UN CO­FRE DE MA­DE­RA EN EL BA­ÑO

La Vanguardia - ES - - EN CASA - TEX­TO EU­LÀ­LIA SAN­TI­LA­RI

¿Cuán­to lu­jo es ne­ce­sa­rio pa­ra dis­fru­tar de un buen ba­ño? La ma­yo­ría coin­ci­de en que es im­por­tan­te dis­po­ner del es­pa­cio su­fi­cien­te, por­que no hay na­da más in­có­mo­do que te­ner que ha­cer pe­ri­pe­cias pa­ra en­trar y sa­lir de la ba­ñe­ra y aca­bar con las pier­nas y los bra­zos do­bla­dos di­bu­jan­do pos­tu­ras im­po­si­bles. La tem­pe­ra­tu­ra del agua es, sin du­da, otro as­pec­to cla­ve. Sin em­bar­go, pa­ra al­gu­nos es­to no es su­fi­cien­te, y la ele­gan­cia, el buen di­se­ño y la per­fec­ta er­go­no­mía tam­bién cuen­tan. Aleg­na es la crea­do­ra de una lí­nea de ba­ñe­ras de lu­jo fa­bri­ca­das a mano. Aun­que pa­re­cen he­chas de por­ce­la­na –Li­mo­ges po­dría ser la cu­na de su fa­bri­ca­ción–, la ma­de­ra es su ele­men­to prin­ci­pal. El mo­de­lo que les pre­sen­ta­mos lle­va el nom­bre de La­gu­na Spa y es­tá fa­bri­ca­do con cha­pas de ma­de­ra com­pri­mi­das a al­ta pre­sión y sa­tu­ra­das con re­si­na. Si des­pués de ha- cer­se con es­ta pie­za de ar­te­sa­nía tie­nen remordimientos, que sea por el pre­cio que ha­brán des­em­bol­sa­do –20.500 eu­ros–, pe­ro no por pen­sar en el ma­te­rial con el que se ha fa­bri­ca­do: se­gún la mar­ca, sólo se usa ma­de­ra cer­ti­fi­ca­da pro­ce­den­te de bos­ques con ta­la con­tro­la­da y re­fo­res­ta­ción. ¿Más tran­qui­los, ver­dad? Si quie­ren con­ver­tir su ba­ño en un es­pa­cio con mu­cho gla­mur, ha­gan su pe­di­do, ¡y a re­la­jar­se!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.