UNA DE PRO­BIÓ­TI­COS

La Vanguardia - ES - - ENFORMA -

Se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud, los pro­bió­ti­cos son mi­cro­or­ga­nis­mos vi­vos (bac­te­rias o le­va­du­ras) que, in­ge­ri­dos en can­ti­da­des ade­cua­das, pro­du­cen efec­tos be­ne­fi­cio­sos pa­ra la sa­lud, co­mo res­tau­rar el equi­li­brio de la flo­ra in­tes­ti­nal, im­pres­cin­di­ble pa­ra rea­li­zar una ade­cua­da di­ges­tión. Ge­ne­ral­men­te se to­man por vía oral co­mo in­gre­dien­tes de ali­men­tos (yo­gu­res, que­sos) o en pre­pa­ra­cio­nes far­ma­céu­ti­cas (cáp­su­las, so­bres). No to­dos los pro­bió­ti­cos son igua­les. La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Gas­troen­te­ro­lo­gía pu­bli­có una guía clí­ni­ca so­bre el uso de pro­bió­ti­cos en gas­troen­te­ro­lo­gía (world­gas­tro­en­te­ro­logy.org). E in­sis­te en una idea im­por­tan­te: los efec­tos be­ne­fi­cio­sos que se han de­mos­tra­do con un pro­bió­ti­co de­ter­mi­na­do no son atri­bui­bles a to­dos los de­más pro­bió­ti­cos. Fran­cis­co Guar­ner, di­rec­tor del Área Ex­pe­ri­men­tal de la Uni­dad de In­ves­ti­ga­ción del Apa­ra­to Di­ges­ti­vo del Hos­pi­tal Vall d’He­bron, de Bar­ce­lo­na, re­cuer­da que se­gún el pro­bió­ti­co de que se tra­te pue­de uti­li­zar­se an­te las dia­rreas, la ma­la ab­sor­ción de la lac­to­sa o el sín­dro­me del in­tes­tino irri­ta­ble, en­tre otras in­di­ca­cio­nes. Hay ali­men­tos ri­cos en pro­bió­ti­cos. Es el ca­so de la le­che fer­men­ta­da con bí­fi­dus (al­gu­nos yo­gu­res y el ké­fir); tam­bién el cho­co­la­te ne­gro os­cu­ro (to­mar­lo con mo­de­ra­ción); al­gu­nas al­gas co­mo la es­pi­ru­li­na y la cho­re­lla; y la so­pa de mi­so, en­tre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.