El cor­de­ro en la piel del lo­bo

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO -

Di­cen no al al­cohol, al ta­ba­co, a las dro­gas y a la pro­mis­cui­dad. No par­ti­ci­pan en ideo­lo­gías po­lí­ti­cas o re­li­gio­nes. Lle­van una die­ta ve­ga­na o ve­ge­ta­ria­na, y se iden­ti­fi­can co­mo eco­lo­gis­tas y en pro de los de­re­chos de los ani­ma­les. Pa­re­cen jó­ve­nes mo­dé­li­cos en cuan­to a con­duc­ta, pe­ro sus es­té­ti­cas son tan du­ras co­mo la mú­si­ca que es­cu­chan. Ta­tua­dos de pies a ca­be­za, lu­cen ropa es­ti­lo ska­ter, di­la­ta­cio­nes y cor­tes de pe­lo atre­vi­dos que ca­si ro­zan la es­té­ti­ca punk. No se iden­ti­fi­can con los va­lo­res del hardcore, sub­cul­tu­ra sur­gi­da en los años se­ten­ta a la que se los vin­cu­la, pe­ro es­cu­chan la mis­ma mú­si­ca y adop­tan el mis­mo es­ti­lis­mo. El se­llo de di­fe­ren­cia­ción con los hardcore es una gran X ta­tua­da en la mano. Esa es su mar­ca de iden­ti­dad, de per­te­nen­cia al gru­po.El úl­ti­mo fa­mo­so en su­mar­se al straight ed­ge fue Ja­mes Het­field vo­ca­lis­ta y gui­ta­rris­ta de Me­ta­lli­ca. Aun­que más que su­mar­se, él re­co­no­ció ha­ber re­na­ci­do en el mo­vi­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.