DOS CIU­DA­DES EN­LA­ZA­DAS

Za­greb es una ca­pi­tal vi­bran­te, con una es­ce­na noc­tur­na in­tere­san­te y un cen­tro his­tó­ri­co atrac­ti­vo y bien cui­da­do, don­de abun­dan las tien­das ex­clu­si­vas y las pro­pues­tas sor­pren­den­tes que na­da tie­nen que ver con los cí­cli­cos con­flic­tos bal­cá­ni­cos

La Vanguardia - ES - - NEWS -

A cier­tas ho­ras, al­gu­nas ca­lles de Za­greb pa­re­cen ver­da­de­ras pa­sa­re­las de mo­da, más que zo­nas pea­to­na­les. Es­ta afir­ma­ción se ha­ce es­pe­cial­men­te evi­den­te en ca­lles co­mo Ga­je­va, Mar­ga­rets­ka y Bo­go­vi­ce­va, don­de chi­cos y chi­cas se ex­hi­ben ata­via­dos con la ropa de más ra­bio­sa ac­tua­li­dad, emu­lan­do de al­gu­na ma­ne­ra la clá­si­ca ele­gan­cia de los mer­ce­na­rios croa­tas que, du­ran­te las gue­rras pru­sia­nas del si­glo XVII, ce­rra­ban los cue­llos de sus ca­mi­sas con ayu­da de un pa­ñue­lo. Tal vez lo hi­cie­ran por mo­ti­vos prác­ti­cos, evi­tan­do así el re­len­te que se co­la­ba por la pe­che­ra abier­ta, pe­ro cuan­do los fran­ce­ses lo vie­ron, con­vir­tie­ron el pa­ñue­lo en un com­ple­men­to in­dis­pen­sa­ble pa­ra los ca­ba­lle­ros. Los la­zos ori­gi­na­les de­ri­va­ron en pajaritas o cor­ba­ti­nes, y tam­bién en cor­ba­tas. Tan­to de unas co­mo de otras, po­de- mos en­con­trar un sur­ti­do ex­ten­so en tien­das clá­si­cas de Gorn­ji Grad (Ciu­dad ba­ja), por ejem­plo en Po­to­mac-Croa­ta.

Za­greb se desa­rro­lló en­tre los si­glos XI y XIII a par­tir de dos nú­cleos ge­me­los, Kap­tol y Gra­dec, uno al­re­de­dor de la ca­te­dral de San Es­te­ban y otro con la igle­sia de San Mar­co co­mo cen­tro. En el pri­me­ro se ins­ta­la­ron los clé­ri­gos, y en el se­gun­do, los ar­te­sa­nos, al­go que aún se per­ci­be al dar una vuel­ta por el cas­co an­ti­guo de la ciu­dad. Por cier­to que en el te­ja­do de San Mar­co, los azu­le­jos de co­lo­res di­bu­jan los es­cu­dos de Za­greb y Croa­cia.

La ciu­dad ba­ja y la al­ta se co­mu­ni­can por di­ver­sos tra­mos de es­ca­le­ras un tan­to exi­gen­tes y tam­bién con el pe­que­ño fu­ni­cu­lar de Us­pin­ja­ca, cons­trui­do en 1891, cuan­do era uno de los trans­por­tes más in­no­va­do­res del mo­men­to. En la par­te de arri­ba, la es­ta­ción se en­cuen­tra jun­to a la to­rre de Lotrs­cak, una de las me­jo­res ata­la­yas de Za­greb, don­de en la épo­ca me­die­val so­na­ba la “cam­pa­na de los la­dro­nes”, ad­vir­tien­do del cie­rre noc­turno de las puer­tas de la ciu­dad.

Un cie­lo tor­men­to­so so­bre la igle­sia de San Mar­co, con los es­cu­dos en el te­ja­do de Za­greb y Croa­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.