Fil­mo­gra­fía ‘ma­la’... ¿im­pres­cin­di­ble?

La Vanguardia - ES - - ED -

En su li­bro, el crí­ti­co Ro­bert Ebert no es­ta­ble­ce un rán­king, pe­ro tra­ta con ex­tre­ma du­re­za al­gu­nos tí­tu­los. Aquí va una se­lec­ción. Ca­lí­gu­la

(1980): “Es re­pul­si­va, no tie­ne va­lor al­guno, es una ver­gon­zo­sa ba­su­ra. Creo que es la peor pe­lí­cu­la que he vis­to ja­más”. Cam­po de ba­ta­lla: la Tie­rra (2000), ba­sa­da en una no­ve­la del fun­da­dor de la Cien­cio­lo­gía, L. Ron Hub­bard. John Tra­vol­ta dis­fra­za­do de alien es tal vez la ima­gen que más re­su­me la in­ve­ro­si­mi­li­tud de es­te lar­go­me­tra­je. “No es que sea ma­la, es des­agra­da- ble de for­ma hos­til. Lo vi­sual es mu­grien­to y sin gra­cia. Los per­so­na­jes están des­cui­da­dos. El so­ni­do se pa­re­ce a un mi­cró­fono que es­tu­vie­ra gol­peán­do­se con­tra el in­te­rior de un tam­bor”. La

igua­na azul (1988), una pa­ro­dia so­bre los fil­mes de in­ves­ti­ga­do­res pri­va­dos. “Es lo más pa­re­ci­do a un en­ce­fa­lo­gra­ma plano que uno se pue­de en­con­trar, si es que to­da­vía tie­ne que que­dar al­go en la pantalla. No ten­go idea de por qué se hi­zo es­ta pe­lí­cu­la. No sé qué po­dían es­tar pen­san­do los ac­to­res mien­tras la ha­cían. Des­co­noz­co los mo­ti­vos que lle­va­ron la pro­duc­to­ra a es­tre­nar­la”. Un in­dio en

Pa­rís (1996), la his­to­ria de un in­dí­ge­na de la Ama­zo­nia que ate­rri­za en la ca­pi­tal fran­ce­sa: “Una de las peo­res pe­lí­cu­las que se ha­yan he­cho ja­más. De­tes­té ca­da uno de sus mi­nu­tos”. Los in­mor­ta­les

II: el desafío (1991), se­gun­da par­te de un tí­tu­lo de éxi­to de cien­cia fic­ción. “Es la pe­lí­cu­la más in­com­pren­si­ble que he vis­to en mu­cho tiem­po, ca­si ma­ra­vi­llo­sa en su me­dio­cri­dad. Se re­cor­da­rá en­tre su­su­rros co­mo uno de los pun­tos in­mor­ta­les más

ba­jos del gé­ne­ro”. Ish­tar,

(1987), una de aven­tu­ras en el de­sier­to afri­cano. “Es realmente ho­rri­ble, un ejer­ci­cio tor­pe, mas­to­dón­ti­co y sin vi­da de co­me­dia fra­ca­sa­da. No se pue­de de­cir que ten­ga ar­gu­men­to. Exis­te más co­mo una se­rie de de­co­ra­dos mo­les­tos”. Un mu­cha­cho

lla­ma­do Nor­te (1994), la his­to­ria de un chi­co que pre­ten­de de­nun­ciar a sus pa­dres an­te un tri­bu­nal pa­ra li­brar­se de ellos. “Una de las ex­pe­rien­cias más des­agra­da­bles, for­za­das, ar­ti­fi­cia­les y em­pa­la­go­sas que he te­ni­do en el ci­ne”. A su vez, la re­vis­ta bri­tá­ni­ca Em­pi­re hi­zo una encuesta en­tre mi­les de sus usua­rios y lectores pa­ra ela­bo­rar la lis­ta de las 50 peo­res pe­lí­cu­las de la his­to­ria. La ga­na­do­ra ha re­sul­ta­do ser

Bat­man y Ro­bin (1997), con Geor­ge Cloo­ney. Es­te con­fe­só que lo hi­zo realmente mal, pe­ro que era un fil­me en la que di­fí­cil­men­te se po­día ha­cer al­go bueno. “Fue un com­ple­to fra­ca­so que cam­bió mi ca­rre­ra”, di­jo. El crí­ti­co Ant­hony La­ne de The

New Yor­ker es­cri­bió: “Lo úni­co que da cohe­ren­cia a la pe­lí­cu­la es que to­dos los ac­to­res han con­se­gui­do la peor ac­tua­ción que se po­día ima­gi­nar. Cuan­do uno es­tá sen­ta­do en la bu­ta­ca sien­te que le están da­ñan­do el ce­re­bro y re­za pa­ra que es­te caos ce­se”. Se­gun­do lu­gar pa­ra la ya men­cio­na­da

Cam­po de ba­ta­lla: la Tie­rra.

IN­CLU­SO GRAN­DES DI­REC­TO­RES PUE­DEN TE­NER UN MAL DÍA

Me­da­lla de bron­ce pa­ra El

gu­rú del buen ro­llo (2008), una co­me­dia su­pues­ta­men­te có­mi­ca so­bre el mun­do de las sec­tas. Se­gún A. Scott, del

The New York Ti­mes, “es to­do lo opues­to de al­go di­ver­ti­do. Es una ex­pe­rien­cia que te ha­ce pre­gun­tar si se­rás ca­paz de vol­ver a reír­te al­gu­na vez”. La In­ter­net Mo­vie Da­ta Ba­se (Imdb), es­ta­ble­ce una lis­ta en ba­se a los vo­tos de los usua­rios. El ran­king cam­bia con­ti­nua­men­te. Al cie­rre de es­ta edi­ción, se­gún las vo­ta­cio­nes, la peor de to­das era Di­sas­ter Mo­vie

(2008) (vo­to: 1,9 so­bre 10, cum­bre del ci­ne ca­tas­tró­fi­co pa­ra vein­tea­ñe­ros. Se­gún

USA To­day, el 98% de las re­se­ñas fue­ron ne­ga­ti­vas), se­gui­da por The Hot­tie and

the Not­tie (2008), con Pa­ris Hil­ton (en el fin de se­ma­na su es­treno con­si­guió una me­dia de 28 es­pec­ta­do­res por sa­la en EE.UU.). Mu­cho más in­tere­san­te es la ter­ce­ra pla­za: Ma­nos: the hands

of fa­te (1966). La his­to­ria: una fa­mi­lia se pier­de en una ca­rre­te­ra en el me­dio de la no­che y en­cuen­tra co­bi­jo en la ca­sa de un dia­blo, lla­ma­do El Maes­tro y de su sir­vien­te, Tor­go. La pe­li­se ro­dó sin so­ni­do, que se le aña­dió des­pués. En al­gu­na to­ma se pue­de ver el equi­po de gra­ba­ción. En su es­treno, en la ciu­dad de El Pa­so, va­rios dig­na­ta­rios lo­ca­les acu­die­ron a la pro­yec­ción: hu­bo tan­tos abu­cheos y el equi­po

A VE­CES EL ÉXI­TO DE PÚ­BLI­CO NO COIN­CI­DE CON LA CRÍ­TI­CA

tu­vo que sa­lir por una puer­ta se­cun­da­ria an­tes de que ter­mi­na­ra la pe­lí­cu­la. Tam­bién des­ta­ca en es­ta lis­ta Da­niel

der Zau­be­rer (2004). La tra­ma: unos ase­si­nos des­pia­da­dos in­ten­tan ma­tar a Da­niel Kublbock, el ga­na­dor de la ter­ce­ra edi­ción del pro­gra­ma te­le­vi­si­vo German Idol. En el prees­treno en Ale­ma­nia, los es­pec­ta­do­res se re­be­la­ron des­pués de unos mi­nu­tos y pi­die­ron cam­biar de pe­lí­cu­la. Una vez en las sa­las, los ci­nes in­te­rrum­pie­ron la pro­yec­ción des­pués de un fin de se­ma­na. Sor­pren­de que el di­rec­tor sea Uli Lom­mel, que en su ca­rre­ra co­la­bo­ró con Rai­ner Fass­bin­der y Andy War­hol. Sor­pren­de me­nos, en cam­bio, otro lar­go­me­tra­je de es­te ran­king de Imdb: Ti­ta­nic: la leg­gen­da con­ti­nua

(2000), una de di­bu­jos ani­ma­dos am­bien­ta­da a bor­do del cé­le­bre bu­que. El au­tor de se­me­jan­te obra maes­tra es Ca­mi­llo Te­ti, un di­rec­tor que des­ta­có por al­gu­nos de los tí­tu­los más me­mo­ra­bles del ci­ne de des­ta­pe ita­liano (fue pro­duc­tor de un clá­si­co del gé­ne­ro co­mo La ne­na ca­ñón y don Má­xi­mo el li­gón

(1980). Pa­ra los aman­tes de las pe­lis freak, el si­tio Riff­trax ha lan­za­do una encuesta pa­ra sa­ber cuál es la peor pe­lí­cu­la de la his­to­ria. La se­rie Cre­púscu­lo( 2008), un exi­ta­zo en ta­qui­lla, ga­nó por go­lea­da. Se­gun­do y ter­cer pues­to pa­ra Bat­man y Ro­bin

(1997) y Cat­wo­man (2004).

Ci­ne es­pa­ñol pa­ra ol­vi­dar... ¿o pa­ra re­cor­dar?

HAN SUR­GI­DO PRE­MIOS IRÓ­NI­COS A LOS PEO­RES TÍ­TU­LOS

¿Y las pe­lí­cu­las es­pa­ño­las? For­mal­men­te no des­ta­can en los ran­king in­ter­na­cio­na­les de pe­lis ma­las. Pe­ro es­to no sig­ni­fi­ca que el ci­ne pa­trio sea im­pe­ca­ble. En su li­bro Es­tre­llas es­tre­lla­das, Luis Mi­guel Car­mo­na se­ña­la por ejem­plo, al­gu­nos pa­pe­les de ac­to­res me­mo­ra­bles (o pa­ra ol­vi­dar). Co­mo el de Al­fre­do Lan­da en El pe­ca­dor im­pe

ca­ble (1987). “Prin­ci­pal re­pre­sen­tan­te de la co­me­dia la es­pa­ño­la de me­dia­dos de los se­sen­ta con sue­cas,

Ro­drí­guez y ma­cho ibé­ri­co co­mo prin­ci­pa­les in­gre­dien­tes”, es­cri­be. La re­vis­ta Ci­ne

pa­ra leer co­men­tó en su mo­men­to: “Es una co­me­dia de re­pri­mi­dos rea­li­za­da con un des­fa­se de diez años res­pec­to a su épo­ca flo­re­cien­te (…) La di­rec­ción es ca­tas­tró­fi­ca (…) el re­par­to dis­pa­ra­ta­do. No de­ja de ad­mi­rar­se que se si­gan ha­cien­do ta­les en­gen­dros”. Dig­na de men­ción es Ki­ka (1993), de Pe­dro Al­mo­dó­var. “Es un des­pro­pó­si­to de prin­ci­pio a fin. La pe­lí­cu­la aca­bó con­ver­ti­da en la me­nos va­lo­ra­da del di­rec­tor man­che­go in­clu­so por sus in­con­di­cio­na­les”, se­gún Car­mo­na. Si mi­ra­mos el archivo de los pre­mios Yo­ga (que se con­ce­den sólo des­de 1989 a las peo­res pe­lí­cu­las), la es­tre­lla­da del ci­ne es­pa­ñol es Ana Obre­gón, ven­ce­do­ra de dos ga­lar­do­nes en va­rias edi­cio­nes. Es­te año, la ga­na­do­ra del Yo­ga es To­do es

si­len­cio, de Jo­sé Luis Cuer­da. La pe­lí­cu­la es­pa­ño­la peor va­lo­ra­da en Imdb es Los nue

vos ex­tra­te­rres­tres (1983) de Juan Pi­quer Si­mon, una ver­sión cu­tre de E.T. (1982). En­tre los años 2002 y 2007 se con­ce­die­ron los pre­mios Go­doy, ga­lar­do­nes a las peo­res pe­lí­cu­las es­pa­ño­las del año, me­dian­te vo­ta­ción en in­ter­net. Pues bien, San­tia­go Se­gu­ra tie­ne el ré­cord de can­di­da­tu­ras en la his­to­ria de los Go­doy con on­ce. El ré­cord de vo­tos lo tie­ne OT: la

pe­lí­cu­la (2002). La pe­lí­cu­la ga­nó en las tres ca­te­go­rías a las que es­tu­vo no­mi­na­da.

FBI: Fri­kis bus­can in­cor­diar

(2004), con Car­men de

Mai­re­na, y Hot milk (2004), de Ricardo Bo­fill, com­par­ten el ré­cord a la pe­lí­cu­la más premiada con ocho Go­doy

ca­da una. Ti­ran­te el Blan­co

(2005) tie­ne el ré­cord de no­mi­na­cio­nes, con on­ce. Por úl­ti­mo, ha­bría que aña­dir fil­mes que, pe­se a su dis­cu­ti­ble ca­li­dad, se han con­ver­ti­do con el tiem­po en cul­to: El

E.T.E. y el Oto ( 1983) (her­ma­nos Ca­la­tra­va); Aquí lle­ga Con­de­mor, el pe­ca­dor de la

pra­de­ra (1996) (Chi­qui­to

de la Cal­za­da) o El ro­bo­bo

de la jo­jo­ya (1991) (Mar­tes

y tre­ce).

La ne­na ca­ñón y don Má­xi­mo el li­gón

Ma­nos: the hands of fa­te

Los in­mor­ta­les II: el desafío

Cat­wo­man

Un in­dio en Pa­rís

Cre­púscu­lo

The Hot­tie and the Not­tie

Di­sas­ter Mo­vie

Lle­ga Con­de­mor, el pe­ca­dor de la pra­de­ra

Ti­ta­nic: la leg­gen­da con­ti­nua

Ish­tar

Da­niel Der Zau­be­rer

Un mu­cha­cho lla­ma­do Nor­te

Cam­po de ba­ta­lla: la Tie­rra

Ca­lí­gu­la

El gu­rú del buen ro­llo

El ro­bo­bo de la jo­jo­ya

El E.T.E. y el Oto

Bat­man y Ro­bin

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.