa­da por ellos es Tuen­ti en la que, a tra­vés de un perfil per­so­nal, mues­tran fo­to­gra­fías, ex­po­nen sus es­ta­dos de áni­mo y com­par­ten co­men­ta­rios. Con to­do, es­ta red se usa ca­da vez me­nos por­que, se­gún Héc­tor Vi­la, le­ri­dano de 16 años, “to­do el mun­do es­tá en Fa­ce­book y tie­nes más po­si­bi­li­da­des a la ho­ra de con­tac­tar con ami­gos”. Por otro la­do, a di­fe­ren­cia de los ma­yo­res, los ado­les­cen­tes sue­len pres­cin­dir de los e-mails pa­ra co­mu­ni­car­se pre­fi­rien­do usar el chat de redes co­mo Fa­ce­book. La ven­ta­ja pa­ra ellos es que en el chat los men­sa­jes son más cor­tos y el tiem­po de es­pe­ra has­ta re­ci­bir res­pues­ta es tam­bién me­nor. En es­ta mis­ma lí­nea, Ma­ría Lui­sa Sau­ra tam­bién afir­ma que What­sApp “ha con­quis­ta­do los mó­vi­les de los ado­les­cen­tes por su po­si­bi­li­dad de en­viar men­sa­jes gra­tui­tos a tra­vés de in­ter­net”. En es­ta fran­ja de edad es tam­bién muy po­pu­lar Twit­ter, vis­to co­mo un ca­nal pa­ra es­tar en con­tac­to di­rec­to con las no­ve­da­des de los ar­tis­tas y famosos ad­mi­ra­dos y no tan­to co­mo una he­rra­mien­ta in­for­ma­ti­va for­mal, co­mo su­ce­de en las fran­jas de ma­yor edad. “Lo mi­ro con me­nos fre­cuen­cia que el Fa­ce­book pe­ro me in­tere­sa so­bre to­do pa­ra ver las no­ve­da­des de Carly Rae Jep­sen, mi can­tan­te fa­vo­ri­ta”, co­men­ta Ana Lo­zano de 16 años.

En­tre los 20 y 30 En­tre los vein­tea­ñe­ros, el mo­ti­vo prin­ci­pal de uso de las redes re­cae en “es­tar en con­tac­to con ami­gos cer­ca­nos y con aque­llos con los que an­tes era im­po­si­ble man­te­ner la co­mu­ni­ca­ción”, tal co­mo re­co­no­ce Ariad­na Camps,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.