TRI­BUS DE MO­DA

Hips­ters, ma­le­nis, straight ed­ge, pin-ups… La mo­da, la so­cie­dad y el con­su­mo avan­zan tan rá­pi­da­men­te que las tri­bus ur­ba­nas se multiplican por do­quier con­fi­gu­ran­do nue­vas es­té­ti­cas y es­ti­los de vi­da sor­pren­den­tes que no de­jan in­di­fe­ren­te

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO - Tex­to Yai­za Saiz

Fa­ná­ti­cas del bur­les­que, apa­sio­na­das del vin­ta

ge, lo­cas del gan­chi­llo y del do it your­self, jó­ve­nes que bus­can una iden­ti­dad pro­pia pa­ra ale­jar­se de la co­rrien­te ge­ne­ral... Son al­gu­nas de las nue­vas sub­cul­tu­ras que se imponen con fuer­za en las gran­des ur­bes. Sus re­pre­sen­tan­tes ya no bus­can al­can­zar idea­les po­lí­ti­cos o so­cia­les co­mo en los años se­sen­ta y se­ten­ta, sino con­se­guir eva­dir­se de­fi­nien­do es­té­ti­cas atre­vi­das y agru­pan­do afi­cio­nes co­mu­nes. “Ya na­die quie­re ser un co­lor gris, los gri­ses abu­rren”, ase­gu­ra Ma­ría Paz Caballero, ca­za­do­ra de ten­den­cias de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Coolhunting. Es aho­ra, en pleno si­glo XXI, cuan­do el ser hu­mano ne­ce­si­ta más que nun­ca sen­tir­se in­de­pen­dien­te y úni­co. “Es­ta ten­den­cia a la sub­je­ti­vi­dad es con­se­cuen­cia de la evo­lu­ción de una so­cie­dad que ha pro­du­ci­do un vér­ti­go cul­tu­ral enor­me”, ex­pli­ca An­drés Contreras, so­ció­lo­go de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid. Y, ¿qué in­ven­tar pa­ra sen­tir­se di­fe­ren­te cuan­do ya es­tá to­do in­ven­ta­do? La ten­den­cia es mi­rar al pa­sa­do pa­ra re­cu­pe­rar an­ti­guos va­lo­res, es­té­ti­cas y tra­di­cio­nes. Al­gu­nas de las nue­vas tri­bus ur­ba­nas, co­mo pin-ups, ma­le­nis y new traditionals, be­ben de él pa­ra con­fi­gu­rar sus es­té­ti­cas in­de­pen­dien­tes. “Vi­vi­mos en un mun­do cam­bian­te, en un sis­te­ma res­que­bra­ja­do, y las per­so­nas tien­den a re­cu­pe­rar el ma­yor nú­me­ro de cer­te­zas po­si­bles re­fu­gián­do­se en lo se­gu­ro”, ex­pli­ca An­drés Contreras. Y co­mo cual­quier tiem­po pa­sa­do fue me­jor, lo se­gu­ro es re­fu­giar­se en lo ya co­no­ci­do.¿Si fun­cio­nó en los años cin­cuen­ta por­que no iba a fun­cio­nar aho­ra? “Hay una sen­sa­ción de pér­di­da e in­sa­tis­fac­ción con lo que creía­mos que va­lía y ya no va­le, por eso se están vol­vien­do a re­cu­pe- rar vie­jas tra­di­cio­nes”, aña­de el so­ció­lo­go de la Com­plu­ten­se. Otra ten­den­cia de la que se ali­men­tan las nue­vas tri­bus ur­ba­nas es la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial y el ecologismo. La vuel­ta al gan­chi­llo, al haz­lo tú mis­mo, a lo na­tu­ral y a lo re­ci­cla­do es con­se­cuen­cia del con­su­mis­mo exa­cer­ba­do de épo­cas an­te­rio­res. “Pa­ra­le­la­men­te a las modas rá­pi­das y ho­mo­gé­neas que pro­mue­ven las gran­des ca­de­nas, han sur­gi­do mo­vi­mien­tos so­cia­les que han re­no­va­do el con­cep­to del usar y ti­rar cam­bián­do­lo por el de usar y re­ci­clar”, afir­ma Ana Martínez Ba­rrei­ro, pro­fe­so­ra de So­cio­lo­gía de la Mo­da de la Uni­ver­si­dad de A Co­ru­ña. In­di­vi­dua­lis­mo y ex­clu­si­vi­dad, ecologismo, pa­sa­do. Son los re­fe­ren­tes de las tri­bus ur­ba­nas ac­tua­les. Pe­ro ¿cuá­les son es­tas nue­vas sub­cul­tu­ras con­tem­po­rá­neas?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.