PRI­MA­VE­RA EN RO­JO

Las plan­ta­cio­nes de fre­so­nes de la pro­vin­cia de Huel­va pres­tan su co­lor a los cam­pos, anun­cian­do la nue­va es­ta­ción. Su sa­bor nos ha­bla del vien­to ma­rino que un día ten­só las ve­las de las na­ves de Co­lón

La Vanguardia - ES - - PUBLICIDAD - Tex­to Jo­sep M. Pa­lau Ri­be­ray­gua

La pri­ma­ve­ra lle­ga ade­lan­ta­da a Huel­va, gra­cias a la bo­nan­za de su cli­ma. En sus cam­pos, don­de la os­ci­la­ción tér­mi­ca ape­nas se de­ja sen­tir, la bri­sa agi­ta dos ma­res dis­tin­tos: uno, el de los ex­plo­ra­do­res de an­ta­ño; otro, el de los in­ver­na­de­ros que pro­te­gen el cre­ci­mien­to de su pre­cia­do fre­són. En to­tal son más de 7.500 hec­tá­reas las que se de­di­can al cul­ti­vo del fru­to en tie­rras onu­ben­ses; tan­tas, que pa­re­ce ex­tra­ño que sólo lle­ven cre­cien­do y dan­do tra­ba­jo a la pro­vin­cia des­de los años se­sen­ta, mo­men­to en que un empresario se­vi­llano de­ci­dió in­ver­tir ma­yo­res es­fuer­zos en la pro­duc­ción de aque­lla fre­sa ori­gi­na­ria de Ca­li­for­nia. La zo­na ele­gi­da pa­ra tras­plan­tar las pri­me­ras fre­se­ras es­tá al sur de Huel­va, don­de las desem­bo­ca­du­ras del Gua­dal­qui­vir y del Gua­dia­na rie­gan y fer­ti­li­zan una am­plia fa­ja en­tre Mo­guer, Palos de la Fron­te­ra, Lu­ce­na del Puer­to y Al­mon­te. Ahí se lo­ca­li­za tam­bién la pla­ya de Ma­za­gón, que es­tá vez ca­da vez más so­li­ci­ta­da pe­ro con­ser­va aún cier­to en­can­to agres­te, en es­pe­cial fue­ra de tem­po­ra­da. Lue­go ven­dría la ex­pan­sión de los cul­ti­vos ha­cia el oes­te, ha­cia Le­pe. Hoy tam­bién po­de­mos en­con­trar jor­na­le­ros re­co­gien­do fre­so­nes en zo­nas que que­dan más ha­cia el in­te­rior, co­mo Ro­cia­na o Bo­llu­los Par del Con­da­do. En to­tal, de aquí sa­len 250.000 to­ne­la­das anua­les de fre­sas co­mo me­dia, y aun­que bue­na par­te de las mis­mas par­te de in­me­dia­to ha­cia Fran­cia o Ale­ma­nia, en ca­sa se que­dan una can­ti­dad su­fi­cien­te co­mo pa­ra que ten­ga­mos ex­cu­sa pa­ra acer­car­nos y pro­bar allí la fru­ta de tem­po­ra­da re­cién co­gi­da. Las aves mi­gra­to­rias que re­ca­lan en el parque na­cio­nal de Do­ña­na son del mis­mo pa­re­cer.

Pla­ya de Ma­za­gón, en Palos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.