¿Qué ha­ce­mos con pa­pá?

La Vanguardia - ES - - SÍ PUEDES -

El pa­dre tam­bién tie­ne un pa­pel di­fí­cil. En una fa­mi­lia re­cons­trui­da na­die lo tie­ne sen­ci­llo. El pa­dre ha de es­tar pen­dien­te de sus hi­jos y de su nue­va pa­re­ja, de la que es­tá enamo­ra­do. Y su ac­ti­tud, en opi­nión de los ex­per­tos, pi­vo­ta en­tre dos ex­tre­mos: o so­bre­pro­te­gen a los hi­jos en de­tri­men­to de una ma­dras­tra que, en­ton­ces, pue­de sen­tir­se ex­clui­da de la re­la­ción, o le da to­do el po­der a la pa­re­ja, con lo que sus hi­jos pue­den sen­tir­se aban­do­na­dos. “El pa­pel del pa­dre es de­ter­mi­nan­te. ¿A quién apo­ya si hay con­flic­tos? ¿Es­toy a fa­vor o en con­tra de ella? Co­mo es ha­bi­tual, el com­por­ta­mien­to de­pen­de, en­tre otras cau­sas, del es­ta­do emo­cio­nal del pa­dre. ¿Qué le su­ce­de en es­tas si­tua­cio­nes? ¿La rup­tu­ra fue por su cul­pa? ¿El ni­ño, o ni­ña, ha vi­vi­do la rup­tu­ra de una for­ma con­flic­ti­va? En es­te ca­so, no es de ex­tra­ñar que el pa­dre quie­ra com­pen­sar­lo. Siem­pre, o ca­si siem­pre, el com­por­ta­mien­to más cer­cano, más ca­ri­ño­so y más afa­ble, es lo que me­jor fun­cio­na”, acon­se­ja Rai­mon Ga­ja, psi­có­lo­go y au­tor del li­bro Vol­ver a em­pe­zar (De­bol­si­llo).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.