Bo­ti­quín en ca­sa

¿Al­cohol o agua oxi­ge­na­da? ¿Y el al­go­dón, es ne­ce­sa­rio pa­ra lim­piar he­ri­das o me­jor ni usar­lo? ¿Qué me­di­ca­men­tos son im­pres­cin­di­bles y dón­de hay que guar­dar­los? En el pri­mer ca­so la res­pues­ta va­ría se­gún a quien se consulte. En cuan­to al al­go­dón na­die lo

La Vanguardia - ES - - CREAR -

¿Re­cuer­da to­do lo que tie­ne en el bo­ti­quín? Si es­tá en su ca­sa, an­tes de se­guir le­yen­do abra un mo­men­to el ar­ma­rio o el ca­jón don­de guar­da los me­di­ca­men­tos. ¿Son mu­chos o de­ma­sia­dos? ¿Tal vez po­cos? ¿Y ya se ha fi­ja­do en la fe­cha de ca­du­ci­dad? Re­vi­san­do de nue­vo pue­de pen­sar que tie­ne lo que tie­ne que te­ner, des­de un ter­mó­me­tro, has­ta las so­co­rri­das as­pi­ri­nas y unas ti­ri­tas, lo im­pres­cin­di­ble y al­gu­na co­si­lla más de al­gún tra­ta­mien­to an­te­rior por si aca­so. Pe­ro lo im­pres­cin­di­ble ha ido cambia­ndo se­gún han pa­sa­do los años y lo que re­sul­ta­ba ne­ce­sa­rio en un bo­ti­quín aho­ra se re­co­mien­da ni uti­li­zar­lo, co­mo su­ce­de con la mer­cro­mi­na, ex­pli­ca Jo­sep Maria Be­net, mé­di­co es­pe­cia­li­za­do en me­di­ci­na fa­mi­liar y co­mu­ni­ta­ria del CAP Ro­que­tes-Sant Pe­re de Ri­bes. En me­nor me­di­da tam­bién su­ce­de con el al­go­dón y la as­pi­ri­na, son pre­fe­ri­bles otras op­cio­nes. Y hay di­fe­ren­tes opi­nio­nes en re­la­ción con el al­cohol y el agua oxi­ge­na­da. En el ca­so de la mer­cro­mi­na, Jo­sep Maria Be­net co­men­ta que, en­tre otras pe­cu­lia­ri­da­des, tin­ta de­ma­sia­do y no es muy po­ten­te. Ade­más, en con­tac­to con la san­gre su fun­ción que­da neu­tra­li­za­da. Y se­gún cons­ta en Med­li­ne­Plus (un ser­vi­cio de in­for­ma­ción de la Bi­blio­te­ca Na­cio­nal de Me­di­ci­na de Es­ta­dos Uni­dos), los com­pues­tos que con­tie­nen mer­bro­mi­na (co­mo es el ca­so de la mer­cro­mi­na) no se co­mer­cia­li­zan le­gal­men­te en Es­ta­dos Uni­dos des­de 1998 por­que lle­van pe­que­ñas can­ti­da­des de mercurio, un ele­men­to con­si­de­ra­do tó­xi­co. Ha­ce unos años la mer­cro­mi­na era uti­li­za­da en Es­pa­ña de for­ma ha­bi­tual, pe­ro ha si­do re­em­pla­za­da por la clor­he­xi­di­na o la po­vi­do­na yo­da­da, aun­que an­te es­ta úl­ti­ma tam­bién hay que te­ner pre­sen­te unas con­si­de­ra­cio­nes que se ve­rán más ade­lan­te. Hay más cam­bios en­tre lo que es im­pres­cin­di­ble o no en un bo­ti­quín do­més­ti­co. La ten­den­cia es acu­mu­lar, so­bre to­do an­ta­ño, pe­ro to­da­vía ac­tual­men­te, es­pe­cial­men­te si ade­más se tie­ne ten­den­cia a la hi­po­con­dría. Hay quien pre­fie­re te­ner un mon­tón de me­di­ca­men­tos por si aca­so. Se pien­sa que an­te una emer­gen­cia, cuan­tos más se ten­gan en ca­sa, más po­si­bi­li­da­des de afron­tar cual­quier si­tua­ción, ex­pli­can los ex­per­tos. Pe­ro es­tos mis­mos se­ña­lan que en reali­dad son po­cos los me­di­ca­men­tos im­pres­cin­di­bles en un bo­ti­quín. Pa­ra te­ner una pri­me­ra idea se pue­de con­sul­tar la web ofi­cial de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lun­ya, en don­de se re­co­mien­da te­ner, por si aca­so, as­pi­ri­na, ibu­pro­feno o paracetamol; al­gún pro­duc­to pa­ra ali­viar el es­co­zor de las pi­ca­du­ras de in­sec­to y tam­bién al­gu­na cre­ma pa­ra re­ba­jar el do­lor de las que­ma­du­ras (que se apli­ca en que­ma­du­ras su­per­fi­cia­les don­de sólo hay un en­ro­je­ci­mien­to de la piel; nun­ca si hay am­po­llas o he­ri­das abier­tas); la­xan­tes; ter­mó­me­tro (no se uti­li­za­rán ter­mó­me­tros de mercurio), y ma­te­rial de cu­ras (des­de ga­sas, ven­das, es­pa­ra­dra­po, al­go­dón y ti­ri­tas, has­ta ti­je­ras de pun­ta re­don­da y pin­zas pe­que­ñas, así co­mo al­cohol, agua oxi­ge­na­da y po­vi­do­na yo­da­da. Ade­más, se se­ña­la en la web, con­vie­ne tam­bién te­ner siem­pre una bol­sa de hie­lo en el con­ge­la­dor pa­ra apli­car en ca­so de he­ri­das con in­fla­ma­ción, pi­ca­du­ras de in­sec­tos, me­du­sas... Así­mis­mo re­cuer­da que en un bo­ti­quín no tie­ne que ha­ber ni me­di­ca­men­tos ca­du­ca­dos, ni me­di­ca­men­tos que nos re­ce­ta­ron en al­gún mo­men­to, tam­po­co me­di­ca­men­tos en mal es­ta­do ni so­lu­cio­nes ex­tem­po­rá­neas (me­di­ca­men­tos pre­pa­ra­dos ex­pre­sa­men­te sólo cuan­do se pi­den pa­ra usar­los al ins­tan­te), me­di­ca­men­tos sin pros­pec­to ni en­va­se ori­gi­nal, fór­mu­las ma­gis­tra­les sin fe­cha de ca­du­ci­dad, co­li­rios abier­tos, ter­mó­me­tro que no fun­cio­ne, ni ti­je­ras ni pin­zas oxi­da­das. Pa­re­ce ló­gi­co. Pe­ro en re­la­ción con es­tas re­co­men­da­cio­nes los ex­per­tos con­sul­ta­dos creen ne­ce­sa­rio ha­cer al­gu­nas ma­ti­za­cio­nes. Es una lis­ta que se­ría ne­ce­sa­rio ac­tua­li­zar­la, co­men­tan. Por ejem­plo, tan­to Pi­lar Cas­ti­lla, en­fer­me­ra del sis­te­ma de emer­gen­cias mé­di­cas (SEM), co­mo el mé­di­co Jo­sep Maria Be­net con­fir­man que no es ne­ce­sa­rio te­ner al­go­dón en el bo­ti­quín. Es más, des­acon­se­jan su uso. “Al­go­dón, no. Sólo ga­sas”, ase­gu­ra sin du­dar Be­net. La ra­zón de es­ta afir­ma­ción re­si­de en la tex­tu­ra del ma­te­rial cuan­do se uti­li­za pa­ra lim­piar y de­sin­fec­tar he­ri­das. “Que­dan tro­ci­tos den­tro de la he­ri­da”, ex­pli­ca Jo­sep Maria Be­net. En su lu­gar re­co­mien­da em­plear ga­sas. No de­jan ras­tros en la zo­na he­ri­da. Es de la mis­ma opi­nión la So­cie­tat Ca­ta­la­na de Me­di­ci­na Fa­mi­liar i Co­mu­ni­tà­ria, que re­co­mien­da no uti­li­zar al­go­dón en he­ri­das abier­tas. Más di­ver­si­dad de opi­nio­nes sus­ci­ta el uso del al­cohol y el agua oxi­ge­na­da. Pi­lar Cas­ti­lla ex­pli­ca que el al­cohol no sir­ve pa­ra nin­gu­na cu­ra. “En un bo­ti­quín de ca­sa el al­cohol ni de­be­ría es­tar. No sir­ve pa­ra nin­gu­na cu­ra con he­ri­da. Su po­der de­sin­fec­tan­te es ba­jo, ade­más de ser do­lo­ro­so cuan­do hay he­ri­da. Sólo se re­co­mien­da en piel in­tac­ta en el ca­so de te­ner que rea­li­zar pun­cio­nes,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.