EN JUE­GO

La Vanguardia - ES - - EN FORMA - ORIOL RI­POLL es@lavan­guar­dia.es

Co­la­bo­rar o lu­char. Se lla­ma The Is­land (la is­la) y Oriol Ri­poll tra­ta de es­ca­par de ella bus­can­do alia­dos

Ju­lian Courtland-Smith es un au­tor que ha crea­do sólo dos jue­gos, eso sí, uno de ellos, The Is­land, for­ma par­te del se­lec­to club de los han ven­di­do más de un mi­llón de ejem­pla­res. Fue pu­bli­ca­do en 1982 por Par­ker con el tí­tu­lo de Sur­vi­ve: ¡es­ca­pe from Atlan­tis! y des­de en­ton­ces ha si­do edi­ta­do por di­fe­ren­tes com­pa­ñías. En nues­tro país lo co­mer­cia­li­zó Bo­rrás, en el año 1986, pe­ro des­de ha­cía unos cuan­tos años es­ta­ba des­apa­re­ci­do del mer­ca­do y sólo se po­día con­se­guir al­gu­na edi­ción de se­gun­da mano, en pá­gi­nas web o tien­das es­pe­cia­li­za­das. No se­ría has­ta el 2011 que Strong­hold Ga­mes y As­mo­dee vol­ve­rían a dis­tri­buir­lo por di­fe­ren­tes paí­ses. The Is­land tie­ne una te­má­ti­ca muy atrac­ti­va. Un vol­cán ha en­tra­do en erup­ción en una mis­te­rio­sa is­la y los aven­tu­re­ros que es­ta­ban bus­can­do te­so­ros tie­nen que es­ca­par atra­ve­san­do un océano pla­ga­do de bes­tias ma­ri­nas has­ta lle­gar a tie­rra fir­me. Pa­ra lo­grar­lo han de es­co­ger en­tre ir na­dan­do y tar­dar mu­cho ra­to, o usar una em­bar­ca­ción rá­pi­da. Se jue­ga so­bre un ta­ble­ro con ca­si­llas he­xa­go­na­les. An­tes de em­pe­zar la par­ti­da se mon­ta la is­la co­lo­can­do cua­ren­ta pie­zas que re­pre­sen­tan tro­zos de pla­ya, bos­que y mon­ta­ña. En ca­da par­ti­da están dis­tri­bui­dos de for­ma di­fe­ren­te. En las es­qui­nas del ta­ble­ro hay cua­tro pe­que­ños frag­men­tos del sue­lo al que lle­gan los aven­tu­re­ros que se han sal­va­do. Ca­da ju­ga­dor tie­ne a su car­go diez ex­plo­ra­do­res y dos bar­cas. Por tur­nos, los par­ti­ci­pan­tes dis­po­nen a sus aven­tu­re­ros so­bre una fi­cha de las que for­man la is­la. Ca­da bar­ca ha de ir en una ca­si­lla de mar. La pre­pa­ra­ción con­clu­ye co­lo­can­do las cin­co ser­pien­tes de mar en las ca­si­llas mar­ca­das. La me­cá­ni­ca es muy sim­ple. Por ca­da turno, un ju­ga­dor tie­ne tres mo­vi­mien­tos que ha de re­par­tir en­tre sus ex­plo­ra­do­res o bar­cas. Des­pués re­ti­ra una pie­za de las que for­man la is­la, con lo que si ha­bía un aven­tu­re­ro, cae­rá al mar; y aca­ba ti­ran­do un da­do pa­ra de­ci­dir el des­pla­za­mien­to de una de las bes­tias ma­ri­nas. Hay pie­zas de la is­la que tie­nen una ima­gen en su re­ver­so que re­pre­sen­ta una ac­ción. Quien re­ti­ra una de ellas, la mi­ra y la eje­cu­ta. Al­gu­nas se lle­van a ca­bo di­rec­ta­men­te, otras se pue­den uti­li­zar cuan­do se crea opor­tuno. Por ejem­plo, pue­den ha­cer apa­re­cer una pie­za de un ti­bu­rón o una ba­lle­na en el mo­men­to y lu­gar que se crea opor­tuno.

THE IS­LAND ES UN JUE­GO FA­MI­LIAR FÁ­CIL DE APREN­DER EN EL QUE LOS JU­GA­DO­RES SE ALÍAN O SE FAS­TI­DIAN EN­TRE SÍ

El océano se va lle­nan­do de bes­tias ma­ri­nas a me­di­da que avan­za la par­ti­da. Las ser­pien­tes de mar des­tro­zan las bar­cas y ma­tan a sus tri­pu­lan­tes; el ti­bu­rón sólo eli­mi­na a los ex­plo­ra­do­res que van a nado; y las ba­lle­nas sólo des­tro­zan las bar­cas. Una de las fi­chas es un vol­cán, y cuan­do apa­re­ce se aca­ba la par­ti­da, que sue­le du­rar unos 45 mi­nu­tos. Ga­na quien ha­ya con­se­gui­do sal­var más ex­plo­ra­do­res. Ha­ce unos me­ses, des­de la web 5 mi­nu­tos por jue­go, 5mpj.es, se pre­sen­tó una ori­gi­nal com­pe­ti­ción. Se es­co­gie­ron 32 jue­gos edi­ta­dos en es­pa­ñol en el úl­ti­mo año, se plan­tea­ron eli­mi­na­to­rias en­tre ellos, co­mo si se tra­ta­se de una com­pe­ti­ción deportiva, y los usua­rios vo­ta­ron los me­jo­res de ca­da una. Ha ga­na­do The Is­land, que es un pa­sa­tiem­po fa­mi­liar fá­cil de apren­der con el que los ju­ga­do­res tie­nen mu­chas opor­tu­ni­da­des de aliar­se o fas­ti­diar­se. El jue­go cuen­ta, por tan­to, con los in­gre­dien­tes del éxi­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.