Ropa pre­mium de se­gun­da mano

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

Pue­de pa­re­cer un con­tra­sen­ti­do. Se su­po­ne que que­re­mos pri­me­ras mar­cas por su va­lor ex­clu­si­vo. Pe­ro los tiem­pos están cambia­ndo. ¿Tie­ne sen­ti­do gas­tar­se una for­tu­na en una pren­da que a lo me­jor lle­va­re­mos po­co tiem­po? ¿Qué hay de ma­lo en lle­nar nues­tro ar­ma­rio con ves­ti­dos que ya es­tu­vie­ron en ar­ma­rios de otros? Na­ta­lia Gon­zá­lez es la fun­da­do­ra de la web Ya­no­me­lo­pon­go. “Yo iba mu­cho a mer­ca­di­llos. Me gus­ta­ba la ropa de se­gun­da mano. Veía que la gen­te com­pra­ba po­co, por­que te­nía cier­to pu­dor. Pe­ro la pren­da de se­gun­da mano tie­ne vi­da y se le pue­de dar una sa­li­da. ¿Por qué no apro­ve­char­lo?” En es­ta pla­ta­for­ma el usua­rio pue­de con­se­guir a buen pre­cio pri­me­ras mar­cas. “La ma­yo­ría de ellas están po­co usa­das”, afir­ma Gon­zá­lez. La pro­pie­dad ex­clu­si­va, in­clu­so pa­ra bie­nes de lu­jo, en la ac­tua­li­dad co­ti­za un po­co a la ba­ja. “Mu­chos, en los úl­ti­mos años, com­pra­ban por com­prar. Pe­ro to­dos te­ne­mos al­go que he­mos de­ja­do de po­ner­nos: por­que ya no nos va bien, ha pa­sa­do de mo­da. ¡Me­jor ven­der­lo! Tam­po­co nos va­mos a ha­cer ri­cos: los pre­cios co­mo mu­cho lle­gan a los 100 eu­ros”, ex­pli­ca. Se tra­ta más bien de pro­mo­ver otra for­ma de con­su­mo más res­pon­sa­ble. En Lon­dres, por ejem­plo, los jó­ve­nes sue­len lle­var pren­das usa­das sin com­ple­jos. “La idea tie­ne fu­tu­ro: la ma­yo­ría de nues­tros clien­tes se en­cuen­tra por de­ba­jo de los 40 años”, ase­gu­ra Gon­zá­lez. Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes han des­cu­bier­to que la se­gun­da mano tam­bién es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.